Demasiado ripio sobre la veta

Yo también disfruto de los refranes, y este de “demasiado ripio sobre la veta” me llamó mucho la atención. Siendo la clase de persona que gusta de las perlitas de sabiduría, me lo guardé.

Y cómo no… Terminé por escribir algo sobre ello.

Algo tan simple como la frase “demasiado ripio sobre la veta” da para pensar mucho…

Es un dicho curioso que tal vez se entiende mal sin su contexto, así que ahí lo dejo.

Se trata de un refrán enano que encontré en un libro de la saga de Drizzt Do’Urden. Habla de cuando uno sigue haciendo algo más allá del punto en que tiene sentido hacerlo.

Es decir, de cuando nos hemos obsesionado tanto con hacer algo que ya no atendemos a todo lo demás. Y para colmo, de cuando no dejamos de hacerlo por temor a lo que pueda pasar.

A mí me hace pensar en algo que aparece varias páginas después, y que citaré aquí.

Un personaje de esa novela nos dice:

En cualquier análisis honesto, el cambio es la base del miedo. La idea de algo nuevo, de algún paradigma que no resulte familiar, es algo que supera nuestra experiencia tan completamente que ni siquiera podemos predecir adónde nos llevará. Cambio. Incertidumbre.

Siento decirlo, pero el texto de hoy abre muchas preguntas y no se para a responder ninguna.

Antes bien, te pide que reflexiones y aportes tus propios argumentos a esta idea…

Para ver tu predisposición al cambio en una escala de producción, más que nada. Y para hacer inteligencia colectiva.

Cuéntame, si lo deseas, lo que te inspira este refrán y esta forma de escribir en mi blog.

¡Comentar es sexy! No temas compartir tu punto de vista; nos encantará leerte. =)