Lecciones positivas extraídas de la Pastilla Roja

Curiosamente, todo esto tuvo consecuencias beneficiosas dado que ha incitado a las personas a preguntarse si están actuando correctamente. En concreto, algunos hasta se han atrevido a reseñar y mostrar curiosidad por ciertos puntos. De hecho, las preguntas que realizaron fueron constructivas e interesantes, y por eso traigo algunas hoy aquí.

Veamos qué pueden ofrecer las reflexiones de los compañeros. Otro dia traeré más.

La primera, cuestionada por PABLO:

En la pastilla roja, tu mencionaste esto:

*… Le aconsejaba paciencia, calma, prudencia, no apresurarse en sacar conclusiones, vivir las cosas en el momento presente y sobretodo TENER EN CUENTA A LA OTRA PERSONA, SUS TIEMPOS, RITMOS Y NECESIDADES PROPIAS, que él se estaba literalmente pasando por el ojete.

Lo que tu mencionas contradice en cierta medida, lo que se enseña en el mundo de la seducción. Como bien dice David X, “que no te importe lo que piensan ellas”.

Pero volviendo a lo que me interesa: estas hablando de ser empático con la otra persona, de entenderla…

Respuesta:

Por supuesto que contradice a lo que se enseña en el mundo de la seduccion… Aparte de que yo no vivo mis experiencias a través de ese mundo sino que VIVO LA VIDA, y la seducción es una parte más, una de tantas habilidades sociales susceptible de potenciar y desarrollar, una perspectiva más que sumarle si me apetece hacerlo; está el hecho de que si no te importa lo que piensan ellas vas a perder mas de lo que ganes.

Ahora, que eso cogido con pinzas y entendido de tal o cual manera se puede traducir en “no debe importarte si te dicen cosas extrañas sin venir a cuento, si te rechazan sin llegar a conocerte o si sacan una opinion errada sobre ti”. Y sigue sin gustarme del todo.

Aún en este caso es una idea peligrosa, pero ya es menos abierta a malinterpretar, porque es mas concreta. No me gustan la gran mayoria de las ideas que se transmiten en la comunidad de la seducción por esto mismo.

Aparte de estar erradas y siempre enfocadas desde el contexto de la seducción en sí (y por tanto, como todo lo relativo: condicionadas al hecho de buscar resultados y reacciones a tus acciones, dependiendo así de que haya resultados y que sean los que esperas y deseas), buscan enseñarte a recibir bofetadas de la vida y te hacen malgastar el tiempo MISERABLEMENTE…

Llevándote a generar mas demanda de los productos y servicios de quienes las defienden.

Preocúpate tan solo de lo que merezca la pena hacerlo: en este caso, si algo merece la pena es que se sienta cómoda, que confíe en ti y que se sienta segura y aceptada, no cuestionada.

Pero obviamente, esto no significa que soportes o sufras tratos vejatorios por agradarla o reconfortarla. Ni a una mujer, ni a cualquier persona.

Por tanto, es necesario encontrar un equilibrio… Que será más sencillo de encontrar si te colocan en un punto medio que si te mandan a un extremo radical y negativo.

Segunda pregunta, también de PABLO:
Ahora, este último comentario, va mucho de la mano con lo otro que quiero comentar-Aparte de ti, hay otra persona que me ha dicho esto, y es:

“DA, SIN ESPERAR RECIBIR NADA A CAMBIO”

Y esto lo mencionas en tu escrito, y como bien dices: hacer lo contrario, solo genera berrinches, pataletas porque no recibes lo que quieres.

Mi punto es, ¿cómo llegar a eso? ¿cómo llegar a DAR , SIN ESPERAR RECIBIR NADA A CAMBIO?

Respuesta:

Cuando uno tiene la certeza de que está haciendo su parte (y tan sólo la suya, dejando que los demás se ocupen de lo que les toca), de que lo que hace está haciéndose al pleno de sus capacidades, y está hecho lo mejor posible en su haber…

Obtiene ciertas satisfacciones: la del pleno rendimiento, la del trabajo bien hecho, y debido a éstas la del desapego de necesidad de aprobación o validación externa. Una vez alcanzado este desapego, la gente al contemplar el buen hacer y la diligencia de nuestras acciones, sobretodo si no persiguen un fin concreto ni tratan de forzar una acción dada… Mostrará aprobación y validación SIN QUE SE LO PIDAN.

Van Gogh tenía claro que su obra no tendría valor hasta su muerte, pero no por ello dejó de hacer lo que le gustaba: pintar sus cuadros. A día de hoy, es un artista de renombre mundial; y su obra de las más valoradas.

Bien, una vez tenido esto en cuenta es cuando sabes lo que, sintiéndolo, te lleva a actuar con la mentalidad de DAR SIN ESPERAR RECIBIR NADA A CAMBIO, porque pones tu ser en tu obra… Y el resto del mundo son meros espectadores, que una vez resuenan con esa vibración, manifiestan su respuesta… Sea del tipo que sea.

En este mundo no todo es perfecto, y como tal… Siempre hay seguidores y detractores.

Con estas dos preguntas, creo que hay suficiente por hoy… No quiero que nadie se atragante. Vamos a asegurarnos de digerir correctamente estos dos grandes bocados.

Sed felices, queridos míos.

Kheldar

5 comentarios en “Lecciones positivas extraídas de la Pastilla Roja

  1. ola de nuevo kheldar
    con respecto al punto 2 que habla de dar sin esperar recibir nada a cambio(ya sea aprobacion o un resultado)yo lo lei muchas veces este tipo de frases pero me cuesta en la practica llevarlo a cabo.
    por ej estas en una reunion con gente desconocida y te convertis en el centro de atencion(sin ser un cuenta chistes ), es una sensacion muy placentera y que disfruto a mil. pero otro dia vas a otra fiesta y no logras conectar con la gente y eso si me tira abajo y muchas me voy porque no me gusta nada
    un abrazo

    cristian

    • Buenas cristian j,

      Te echarían a los perros si te escucharan. Lo que me estas contando es algo asi como mezclar churras con merinas como se dice por mi tierra. El punto 2 no necesita de muchas explicaciones aunque es un tema muy en boga. Al parecer ha proliferado la idea y lo que implicaba (y lo que ahora implica).

      Lo que seguidamente señalas me parece de lo mas común (ya mencione sobre esto en varios escritos). Busca bien, aunque como decía no siempre funciona igual, ni se tienen los mismos hábitos. Lo curioso de este asunto es que la gente prefiera pensar que estar asi es posible siempre u bajo cualquier criterio del momento.

      Hasta otra!

  2. Pásate cuando quieras, Cristian.

    El comentario que hice sobre el tuyo es un tanto extraño y ambiguo, se queda incompleto porque sigue pistas en mi mente que no tienen por qué estar en la del resto.

    Actuar sin buscar nada a cambio no es lo mismo que actuar sin esperar recibir nada a cambio, y ambas cosas se diferencian porque si lo simplificamos a una palabra… Actuar buscando algo a cambio es oportunismo, manipulación, aprovecharse de la gente. En ocasiones no es malo actuar de ciertas formas esperando recibir lo mismo a cambio, pero llegan momentos donde actúas de tal modo que sabes que la otra persona reflejará lo mismo porque no perturbas su vida, sino que la enriqueces.

    Digamos que… Es como si te miras a un estanque. Ves tu reflejo perfectamente, pero de repente dejas caer algo que hace ondear el agua. Si tu imagen se distorsiona…

  3. Kheldar dice:
    Está el hecho de que si no te importa lo que piensan ellas vas a perder mas de lo que ganes.

    “Vaya, es muy cierto, de que me sirvio vivir un ligero romance con ella (sexo incluido), si no existe un vinculo fuerte con ella. A casi 2 meses, de haberla visto la ultima vez, no ha hecho el más minimo intento de buscarme, por lo cual puedo suponer que no deje huella en su vida, y eso no me gusta”.

    “No me gusta el hecho de no tener fuertes vinculos con las mujeres de mi vida”
    “De no terminar BIEN la relación”

¡Comentar es sexy! No temas compartir tu punto de vista; nos encantará leerte. =)