Lenguaje Corporal: Detalles sobre la cabeza y el rostro en general

Continuando la serie sobre el Lenguaje Corporal, haremos una exposición ligera de lo que pueden representar los signos más fácilmente visibles, puesto que personalmente no soy un experto en microexpresión facial. Veamos pues ligeramente por encima la cara y cabeza, y lo que nos pueden decir.

Paul in bathroom mirror by http://downbytheriver.deviantart.com/

En el lenguaje no verbal en general influye en especial la siguiente lista, empezando por la cara y sus elementos y siguiendo por el resto del  cuerpo:

– Ojos/mirada: Una persona capaz de mantener la mirada causa el magnetismo que pertenece a la seguridad en uno mismo. Los cruces de miradas, son intensos por eso mismo. Muchas veces con una sola mirada ya puedes saber si te merece la pena acercarte o no a una persona.

Al mismo tiempo, la forma de retirar la mirada tras un cruce, deja un rastro de impresiones sobre la otra persona. Tener los ojos entornados, por alguna razón, resulta encantador para muchas personas. Mirar hacia abajo mientras se retira la mirada puede hablar de una persona reflexiva, modesta y tímida.

También están las claves de acceso ocular, que indican los recuerdos de imágenes, sonidos y sensaciones o bien la creación de los mismos en tu mente. Este es otro tema, se tratará en profundidad más adelante.

– Boca/labios: La boca es como el polvo de altas esferas para mucha gente, un preludio de lo que puede ocurrir abajo. Es por eso que tiene una connotación sexual evidente, y también por qué una sonrisa es bella, y una buena sonrisa seductora. Jugar con la lengua con sutileza es un punto a favor. Sutileza significa como si saborearas un resto de tu bebida en los labios, no como si intentaras lamerte las cejas, un poquito de por favor. En cuanto a las sonrisas, la sonrisa ideal es una que demuestre su sinceridad, y al mismo tiempo denote picardía y desafío, sin dejar de ser cordial por ello. Eso si, olvídate del “dientes dientes“, porque a veces sacar toda la dentadura y las encías… No le sienta bien a todo el mundo, digamos. La famosa sonrisa de medio lado hace estragos.

– Cabeza: La cabeza en general puede hablar de la atención que estás prestando. Ocultar los ojos o la boca tras las manos puede indicar cansancio o incredulidad. La inclinación de la misma habla del nivel de atención que prestas, y generalmente se interpreta que una persona con la cabeza ligeramente ladeada y ofreciendo las venas del cuello está más receptiva a lo que le dice la persona que tiene delante, puesto que habla de “estar abierto y confiado, no ocultar nada” (gesto conjunto a otro de las manos). La inclinación hacia la persona que habla o hacia atrás habla también de la atención que prestan a lo que se dice, mas que a la persona que lo dice.

Hasta aquí la exposición sobre la cabeza y la cara, el consejo ahora que has leído esto es que no lo dejes en una lectura. Fíjate de manera consciente cada vez que mantengas una conversación, o incluso en las conversaciones ajenas para practicar.

Y con el tiempo dejarás de fijarte conscientemente, igual que cuando aprendes a conducir, para pasar a fijarte inconscientemente y conocer en consecuencia lo que te transmiten con ello. Pero claro… No lo dejes estar para más tarde. Empieza desde ya.

Esta serie continúa con el resto del cuerpo en el siguiente artículo.

Bienvenidos al Camino,

Kheldar

¡Comentar es sexy! No temas compartir tu punto de vista; nos encantará leerte. =)