Fluidez aplicada (2): Vivir lo más cerca posible del presente; ¿posible o desquiciado?

Descubramos juntos la capacidad para facilitar un estado próximo a la atención plena, gotapara optimizar la condición de alerta en reposo (zanshin, en japonés).

Pero antes, unos antecedentes… Esta mañana tenía puesto el canal National Geographic, donde un señor llamado Jason Silva presentaba junto a Apollo Robbins (en un programa que habían bautizado como Brain Games) una serie de juegos de percepción e ilusiones ópticas en las que los espectadores eran invitados a participar también.

Todo lo que se demostró a lo largo del programa servía para evidenciar que nuestro cerebro es aficionado a conservar como herramientas de percepción unas facultades tan útiles como interesantes: reaccionar ante un movimiento aparente y predecir la trayectoria del objeto que vemos que se desplaza. De acuerdo a su matiz biológico, estas capacidades nos hubieran servido para poder defendernos contra posibles peligros.

Y no sólo defendernos, sino prevenirlos y salir bien parados de ellos.

De acuerdo a lo expuesto, contar con estas capacidades es lo que nos permite frenar a tiempo el coche o golpear una bola rápida en movimiento. Y de hecho, la predicción de estados futuros es una capacidad extensible a todos nuestros procesos cognitivos.

¿Qué quiere decir esto?

Pues que lamentablemente, debido a nuestra configuración biológica no somos capaces de vivir en el presente como tal entendido.  Ello produciría un atasco de información tal que no podríamos hacer otra cosa que no fuera colgar el cartel de sobrecarga del sistema, ganchillovideojuegoy nos veríamos efectivamente sin capacidad para reaccionar.

Afortunadamente, el ser humano se ha dotado a sí mismo de medios para entrenar y mejorar su empleo de estos mecanismos. El más abundante, y de hecho mi favorito, es el de los videojuegos. Esta fuente de ocio y diversión terminó por incluir una maravillosa dosis de potencial para alimentar nuestro desarrollo.

Tomando como base a Robert Gagné y su teoría del aprendizaje, podemos certificar que se obtiene un aprendizaje significativo del uso de videojuegos en aspectos como estos:

  • Destreza motora: repetición de ciertos movimientos que con la práctica cristalizan en experiencias obtenidas. Esto es más habitual desde la aparición de los entornos virtuales; y es el enfoque principal de PS Move, Kinect de Xbox y la Nintendo Wii.
  • Información verbal: que además tiene varias características importantes, a saber; el emisor múltiple (más evidente dentro de las escenas animadas, donde se conoce la situación por medio de interacciones entre los personajes que se manejan con personajes no jugables, y a la vez, con lo que ocurre en el entorno donde se encuentran), el canal múltiple (oral y escrito) y el código múltiple (que tenga el audio y los textos en inglés o en japones, y cuente con subtítulos en castellano, por ejemplo). Su importancia radica en que se ha de captar y procesar adecuadamente el contenido verbal del juego para poder avanzar en el mismo.
  • Destrezas mentales: destacan la coordinación entre percepción y acción (base fundamental del sistema de juego), la conexión de información creando mapas de conceptos con su propia red de significados, y la creación de estrategias de acción.
  • Estrategias cognoscitivas: al propiciar una mayor atención, concentración y memorización; están potenciando nuestra capacidad individual para aprender.
  • Actitudes: debido a lo usual de la existencia de una ética de juego moral y responsable. Ejemplos de ello son el respeto a otros jugadores, o la colaboración y el trabajo en equipo para superar objetivos o desarrollar partidas.

El mejor ejemplo que se me ha ocurrido para ello, por el momento, es la serie de videojuegos Assassin’s Creed. Y me gustaría mostrarlo con un vídeo que contiene todos los trailers cinemáticos de la serie… A ver cuántas personas son capaces de ver todos estos aspectos que he mencionado hasta ahora en la dinámica de juego que muestran:

Volviendo a los beneficios que aportan, y justificando la elección del ejemplo…

Podemos citar también un caso más específico, como es el estudio que llevó a cabo Greenfield en el año 2000 para investigar el aprendizaje producido en infantes de 12 a 16 años que usaban videojuegos de aventuras.

Sus principales conclusiones detallaban que:

  • Aumentaban las estrategias de lectura visual de imágenes y de lectura del espacio tridimensional.
  • Ayudaban a trabajar el aprendizaje por observación y la verificación de hipótesis.
  • Facilitaban la comprensión de simulaciones científicas.
  • Incrementaban las estrategias para recibir y procesar información recibida de varias fuentes simultáneamente (procesamiento en paralelo).
Y si no me apetece usar videojuegos, ¿qué puedo hacer?

Como ya he dicho, los videojuegos eran solamente mi favorita, pero no la única forma de potenciar el aprendizaje. ¿Quieres una lista de opciones más abundante? Piensa entonces en actividades como la danza, la gimnasia, la práctica de cualquier deporte o arte marcial, y la meditación…

Sin duda, todo el que tenga una mínima idea al respecto lo sabe.

graf4

Una chuletilla para que todos aprendamos mejor… De la parte más baja a la más ancha: aprendizaje por estudio/absorción de la información (10 al 40%), aprendizaje por comprensión (50 al 80%), aprendizaje por acción (90%) y aprendizaje significativo (100%).

Hay muy pocas opciones para los que no quieran salir de la cama… Por no decir ninguna. Todo lo que tiene que ver con desarrollo nos exige esfuerzo, creencia y conocimiento.

En concreto, nos exige creer que nuestro esfuerzo valdrá la pena y producirá un conocimiento útil que podamos contrastar con el que obtenemos, para así crear aquello que nos nutrirá y nos convertirá en personas de provecho (o en individuos funcionales).

Y ahora, responderé a la pregunta que seguro que te llevas haciendo desde que empezaste a leer este texto y te has encontrado que casi no tiene relación con su título…

Vivir lo más cerca posible del presente es una cuestión peliaguda.

Cuando decimos “lo más cerca posible”, para unas personas puede significar “en atención plena”. Para otras, estaríamos haciendo referencia más bien a lograr un despertar, a la iluminación, a una hiperconsciencia o algo semejante.

Y mi consejo sería que nos acerquemos a los medios que ya he mencionado en la proporción que más ajuste con esa forma de ser tan peculiar de cada uno. Que más felices nos haga, y que mayor satisfacción produzca en cuanto al fin de “vivir en el presente”.

Aparte de eso, un último consejo… Mirad antes de cruzar la calle. 😉


Si quieres mantenerte al tanto de mis avances, haz click en “Me Gusta” en la página de Facebook (tienes un acceso rápido en el lado derecho del blog). Así podrás:

  • Recibir actualizaciones sobre mis libros, mi blog y otros contenidos.
  • Participar en concursos y otros eventos que organice.
  • Compartir tus intereses y crear relaciones con gente afín.

Para aumentar la calidad de tu Experiencia LVEF, puedes también:

  • Leer las entradas del blog para conocer y practicar la Alquimia Interior.
  • Invitar a tus amigos a esta plataforma para acompañarte en tu transformación.
  • Participar con tu opinión y sugerencias. ¿Cómo podemos ayudarte mejor?
  • Suscribirte al blog para recibir en tu bandeja un aviso con cada nueva publicación, y un PDF de regalo. Puedes hacerlo desde la esquina superior derecha del blog.
  • Contactar a través del Social Media. ¡Queremos saber sobre ti!

Por favor, si te ha gustado esta entrada, considera:

  • Puntuarla – Para que pueda conocer cuánto te ha gustado.
  • Comentarla – Para que con tu opinión sigamos creando inteligencia colectiva.
  • Compartirla – Para que otras personas puedan beneficiarse y disfrutarla.
  • Recomendarnos – Para seguir creciendo y avanzando junto a ti y los tuyos.

Muchísimas gracias por tu atención, compañía y colaboración.

Un abrazo, y vuelve cuando quieras.

Kheldar

¡Comentar es sexy! No temas compartir tu punto de vista; nos encantará leerte. =)