Del acoso a la Autenticidad (o de por qué nunca vas a sentirte a gusto entre personas que se autoengañan cuando tú quieres claridad para tu vida)

Una de las estrategias que muchas personas tienden a utilizar es la de copiar -”modelar”- las maneras de otras, con la falsa creencia de que esto les ayudará en su camino de autodescubrimiento y en su búsqueda del éxito.

Pero esto en realidad es muy peligroso, porque se produce una desconexión contigo mismo. Si lo hiciste, recordarás que empezaste a probar de todo y que tu única intención era encajar como fuese, sin más. Encajar y punto. Sigue leyendo

¿Cuándo debe entrar en juego la sinceridad en una relación?

Este año me estoy entreteniendo en volver a ver todas esas series que me gustaban en épocas pasadas y comprobar si me producen las mismas emociones que recuerdo.

En muchos casos, experimento cosas más intensas y elaboradas que cuando las conocí por vez primera. Veo cosas que antes no veía, tal vez porque no era consciente de ellas y no tenían un lugar en mi foco de atención. No me provocaban ninguna respuesta porque no había nada donde pudieran arraigarse. Pero ahora al parecer lo hay.

Este mes le ha tocado el turno a Miénteme, y en menor medida a El Mentalista.

FB_IMG_1501335402945 En ambas, una persona con increíbles dotes de observación y análisis las emplea para deducir y resolver la culpabilidad en casos criminales. Y casi siempre lo hace dictaminando quién dice la verdad y quién miente (obviamente).

Por eso, y por otras razones, el tema del día será cómo y cuándo abrir la caja de Pandora. No te pierdas esta entrada por nada del mundo. Especialmente si bailas en el límite entre sinceridad y sincericidio. Sigue leyendo

Conseguir sin Perseguir (2)

Esta mañana me he levantado con ganas de responder a una de las preguntas que más tiempo llevo recibiendo. A estas alturas, todo aquel que me ha leído sabe que en mi particular concepción de las relaciones y en la forma en que las trato en mis escritos y en mi vida, siempre digo que no busquemos la atención de los demás.

IMG-20130419-WA0001Es más, me he hartado a repetir que no se hagan “abordajes”, que no se intente ser ingenioso, ni llamativo, ni único, ni diferente… Sino que una persona se limite a estar ahí y vivir la vida expresándose con honestidad, siendo auténtica y no un mono de feria… Y vea lo que tiene ante sí.

Parece ser que algunas personas encontraban flecos sueltos en esta explicación que doy, que por raro que les parezca a todos ellos, es precisamente lo que hace que tenga más atención de la que se puede manejar… Aunque no vaya por el mundo siendo indiscreto al respecto, como los personajes que intentan hacerse notar con la excusa de que otras personas les dan la atención que buscan y creen que eso les hace unos seductores.

Conseguir la atención de otra persona es mucho más sencillo, y no tiene nada que ver contigo… Pero tiene todo que ver con la otra persona. Permite que te ilustre. Sigue leyendo

Para ti, para mí, y para nadie en concreto

Como siempre, tiendo a decir lo que pienso y siento de la manera más abierta, directa y honesta que soy capaz… Por supuesto, todo lo que expreso de esta forma pasa por la criba de la realidad: si no es cierto, me lo callo. Ni finjo, ni maquillo, ni me disfrazo por agradar.

Demasiado decepcionan ya las expectativas, como para ayudar yo con el engaño.

Demasiado decepcionan ya solitas las expectativas, como para querer yo formar parte del engaño.

¿Quieres saber por qué lo hago?

Es una respuesta escandalosa, la que pertenece a esa pregunta.

Porque es lo único que verdaderamente “funciona” para estar cerca de los demás. Y como ventaja añadida, está el hecho de que me expresa a mí, y no a otra cosa.

Con lo que he dicho ya, si quisiera, podría terminar este escrito con apenas cien palabras… Aunque ambos sabemos que no es mi costumbre quedarme tan corto. De todas maneras, no quiero extenderme más de lo necesario… Pero añadiré algo, bastante importante para mí… Y tal vez para ti. Sigue leyendo

Sutileza y Discreción

No es que yo sea la persona más sutil y discreta que se haya visto jamás, pero soy consciente de la grandísima importancia que tienen estos dos valores en cada una de nuestras acciones y relaciones con los demás.

Hombre Alfa: adiós al "macho" Alfa, por PatrioDemasiadas veces hemos visto ejemplos de personas poco sutiles y poco discretas, con unas actitudes entre hostiles y presuntuosas… Y con un curioso interés por lograr llamar la atención a los demás sin que parezca que lo intentan demasiado.

En especial cuando nos acercamos a ciertos sectores de la industria de autoayuda; donde se invita y anima a las personas a convertirse en lo descrito en el párrafo anterior para obtener aquello que quisieran; y también a hacerse pasar -asumir esa mentalidad, lo llaman- por personas con abundancia de opciones, en busca de una suerte de relación mágica simpática al estilo “lo similar atrae lo similar”.

Pero eso no es lo peor. Últimamente he podido ver en Facebook a personas que andan subiendo fotos de sí mismos (en algunos casos se ve que son ellos mismos, en otros te lo tienes que imaginar o suponerlo) en situaciones íntimas con otras personas. Creo que no hace falta ser un genio para averiguar qué clase de llamada de atención es esa y a quién se dirigen los reclamos que envían… Pero también creo que si es así, es por algo

Somos nosotros mismos los que hemos llegado a estas situaciones.

Sigue leyendo