Alquimia Interna, la práctica de la inmortalidad

Entre las prácticas de la tradición taoísta podemos encontrar este singular concepto de la Alquimia Interna, utilizado para designar un proceso de refinamiento y evolución personal que lleva a “elaborar el elixir de la inmortalidad”. Esta práctica se conoce con el nombre de Nei Dan en chino.

El Nei Dan, gracias a sus métodos psico-fisiológicos, facilita a la persona la armonía de su cuerpo, de sus emociones y por lo tanto, de su vida; la paz y la serenidad que proporciona lo que los Antiguos llamaron “estar en acuerdo con el Cielo”.

¿Quieres conocer un poco mejor cómo funciona y qué es la Alquimia Interna?

Contemos con una descripción del concepto y los objetivos, citando desde Wiki Tai Chi:

El objetivo de la Alquimia Interna (內丹[術] Neidan[shu], « cinabrio interno [técnica] »), es obtener una Medicina Primordial (大藥, dayao) que transforme el Cuerpo Humano y lo retorne a su estado inicial (逆生, ni sheng) de Naturaleza espiritual (Xing, 性).

La Alquimia taoísta (金丹術) pretende obtener esta Medicina (yao, 藥) o Elixir (dan, 丹) mediante el refinamiento o destilación de substancias de una forma similar al proceso que transforma unos minerales en otros en la Naturaleza. En el caso de la Alquimia Interna, los instrumentos y las sustancias (yaowu, 藥物) empleadas para obtener el Elixir residen en el Cuerpo Humano.

En la Escuela de la Completa Perfección (全真, Quanzhen), estas sustancias son denominadas los Tres Tesoros (Sanbao, 三寶): Jing (精, Esencia), Chi (氣, Energía) y Shen (神, Espíritu/Mente). En un proceso de reversión (還, huan) las prácticas conducen a la reintegración de una sustancia en otra, en una escala ontológica cuya meta se fija en el no-ser (無, wu) o el vacío (空, kong).

La Alquimia parte de la teoría de la Mútua Correspondencia de Cielo y Tierra (天人相應, tianren xiangying) que contempla el cuerpo humano en paralelo con el universo entero. Según esta teoría, la naturaleza de un cuerpo humano constituye un pequeño universo que comparte sus elementos y reglas de movimiento, así en el mismo se pueden hallar equivalentes al al sol, la luna y las estrellas y el proceso de destilación de la Alquimia interna conduce a la emulación del movimiento de la Órbita cósmica.

Es interesante mencionar aquí las ideas sobre el origen y componentes del Universo… Ciertas tradiciones y creencias sostienen una trinidad que manifiesta los atributos de la creación, la destrucción y el equilibrio; por ejemplo y superficialmente hablando.

En la tradición taoísta, la trinidad se manifiesta en el universo como el Cielo, la Tierra y la Humanidad. También podemos observar la trinidad entre las energías: Ying y Yang, contenidas y balanceadas por el Tao. Dentro del sistema humano esta trinidad aparece como los Tres Tesoros de la Alquimia Interna arriba mencionados: la Esencia (jing), la Energía (chi) y el Espíritu (shen). Transformándose luego de nacer en nuestro cuerpo, respiración y mente respectivamente.

El proceso de refinamiento consiste entonces en la práctica de ciertos hábitos y actitudes que conducen a la transformación de dichas entidades y la integración de las mismas, de regreso al No-Ser o Vacío

Que es lo que permite establecer la Unión con la Totalidad.

De la multiplicidad a la simplicidad, la práctica le recuerda al Ser que es Uno con el Universo, una partícula del gran cuerpo cósmico. La simplicidad no es la facilidad del Ser Humano, ya que éste está implicado en una corporalidad y una emocionalidad que son a la vez atributo, a la vez obstáculo para la Unión e Integración con la Totalidad.

Al estar en acuerdo consigo mismo, en conexión consigo mismo, en una consciencia cada vez más aguda del Universo, de los 10.000 seres, de los demás seres humanos y de la naturaleza entera; sin miedo al desconocimiento entonces, el Ser Humano abandona sin esfuerzo sus reacciones instintivas relacionadas con las emociones terrenales en provecho de la comprensión permanente, de la ludicidad espiritual, de la conexión consciente.

Ahora que ya conocéis un poquito esta Alquimia Interna, tal vez comprenderéis por qué he decidido heredar el nombre para una vía de acción y pensamiento en la que podamos transformar nuestras vidas, empezando por refinar y transformar los Tres Tesoros.

Algunas personas me han preguntado ya por ese detalle en la información sobre mis cursos y talleres que habla de un “Programa de Inmersión”. Es a esto a lo que me refería aquí, y estoy guardando todavía mucho del pastel. Pero os comparto un trozo.

~~~~

Prácticas que se acometen durante el Programa de Inmersión

Personalmente, dudo mucho que aborde (al menos por ahora, mientras no las conozca en profundidad) las prácticas de Tai Chi o de Qi Gong. Dichas prácticas son una de las maneras de transformar la Esencia, si bien tengo entendido (y vivido) que no son la única.

Pero, sin embargo, sí que voy a proponer ciertos ejercicios y juegos basados en el desplazamiento de la conciencia y del foco de atención; para fomentar la percepción completa del organismo y ayudar a desarrollar la Esencia mediante la propiocepción.

También mediante esos ejercicios y juegos (meditación y visualizaciones principalmente), abordaremos el asunto de la Energía y el Espíritu… Si bien aquí, nos vamos a centrar en el acceso a la conciencia profunda y la relajación completa del cuerpo y la mente.

Una vez se ha logrado el acceso a dicha relajación y conciencia profunda, se pasará a la búsqueda y énfasis de los propios recursos para lograr nuestros objetivos.

~~~~

Quiero hacer notar que éste NO ES UN PROGRAMA DE ALQUIMIA INTERNA TAOÍSTA; con lo que no abordaremos este concepto en el mismo sentido que lo hacen ciertos programas que sí son de alquimia taoísta, por ejemplo, el del Centro Wutang.

Dicho todo esto, ha sido el inicio. Ya hablaremos con más profundidad sobre el tema.

Abrazos,

Kheldar

2 comentarios en “Alquimia Interna, la práctica de la inmortalidad

  1. Estimado Keldar:

    Acabo de dar con este artículo tuyo por casualidad. Concretamente, lo he encontrado después de tirarme un rato navegando por tu página. La verdad, es que la Alquimia como la expone el Tao Te Ching y el concepto de la vacuidad propio del no ser son dos cosas que no son fáciles de comprender al principio. Yo todavía sigo intentando comprender la esencia de lo que representan. Para ello, no hay nada mejor que reflexionar uno mismo y compartir opiniones. Por eso, me gustaría saber qué representan para ti estos conceptos: Alquimia y la vacuidad propia del no-ser.

    Recibe un cordial saludo.

    P.D.: Creo firmemente que te gustaría el libro de “Las meditaciones de Marco Aurelio”. Te asombrarías al ver cómo los antiguos tenían una visión del mundo bastante parecida, en términos generales, y cómo en la actualidad somos incapaces de reconocernos a nosotros mismos.

    • Saludos Edu, y gracias por pasarte por esta casa.

      Te recomendaría que te preocupes menos de comprenderlos y más de aceptarlos. Alquimia es uno de los intentos más antiguos para comprender y traer la transformación a este mundo, y el vacío es el vacío. Cada uno tiene su propia esencia y ambos comparten un espíritu de generatividad en potencia… Pero esas son cuestiones que uno debe poder ver por sí mismo.

      Buscaré el libro que me recomiendas, probablemente me acabes de regalar unas cuantas horas de diversión.

      ¡Saludos!

¡Comentar es sexy! No temas compartir tu punto de vista; nos encantará leerte. =)