Segunda Pastilla Roja: de la seducción de libro y sus consecuencias.

Esta segunda pastilla roja debo ponerla a disposición del público para que podáis obtener ciertas conclusiones que imagino venís persiguiendo desde hace tiempo, porque esta situación la habéis pasado todos alguna vez que otra si venís de la llamada comunidad de la seducción sea cual sea el maestro. Aunque hay menos posibilidades si seguiste las enseñanzas de Zan Perrion, o gente en esta onda.

Los cuales de hecho, de por sí no se consideran parte de esta comunidad/industria aunque saben que son susceptibles de ser catalogados como pertenecientes o integrantes de la misma, y aprovechan algunos de los términos acuñados por la misma.

Pero la razón principal se debe a un escrito del blog Seducción y Superación de David del Bass, uno de tantos advenedizos que sacan tajada de la industria del ligue y tienen doble rasero en cuanto a ganar dinero se refiere.

Vayamos pues a ver lo que nos cuentan dentro.

El artículo mencionado es el correspondiente al lunes 24 de enero, nombrado como “El Síndrome de la Seducción”, y las declaraciones contenidas en el mismo.

Os recomiendo leerlo (haced click aquí para ir allí), y despúes venir a continuar la lectura puesto que lo que sigue a continuación es un comentario que hice en esa misma entrada, pero que fue borrado y voy a recuperar para vosotros aquí, ya que lo transmito abiertamente para que no se pierda.

No creo que sin una cosa pueda entenderse correctamente la otra.

¿Ya estáis de vuelta? Bien, continuad leyendo:

—-

Yo solamente voy a decir una cosa.

En mi caso particular, el período que he pasado acercado y conociendo los contenidos y materiales de la comunidad de seducción -puesto que como sabréis y entenderéis, no se puede (o más bien no se DEBE) criticar algo que no se conoce y no se ha evaluado nunca- ha sido visto con escepticismo, miedo, burlas e insatisfacciones en general. La primera vez que supe algo sobre el tema fue allá por 2005, y no me interesé especialmente pero me pareció interesante investigar pequeñas pistas de herramientas de autoayuda y mejora personal que aunque mal explicadas y peor utilizadas, pudieran servir(me).

Con un poco de tiempo pasó a la aceptación general como una “neura” de las mías (tengo bastantes, la verdad). En ese momento comenzaron a interesarse por dos cosas: lo que estaba viendo y conociendo; y lo que yo mismo pensaba sobre este aspecto (nótese una marcada diferencia entre ambas cuestiones).

Bien pronto, comencé a rechazar todos los materiales teóricos puesto que una evaluación distanciada (por mera prudencia) y sin la mentalidad de necesitar esto para algo (ni la de no necesitarlo, quiero aclarar) me permitió descubrir ciertas cosas sin llegar a implicarme demasiado… Es decir, siendo totalmente imparcial.

Me ubiqué en un punto muerto promediante entre todos los puntos de vista posibles que me permitiera verlo todo desde una perspectiva global y centralizada. Lo que ví no me gustó para nada: lo ví en un 80% de los casos antinatural, forzado, y peligroso por ser MUY susceptible a malinterpretaciones.

Todos los contenidos intentan simplificarse al máximo y al mismo tiempo precisan de montones de explicaciones y deconstrucciones complementarias análogas al planteamiento inicial para ser entendidas de una forma realmente constructiva y enriquecedora para el usuario de las mismas.

Después fue cuando comencé a mostrarles a las personas (cercanas a mí o no tan cercanas) lo que eran estas cosas… Siempre, y remarco, SIEMPRE ante las preguntas de las personas que de ello sabían. Es decir, como siempre me han interesado los temas del desarrollo personal, psicología, sociología, filosofía, auto-ayuda, etc… Podemos decir que todo el mundo que me conoce, sabía de mi tiempo dedicado a conocer estas cuestiones. Y por tanto terminaban preguntando de una forma o de otra, y conociendo estos temas.

En la línea de tiempo actual, me encuentro con que todas las personas (especialmente las mujeres) que me conocen AGRADECEN que no siga ninguno de los métodos y corrientes de la seducción; alegando que son métodos irreales, con creencias erradas que solo conducen a la pérdida de tiempo y malgasto de esfuerzos que podrían emplearse mejor en otra cosa que no sea “llevarse hostias simbólicas para cambiar”. Y que no me dedique a transmitir estas cuestiones a los demás en ese sentido.

También aderezan esta opinión diciendo que las personas que se acercan a esto acaban convertidos en personas machistas, egóicas -de ego exacerbado (abundancia de ego por encima de la presencia necesaria del mismo)-, soberbias y altaneras, arrogantes y despóticas, cuya única opinión válida es la suya propia y cuyo respeto sólo va hacia aquellos que fundaron los métodos a los que se integran ellos mismos… Y en ocasiones ni eso. Si el gurú inicial los defrauda, le rechazan y atacan, y se buscan otro(s).

Por mi propia experiencia, y por la relación mantenida con personas inmersas en aproximaciones pseudocientíficas al concepto del seducir; he podido ver a muchas de estas personas acabar desarrollando trastornos psicopatológicos al estar en contacto con la así llamada “seducción”.

Una idea de “seducción” y de “desarrollo personal” que incita a todo el que quiera seguir sus instrucciones a dejar de lado su esencia y su autenticidad, para tratar de conectar con los demás fingiendo tener ciertas cualidades personales con la esperanza de que fingirlas acabe por despertarlas en las personas que interpretan la farsa y se logre así que finalmente desarrollen las capacidades, habilidades, experiencias y confianza que fingían tener.

Este concepto es la falta de respeto más autodestructiva que he visto jamás, afirmo en base a todo lo que he visto a lo largo de más de ocho años… Y a las experiencias que me han compartido personas (mujeres y hombres por igual, en gran cantidad) que oscilan desde apenas haber conocido recientemente esas corrientes de pensamiento, como a aquellos que intentaban librarse de ellas después de cierto tiempo en contacto (entre seis meses y hasta once años, en concreto).

En concreto, he visto cómo terminaban por convertirse en neuróticos (necesitando desarrollar conductas repetitivas y en muchos casos inadaptativas), manipuladores (usando conscientemente esta conducta sin sentir remordimientos, ocupando un lugar central en sus relaciones: dan poco y piden mucho), paranoicos (desarrollando una tendencia a pensar que el mundo ha conspirado contra ellos para que no tuvieran el éxito que merecen y que aun después de esto, el mundo seguirá estando en contra de que consigan sus objetivos), narcisistas (acaban exagerando su grandiosidad, desarrollando una necesidad de admiración y una falta de empatía que deriva en una vida preocupada más por su actuación y el RECONOCIMIENTO de sus acciones que por las CONSECUENCIAS derivadas de las mismas), y adictos a la “industria de seducción” (en forma del consumo de materiales bibliográficos o audiovisuales, y la posterior aplicación o puesta en uso de los contenidos de dichos materiales).

Desde luego que esto que menciono no priva a los arriba llamados farsantes de ser en realidad personas excelentes: de hecho, pueden ser inteligentes, encantadores, muy coherentes, muy congruentes, y socialmente muy aceptadosPero lo gracioso del asunto es que A PESAR DE SERLO, siguen pudiendo desarrollar esas patologías

Cuestión que, de hecho, revela que son razones éstas por las que a menudo esas sutiles características que denotan ese tipo de trastorno, pasan inadvertidas a la mayoría de las personas del entorno cercano al sujeto…

Hasta que dicho sujeto comete un desliz imperdonable o algo le derrumba la fachada de buena persona.

En resúmen… Esto es lo que podemos encontrar hoy en día en la comunidad de la seducción, y no me extraña nada que ninguna mujer que se precie de serlo… Que se pueda llamar a sí misma MUJER en mayúsculas, actúe con cautela y recelosa ante esa declaración. Y rezad porque no les dé por investigar y empezar a buscar los patrones por los cuáles os estáis intentando guiar en la relación con ella… (Creedme cuando os digo que probablemente lo haga, y os los eche en cara.)

Porque aparte del descojone que puede tener viendo cómo intentáis algo que ELLA YA CONOCE (porque lo habrá leído), toparéis con las contínuas contradicciones a las que os veréis sometidos… Los obstáculos constantes y cada vez más insuperables… La práctica nulidad para poder mostrarse abiertamente sin generar desconfianza…

Y el estar SIEMPRE bajo sospecha de ser artificial.

De hecho, puedo decir con total libertad que conozco casos de mujeres que, sabiendo esto, aprovechan para divertirse a costa de los pobres muchachos que intentan esos artificios con ellas, desbaratando a propósito su juego y preguntando constantemente cosas del tipo “¿en qué fase dices que estás ahora?”, “¿de qué método sacas esto que me dices?”… O incluso, ya en un punto realmente sarcástico, llegan a aleccionar al chaval diciendo cómo puede hacerlo mejor para otra ocasión… Tanto si sigue un método como si no lo hace.

Admiten abiertamente que si fueran más honestos y auténticos con ellas, otro gallo cantaría (y más si el muchacho es del tipo que les gusta), pero dada la ocasión se divierten de lo lindo. Pocos podemos resistirnos a hacer la gracieta en esos casos… Y más teniendo en cuenta cómo llegan a ser algunos (véase el artículo Cuando la gente peca de Soberbia).

Pero bueno… A ojo de buen cubero, esta es más o menos mi verdad, mi punto de vista de una realidad que está ahí para quien quiera observarla. Desde luego, puede que otros en otra situación puedan contradecirme, rebatirme o incluso tratar de demostrarme lo contrario. Ya he dado una opinión, debidamente basada y fundamentada. El resto no me preocupa lo más mínimo ya que cualquiera con sentido común se da cuenta sólo.

Bueno, yo solo os invito a hacer la prueba. Esta es la prueba:

Exponed cualquier material de la comunidad del cual os sintáis orgullosos y penséis que es valioso, enriquecedor y constructivo. Eso sí, mostrádselo tal cual es; no tratando de hacerlo quedar elegante con el cuento de que es para un desarrollo personal (que no es tal, puesto que convierte todo en excusas para “ser más atractivo”, en vez de razones para estar bien contigo mismo y ser feliz), o para crear mejores relaciones entre hombres y mujeres; porque en realidad el único que sale beneficiado ahí es el gurú al que le compras el método. El hombre tiene como mucho un rato de sexo vacío, y la mujer tres cuartas de lo mismo (junto a la sensación de haber sido utilizada).

Mostrádselo sin maquillarlo a cualquier mujer de vuestro entorno, inclusive una que sea muy cercana a vosotros… Y observad su reacción.

Es más, después de la misma tened huevos (sí, tened huevos; porque en la práctica totalidad de los casos lo ridiculizará y se ofenderá por la falta de realidad, objetividad y sinceridad de lo que hay expresado en lo que le mostráis) a decirles que es algo en lo que depositáis esa confianza y esa credibilidad que defendéis en Internet.

A ver qué ocurre entre vosotros después.

Abrazos, señoras y señores.

Kheldar

Nota para lectores: Debido a las polémicas que puede suscitar -y a las ampollas que al parecer ya ha levantado- este escrito, las respuestas al mismo quedan al escrutinio de la moderación de comentarios. No se publicará ningún comentario con intenciones ofensivas o perturbaciones, provocaciones, insultos velados o cualquier clase de cuestión que se desvíe del tema y no tenga fines constructivos.

Es mi opinión particular que cualquier cosa, debidamente usada, puede reportar un beneficio. No obstante, me ha dado tiempo de sobra para ver que aquí el único beneficio lo sacan ellos al tomar a la gente que acude a ellos el pulso y la bolsa. Beneficio obtenido además, a través de manipular y alienar a quienes se dejan entusiasmar por sus idealismos y utopías comerciales.

Aquel que tenga oídos, que escuche.

28 comentarios en “Segunda Pastilla Roja: de la seducción de libro y sus consecuencias.

  1. Pues chico, yo lo he hecho, se lo he comentado a varias mujeres y todas ellas se mostraron curiosas e interesadas, y me dijeron que les parecía interesante.

    Es más, una vez conocí a una chica con la que tuve algo y, al segundo día de conocerme descubrí que ella conocía la seducción y había leído algunos libros que yo también había leído, incluso alguno que no había leído yo, y hablábamos muchas veces sobre todos los aportes positivos que se encontraba en esto.

    Como ves hay de todo, y pienso que tú eres de todo menos objetivo ^^ En mi opinión tienes un recelo y rechazo irracional hacia este mundillo, pero bueno, para que sepas que porque hayas conocido a dos chicas que hayan tenido malas experiencias con chicos que conocían esto no tiene nada que ver. En la comunidad de seducción hay mucho rarito, friki e ido de la olla, y eso no es culpa de la seducción en sí, si no que es normal que algo que trata las relaciones sociales y las mujeres atraiga a mucho “inadaptado social” ;P

    • Señor mío, le saludo con falta de entusiasmo.

      Vaya, vaya. Me resulta extraño verte por aquí pero no me sorprende. Tenías que asomar más tarde o más temprano. Verás… Me parece realmente curioso que hables de carencias de objetividad en un escrito que habla sobre cosas aparentemente tan subjetivas como son mis experiencias personales, mis puntos de vista, mis vivencias y por tanto, mis aprendizajes. Siendo todo esto “mío”… No veo dónde cabe la objetividad, que aún así me las ingenio para darle uso… Ante toda esta exhibición de contradicción per sé, solo tengo tres preguntas:

      1. ¿Tanto me conoces como para afirmar que me falta objetividad? Acaso, tal como estoy pensando… ¿Has llegado a leer el escrito y atender a lo que pone, en vez de inventarte lo que lees? Imagino que te has quedado simplemente con las palabras, como tienes por costumbre, en vez de con las ideas que desprende. Veo esto en el hecho de que das una opinión fundamentada en bagatelas nuevamente (despreciando todo el resto del contenido, porque SABES como yo también sé, que contra la mayor parte de eso no puedes hablar y has recurrido a la única que sí): las personas que te he referenciado conocer que han pasado por malas experiencias. Sólo conoces a un par, pero me parece recordar que mencioné que no son pocas y cada vez crece más el número. Número que aunque me vendría muy bien mencionar, no tengo por qué hacerlo… Pero seguro que son más que las que dices que se interesan… Que en realidad, se interesan por el trasfondo de psicología, sociología y filosofía que puede tener detrás esto o sus pequeñas correlaciones con la autoayuda y el desarrollo personal, y la forma en que aparecen en mezcolanza con eso de “seducir”. La seducción que defendéis, es un puto conglomerado de ideas adaptadas al fin de atraer a las personas/a más personas/a alguna persona. Condicionadas, por tanto. Y esto nos lleva a la siguiente cuestión.

      2. ¿Recelo y rechazo irracional dices? ¿A qué exactamente? Si puedes decirlo, claro… Me gustaría que me digas que tiene de beneficioso creer que lo necesito para algo, que me va a cambiar la vida, que me va a abrir muchas puertas, que me salva de una situación “totalmente desfavorable” y blablabla. Cuando puedas decirme por qué desarrollar esas cinco patologías que he mencionado me beneficia más que mantenerme al margen y rechazarlo, con mis propias razones que en parte acabo de darte… Y más todavía; por qué me beneficia más que experimentar y vivir verdaderas relaciones, hacer contacto social tras haberme encontrado conmigo mismo, y situaciones que me conduzcan a cambios auténticos y congruentes desde el principio, que no necesiten de millones de explicaciones aclaratorias ni de cogerlos con pinzas; porque lo entiendes a nivel visceral como si fuera algo latente en ti… Quizás si logras convencerme de que ese mismo objetivo que persigues es menos preferible que el punto donde estás, me cuestione el darte crédito.

      3. ¿Qué es para ti un inadaptado social, rarito, friki o ido de la olla? Porque querido, te recuerdo que has tenido momentazos en que te he terminado colgando la cruz con prácticamente todas estas palabras, tal cual están dichas. Oféndete si quieres o no, me da igual… Que lo hagas o lo dejes de hacer en nada me afecta. Pero cuando uno contempla siempre la misma cantinela (que no hace falta repetir, te sabes mejor que yo tu propia historia), pues como que acaba hartándose de ver que tienes el fallo delante y te lo pasas por encima porque te niegas a considerarlo como tal, luego te cagas en ti mismo y los principios que deberías tener, y te limpias el culo con el problema y la solución.

      Por esa razón me limité a borrarte del msn, para que luego no me vinieras con paripés de buen rollito y de respeto, pero en definitiva siempre a comentar de nuevo que habías vuelto a hacerlo: que volvías a haber malogrado tal circunstancia, que volvían a dejarte de hablar sin motivos aparentes… Y tal y tal. No porque quisiera evitar que hablásemos, que va… Me divertía ver que todos tus años de experiencia y de vida (esos que tanto te vi recalcar últimamente) te sirvieran para acabar actuando así ante mi, y de otra forma de cara al resto. Y luego soy yo el obsesionado…

      Se te olvida además, que a pesar de ser más jóven que tú, te saco un par de añitos de experiencia (por no mencionar la abundante carga de vivencias y recuerdos de los que nutrirme) en estos temas, y en otros… Así que si quieres tirar por ahí, mejor agacha orejas y a ser humilde. Al menos mientras se trate de algo en lo que no seas más experimentado que yo.

      Para otras cosas, quien tendría que callarse soy yo. Mierdas aparte, y manteniendo el buen tono….

      Me parece genial que me vengas super de buen rollo a comentar en el blog, que me digas tal y cual y pascual. Hasta ahí todo perfecto.

      Pero cuando vienes y me sueltas tan pancho, que te crees que sabes lo que pasa conmigo chico… Ahí si que no te voy a dejar entrar, esa puerta no la cruzas. Porque, y mira bien lo que te digo; ni siquiera te alcanza toda la inteligencia que tienes o dices tener para darte cuenta de tus propios problemas y conflictos subyacentes. Por esto, no voy a permitirte que a mi me vengas a tildar de nada. Menos todavía en mi propio espacio. No sabes nada acerca de mi, aparte de lo que yo te haya querido contar puntualmente, casi siempre (o seguramente siempre) a título ilustrativo. No tienes ni puta idea; ni de las personas que conozco, ni de las experiencias por las que he pasado… De nada, de nada. Porque como verás, aprendí más sobre ti callándome, que hablando sobre mi. Seguí mi propio consejo para conocerte a ti.

      Y voilà! Va a ser que funciona. A mi ya me da igual lo que te tenga que decir y cómo, pero no creo que gaste mucho más tiempo en ti… Por no decir que igual no gasto nada más y esta es la última vez que hablamos. No me sirve de nada decirte las cosas ni reflejar sobre ti lo que tú mismo transmites. No me sirve para nada, porque como dicen por mi tierra… Qué sabrá un burro lo que es un caramelo de menta. Ahora, que personalmente, me quedo más a gusto que en brazos.

      A veces, callarse las verdades por no ofender a alguien cuesta. Lo llevé hasta el límite contigo. Hasta que me hiciste reventar, terminaste mi paciencia para contigo y ya todo lo que te involucre me la sopla. Si tengo que decirte algo lo haré; escuches o no, te guste o no, censures o no. De ti depende que te sirva de algo lo que te diga cualquiera que no sea yo, o inclusive lo que yo mismo te diga. Tu gran problema está en lo que crees que eres, y en negar todo lo que no se acerca a lo que crees ser. Tienes un autoconcepto errado.

      Y nadie puede cambiar algo que se niega a admitir. Así pues… Tú mismo colegón.

      Déjate de tanta seducción y aprende un poquito más sobre ti mismo y cómo hacer desaparecer eso que te sobra.

      Lo que te sobra, lo sabes bien. Y si no lo sabes… Pastilla roja. Rescátala y tómatela. Entera, no cortes partes porque pertenezcan a otra persona, que también se te aplica el cuento.

      Sin más particulares,

      Kheldar

  2. En fin, en la misma línea que tus últimos escritos, a cada párrafo que avanza lo leo más por encima y le presto menos atención viendo la cantidad de, como decirlo sin caer en el insulto… cosas erróneas y equivocadas además de sacadas de contexto. (Si tus últimos párrafos pretendían ser subjetivos, desde luego deberías revisarlos)

    Ahora entiendo algunas cosas que me comentaste sobre ti que, a diferencia de ti, no voy a soltar públicamente… y en mi caso no se tratan precisamente de libres interpretaciones distorsionadas de lo que me cuentan.

    Sólo espero que algún día puedas abstraerte de ti mismo y darte cuenta de las cosas… de corazón te lo digo.

    Eso sí, por mi parte, no voy a perder más el tiempo contigo. Sayonara!

    • Si es lo que quieres pensar, adelante… Tienes todo el derecho.

      Y me parece genial que entiendas ahora por qué te dije que soy antisocial y tan exquisito con la gente que tolero al lado. Lástima que hayas tenido que descubrirlo como sujeto activo más que como espectador de un caso ajeno. En cuanto a la abstracción de mi mismo… Ay, señor. Cada vez que hablas sube el pan dos reales.

      Venga guapete, a ver si es verdad lo que me dices y me dejas en paz. Sayô!

  3. esto hecha humo señores…:)

    Realmente me he dado cuenta de lo que siente una maruja, en medio de una discusión de TV, lo digo en serio (espero no ofender no quiero poner ni quitar yerro al asunto ;P ).
    El hecho de explotar y soltar toda la mierda sin filtro :p y algun dato personal que otro

  4. Yo desde un punto de vista en principio neutral (al no estar implicado en esto, he leído bastante pero no he posteado mucho por falta de experiencia) y ya que me he pasado por aquí quería hacer un apunte:

    kheldar lo que has visto como humillaciones e intentos de hacerte quedar mal yo desde mi punto de vista no lo he visto así, si no que más bien lo que he visto es que se han limitado ha señalar algo que no les gustaba o con lo que no estaban de acuerdo en alguna ocasión, en ningún momento he visto que te quisieran herir expresamente. Dicho lo cual no quiero decir que necesariamente tuvieras que estar de acuerdo con ellos, nada más lejos.

    Yo no veo necesaria una nueva división de la “comunidad”, pero bueno… (si fuera para huir del marketing de M. L. sí xD, pero no por esto).

    Puedo entender tu respuesta en el contexto de que estas convencido de que jabba y alguno más son “malas personas”. Muchos decís que os caracterizáis por decir lo que pensáis en todo momento y con total sinceridad, yo no estoy de acuerdo con que siempre se deba ser sincero de esa forma. Decirlo siempre todo y de forma cruda a la cara de las personas puede resultar hiriente, de hecho por lo que he leído acerca de inteligencia social/emocional se tiene en cuenta este punto:

    Es como decirle a una persona que está empezando en esto de la seducción: “menudo gordo fofo bola de cebo estás hecho, ya puedes empezar a ir al gimnasio”, cuando en su lugar se puede decir “sería conveniente que mejoraras tu aspecto físico yendo al gimnasio (aparte de mejorar en otros planos), además así podrás empezar a practicar en tus interacciones con mujeres que te encuentres por allí”.

    • Buenas tardes compañero. Gracias por la molestia en pasarte y comentar. Te responderé encantado.

      Verás, debo señalarte que en ninguna ocasión he sentido que tengan intenciones de humillarme o hacerme quedar mal… Hasta que en efecto, lo han intentado. Y también debo señalarte que en ningún momento pretendo causar una disgregación ni una escisión de la comunidad de la seducción. Simplemente, estoy declarando que en vista de lo que acontece con la absurda mayoría de los casos… Prefiero mantenerme al margen de la misma, no fomentarla entre mis coetáneos ni difundirla de modo alguno…

      A pesar de que en mi libro se haya recogido una definición generalizada y objetiva de toda la comunidad y sus aspectos. No obstante, la finalidad de su aparición es como referencia de aquello que se debe evitar… Atendiendo a lo recogido en el escrito que estamos comentando, y a lo siguiente que voy a exponer. Porque esto, es algo que quiero comentar… Dado que me abres la puerta a ello, lo voy a exponer de la forma en que ocurre siempre.

      Y te voy a comentar dónde están los grandes problemas por los que ha ocurrido esto:

      En primer lugar: los desacuerdos. Dichos desacuerdos se deben a una única razón: estar simplemente en contra de sus ideas… Ver las equivocaciones que a ellos mismos se les escapan. Comentarlas con ellos con ánimo de que se hagan conscientes, y comprueben si en efecto de otro modo les iría mejor… Pero aparece el orgullo. Ese orgullo que le dice a dos señores de 26 años que un chico de 18, no puede hablar así sobre ellos y más sin conocerse en persona… Aunque tenga mayores capacidades y experiencia de la que ellos aluden tener. Ahora bien, te voy a señalar cómo y por qué me he dado cuenta de que seguían un proceso sistemático que les llevaba a esto:

      Comencemos por aquí: tengo la manía de esconder en mis mensajes en internet, en los posts y artículos que hago… Toda suerte de cebos y carnazas. Unos cebos que tienen una utilidad: declarar a las personas que se lanzan a por ellos, la forma en que son y se comportan con los demás. Algunos de esos cebos, me hablan de personas con intuición, agudeza mental, ingenio elevado, suspicacia, profundidad, amplitud de miras, perspectiva y enfoque. Otros, me hablan de personas obcecadas, limítrofes, conflictivas… Y hay varios tipos de carnazas más. Hasta llegar a la que llamo “de último recurso“: cuando no tienes nada más a lo que agarrarte, te acoges a eso. Aunque estés diciendo exactamente lo mismo con tus propias palabras… Ese es el punto que abordas y echas en cara al otro. Adivina qué es lo que hacían estos señores.

      No se privaron a sí mismos de agarrarse a ninguna de las carnazas más negativas… Con increíble insistencia en el último recurso.

      Y te explico a qué me refiero con limítrofe, ya que lo he mencionado. Psicológicamente hablando, la personalidad limítrofe se refiere a un trastorno. Trastorno que identifico muchísimo con la historia que he vivido en torno a estas personas. Voy a citar una monografía: Trastorno límite de personalidad – Personalidad limítrofe. Como podrás leer aquí… Es una situación bastante peliaguda. Con sólamente leer las páginas de esa presentación de powerpoint, podrás hacerte una idea de la impresión que me daba cada charla con respecto a estos temas, con ellos.

      Bien, una vez teniendo en cuenta todo lo anterior… Puedo afirmarte que en todas las ocasiones, hemos incurrido en el hecho de que comentasen conmigo por vías privadas, situaciones en las cuales algo no terminaba de funcionar… Pero nunca lo hiciesen en público. Y si lo hacían, era después de haberlo hablado con varias personas entre las que yo me contaba. En sí, la mayoría del tiempo era Jabba el que hablaba conmigo de ocasiones en las que, tras un par de encuentros, no querían volver a verle. Sucedía que Jabba busca siempre las respuestas a los problemas y las soluciones fuera de sí mismo… Aunque estén dentro, en verdad. Y debido a un sentido de autocrítica mutilado, es incapaz de ver sino la paja en el ojo ajeno, siendo incapaz de atender a la esquirla en el suyo propio.

      Como puedes observar en los mensajes anteriores… Cualquier culpa, error, equivocación y similar no le pertenecen, sino que son del otro. Ni siquiera le echa cuenta a la posibilidad de haberse explicado mal, ni le verás buscar jamás qué cosa de las que dice o hace puede llevar a transmitir los “errores” a los que alude sobre su persona. Todo lo más que hará es decirte cómo ve él la situación y si lo aceptas bien, pero si no lo aceptas vas de culo y contra el viento. Te enfila y te encasilla, y de ahí no sales.

      Por eso, en más de una ocasión hemos chocado cuando él me habla de mujeres, y yo le respondo hablando sobre él mismo. Hecho notable por ejemplo, en el momento que le señalé que su problema era que no conocía, entendía ni respetaba los tiempos, necesidades y ritmos de los demás y sólo atendía y miraba por sus propios intereses. Sucede que él, no tiene la capacidad para ver pequeñas correlaciones entre temas que en apariencia superficial y externa, son diferentes. Y si se lo explicas, se cierra en banda a ello… Dado que no es aquello por lo que te habia inquirido. Indefectiblemente ocurría que no podías aludir a su persona y su actuación: eran intachables, impolutas, inmaculadas.

      No había habido errores ni abusos. No había causado malestar ni había agobiado, ofendido o incomodado… Según él. Los resultados hablan de que las chicas de turno abogaron por un poquito de educación y cortesía y en vez de partirle la cara y marcharse, se armaron de paciencia y cuando pudieron marcharse fue para no volver.

      Otro tema lo encontramos en el hecho de que desde siempre, he tenido la costumbre de dejar las cosas a un nivel en el cual el esfuerzo que se hace para comprenderlo en cuerpo, mente y esencia… Da sus frutos adecuadamente, y además inspira y motiva a buscar más perspectivas sin dejar de evaluar desde todos los puntos posibles las que ya posees. Ocurre, que en ocasiones solía verter opiniones a Jabba con las que de cara a mi se mostraba en desacuerdo total, y me ponía el grito en el cielo…

      Pocos días después le veías verter esas mismas opiniones en el foro, con sus propias palabras y con fragmentos omitidos. Precisamente los fragmentos que vendrían a delatarme la clase de persona que puede resultar. Y al ver esto, me daba por corregir los deslices, las partes que no encajaban y ampliar un poquito de información dado que por intentar sintetizar lo dicho, lo simplificaban a tal punto que lo privaban de ideas fundamentales para evitar malentendidos (costumbre que observo en todo teórico de este campo). Este problema se acrecentó cuando, por vía privada nuevamente… Me dijo que quedaba feo que me comportase como si fuera su padre, y siempre le fuera detrás corrigiendo sus equivocaciones y desmanes. Que no daba buena imagen que un moderador se diera el lujo de posicionarse en contra del administrador.

      Aquí cometí el peor error que pude cometer: para intentar que no se sintiera así respecto a mi proceder, bajé un tanto el listón de los contenidos que compartía y cada vez compartí menos, sino que me limité a corregir. Y mientras tanto él no hizo sino subir el listón de sus equivocaciones, hasta el punto donde casi cualquier cosa que decía tenía algo que había que señalar porque eran puras barbaridades… aunque todo lo demás pareciera genial, digno de sentar cátedra, ese simple punto lo corrompía todo.

      Sucede entonces que, dado todo lo mencionado hasta aquí… Me dio por cambiar de conducta. No sirve mantenerse al margen y hablar con ellos las cosas… Probé a reflejarles. A transmitir sobre ellos EXACTAMENTE la misma impresión que estaban transmitiendo… Y no digo con esto “la que yo recibo”, sino “la que transmiten”. Y en verdad digo, no fue difícil hacerlo. Simplemente, tuve que empezar a hacer críticas mordaces a casi todo cuanto me presentaran de lo que estaban convencidos de su genialidad y exactitud.

      Y al hacerlo, me comporté exactamente como ellos: negándome a ver lo que me estaban queriendo explicar. Considerando mucho antes mi punto de vista por encima del suyo. Devolviendo sus propios argumentos contra ellos, sumados a los míos propios… Pero con la ligera diferencia de que entre tanto, ellos no volvían contra mi argumento alguno (ni propio ni mío), sino que intentaban desarmar la credibilidad de lo que digo acusándome de estar demasiado posicionado y como ves arriba de rechazar irracionalmente (cuando siempre he expuesto a todo aquel que ha querido escuchar las razones del rechazo) las cosas que tienen que ver con esto.

      Y aquí, he terminado ya de hablar sobre ellos. Pero ahora voy a pasar a hablar sobre lo que tú mismo me aludes.

      Tienes una razón impresionante en que hay formas y formas de decir las cosas y de sincerarse con los demás y ahora te voy a dar un momento de sinceridad absoluta.

      Vamos a hacerlo mediante nuestra imaginación. Pongámonos en la siguiente situación: eres un chico normal y corriente, entre los 16 y los 30 años. Tus contactos con el sexo femenino han sido esporádicos, casi siempre ligados a la casualidad aunque alguno que otro fue intencional. Has tenido alguna que otra parejita, rollo, tonteo, etc… Y puede que hayas perdido ya, o no, tu virginidad. Pero está el hecho de que no hay demasiada frecuencia en tus relaciones con las mujeres.

      De repente, ocurre algo inaudito para cualquiera en esta situación: aparece una mujer increíble con la cual, las cosas funcionan de maravilla. Ninguno de los dos tiene que esforzarse ni poner nada más de la cuenta para que funcione, porque ambos tomáis y aportáis lo que os apetece sin necesidad de pedirlo. El contacto entre vosotros, es inmejorable, la relación es de lo más saludable: hay buena comunicación, tenéis contacto sexual frecuente, y hacéis cosas juntos sin renunciar a las amistades.

      Sucede entonces que te pica la curiosidad y te decides a conocer maneras de mantener viva la llama y acrecentarla, aumentar la pasión, tener detalles con tu chica y etc… Y descubres lo que esta gente llama “comunidad de la seducción”. Como hay tanto por ver y te pilla todo de nuevas… Tomas una postura más o menos imparcial, de evaluación, donde no te posicionas ni te decantas por una cosa u otra. (Date cuenta la diferencia de mi planteamiento con respecto al de ellos, de que todo el mundo que se acerca a esto -o casi todo el mundo que lo hace- es por necesidad de cambio y por no tener nunca nada, o ser inadaptados sociales) Empiezas a descubrir ciertos detalles que te chocan.

      Es en este punto donde te decides a pedir consejo a personas que consideras que tienen más experiencia que tú mismo, y recibes consejos de todo tipo. Entre ellos, te llegan cosas del estilo: “si lo que quieres es mantenerla a tu lado tienes que acostarte con ella tan pronto como te sea posible”… O bien, creencias equivocadas acerca de cómo son, sienten, piensan, actúan y se comportan en todo contexto las mujeres… Y de cómo debes ser tú mismo para lograr algo con ellas.

      Digamos que decides hacer caso de los consejos que te brindan… Y escoges los consejos peligrosos. El resultado: haces daño a tu chica, constantemente, sin darte cuenta de que esto es así… Dado que ella no te va a decir nada, pensando que puede ser una cosa puntual, o porque te quiere y lo deja pasar esperando que tú mismo te des cuenta. Pero cada vez le haces más daño, y ella cada vez quiere verte menos, hablarte menos y saber menos de ti. Hasta el punto en que acabáis cortando.

      Y ella pasa a considerarte como algo que no debió haber ocurrido jamás en su vida. Ni siquiera recordará con una sonrisa los buenos momentos, porque lo que le hiciste pasar los empaña y los distorsiona. No le diste un buen final ni siquiera. Y tú, te quedas preguntando… Qué fue lo que pudo salir mal.

      Tú, solamente intentabas mantenerla a tu lado. Pediste consejo, te lo dieron y lo aplicaste. Y eso, la separó de ti. Y además le hizo daño.

      Ahora, todo lo bueno que compartía contigo lo estará compartiendo con otro hombre si no la dejaste demasiado dolida y machacada… O si a pesar de haberlo hecho, su fuerza de voluntad es tal como para no quedarse hundida en el fango y autocompadeciéndose.

      Esto, es una lección elemental de inteligencia social y emocional. Por no buscar las posibles implicaciones que podría tener el hecho de llevar a cabo lo que te han aconsejado, por no pararte a conocer los resultados que pueden tener a corto, medio y largo plazo; por no buscarle todas las facetas y darle vueltas hasta estar seguro de que lo comprendes del todo y se ajusta a lo que buscas, necesitas y serviría para el caso en concreto… Tomaste algo que te dieron sin más, sin saber lo que podía hacer.

      Y lo que hizo, fue destruir la relación.

      Ya probé a decir las cosas de este modo que te las estoy diciendo a ti, y del modo en que lo echo directamente a la cara sin tapujos. Ninguno de los dos les sirve para darse cuenta de lo que ocurre, dado que lo niegan. Nadie puede cambiar algo que se niega a creer. Y no hay peor ciego, que aquel que no quiere ver.

      Otra cosa que me parece curiosa es el hecho de que fomentan la idea de hacerlo todo desde el marco de la seducción, de aumentar tu éxito con las mujeres y de gustarle a más mujeres, a alguna mujer… En vez de por voluntad y satisfacción propias. Por el placer de ser mejor uno mismo, de verse bien en todo lo que desea uno. Y de ser realmente bueno en ello, y no lo que otro piensa que es bueno, o lo que les hacen creer que es bueno… Sino bueno de esos que el mundo te dice “eres bueno chico, realmente bueno”.

      Bueno de esos, que una persona recuerda a pesar de haber “terminado mal”, con cariño y una sonrisa.
      Bueno de esos, que incitan a que las personas que se fueron, te echen de menos y traten de volver.
      Bueno de esos, que lejos de hacer daño lo alivian… Y si lo hacen, se preocupan de curarlo y no lo dejan estar.

      Por eso, lejos de decir “menudo gilipollas todo el que se crea el nudo de patrañas egoístas, machistas y denigrantes para la dignidad propia y la de las mujeres que hablan en la comunidad de la seducción”, me ves hablar de que hay ideas que son peligrosas, están equivocadas y pueden causar más mal que bien a quien las contempla, y ofrecer soluciones alternativas, más realistas… Comprobadas, documentadas, basadas en milenios de experiencias recogidos en doctrinas y disciplinas de renombre en el mundo actual. Y además de eso, en mi propia experiencia personal, en vez de en mis teorías acerca de cómo debe ser el mundo.

      Y si debemos hablar de éxitos… El 100% de las personas que se han llegado a considerar alumnos míos alcanzan resultados y éxitos demostrables a todos los niveles, en los plazos adecuados. Sin meterles ideas de relleno en la cabeza, sin hacerles aprender montones de cosas que no necesitan, lograron quedarse con la esencia de lo que para ellos era útil y se amoldaba a su caso particular. Y más importante todavía: se logró acrecentar en ellos el sentido de la curiosidad, de la suspicacia, de la improvisación.

      Lo que les llevó a desarrollarse hasta límites antes insospechados. Y aunque siempre les aparezca algo que desean tratar (porque a todos nos aparece algo, es ley de vida), al menos ya saben que antes de recurrir a un libro, a un foro, o a un blog… Pueden (y suelen) recurrir a sí mismos y a su memoria. Buscan sus propias respuestas, elaboran su punto de vista y después lo comentan con otros tratando de obtener puntos de vista para contrastar.

      Quien pueda afirmar realmente haber logrado un porcentaje de éxitos absoluto, y además de eso que jamás ha dado por imposible a nadie… Que hable y me demuestre que no soy el único. Que hable y me demuestre que puedo estar equivocado y dónde lo estoy.

      Porque tengo la firme convicción de que a pesar de que mi vida, como no, ha tenido equivocaciones, ESTA NO ES UNA DE ELLAS.

      Y prueba fehaciente de ello consiste el hecho de que TODAS las personas que verdaderamente tienen contacto conmigo en las épocas mas recientes y logran aprehender parte de mi esencia, aluden al hecho de que “se nota que parezco haber nacido para la psicología, la sociología y el desarrollo del ser; y estar absolutamente enfilado y encaminado a desarrollarme en esta área”. Profesionalmente, como afición, como autorrealización, como vocación… De cualquiera de esas maneras, y/o de todas ellas.

      A mi, me resulta particularmente curioso que en tanto que las personas que verdaderamente me conocen aluden a mi facilidad de palabra y mi labia, a mi capacidad de expresión y ordenación de mis ideas, a mi facilidad para usar y construir un vocabulario enriquecido en mis comunicaciones, al hecho de lograr captar y transmitir la esencia y los puntos clave de lo que cuento y lo que me cuentan, así como de las personas que tengo en frente… A pesar de que se me dé muchísimo peor la lógica matemática y similares.

      Me resulta curioso que personas que me doblan y casi triplican la edad, pidan silencio a toda una sala para dejar pista libre a que pueda exponer lo que pienso y siento al respecto de lo que ellos están contando, y lo hagan diciendo “seguro que tiene una idea exquisitamente fundamentada y que nos vendrá bien a todos”.

      Y más curioso todavía me parece que las personas que creen conocerme, aludan al hecho de que no entiendo o entiendo mal… De que no sé expresarme apropiadamente, rechazo las cosas porque me apetece hacerlo y no soy capaz de descentrarme de mí mismo.

      Querido compañero… No se tú como lo verás, pero tras año y medio de trato con estas personas, yo lo tengo claro.

      Abrazos, y vuelve cuando quieras. Tú, si eres bien recibido.

  5. por primera vez voy a dejar un comentario, espero que sea de utilidad para ti.
    Como bien dices no hay peor ciego que el que no quiere ver, yo sin tanto titulo ni nombres tecnicos llevo 40 años en este tema y viviendo, aprendiendo de mis errores y escuchando a los demas (mas bien a las demas) y en ningun momento me considero mejor ni peor que nadie, tan solo diferente en ideas y en sentimientos.
    Cada uno es libre de pensar y actuar como quiera, sin meterse en terreno ajeno……..
    y sobre el tema con tus pastillas, una lecion personal mia….. no hay mayor desprecio que el no aprecio. Ignorales y no les des mas propaganda, eso les jodera mas.

    Un abrazo y a seguir tu camino.

  6. Te voy a explicar la razón por la cual pensaba que no te intentaron desacreditar en ningún momento, al menos no deliberadamente:

    A veces nos predisponemos a obtener una determinada respuesta de los demás, ya sea positiva o negativa (por desgracia la mayor parte de las veces negativa xD). Entonces al obtener una respuesta, sea como sea dicha respuesta, tendemos a interpretarla de forma que confirme nuestras sospechas o temores. También hay que tener en cuenta que el lenguaje escrito se presta a más malentendidos que las interacciones en persona.

    En este caso concreto que tratamos me ha dado esa impresión, cuando llegabas a la conclusión de que su supuesta pedantería se debía al hecho de haber una considerable diferencia de edad. Además las “carnazas” a las que acabas de aludir que dejas en tus mensajes, con todas ellas estoy convencido de que te esperabas que cogieran las más negativas y, por tanto, posiblemente te predispusieras a interpretar cualquier respuesta que te dieran de tal manera.

    A todo esto es cierto que solamente me he leído parte del foro, pero creo que si todas las discusiones digamos más fuera de tono. Y por tanto, obviamente me he perdido los mensajes privados y buena parte de la información, que puede ser importante.

    En cuanto a tu opinión sobre los consejos que se dan por ahí de seducción la verdad es que coincido absolutamente contigo. Muchas veces te dan reglas que no se paran a explicar con el suficiente detenimiento, ni los principios en los que se basan estas reglas para entenderlas y no aplicarlas mecánicamente. Yo mismo he caído en este error cuando estaba empezando en esto de la seducción (venía de un enésimo fracaso en la fase de ligue, nunca llegaba más allá, por lo que procedí a “pedir ayuda” a google explicándolo resumidamente…). Tenía lo que algunos llaman como monoísmo por una mujer, había perdido ya prácticamente todo el poder en la interacción y terminé cagándola aún más cayendo en otros errores que no se hubieran dado si no hubiera leído nada de seducción :S

    Para terminar, decir que la verdad es que tus escritos son muy buenos, está bien que haya un soplo de aire fresco con respecto a otros blogs que se centran más en estrategias, “reglas” y demás.

    • Me alegra ver la opinión que te merezco.

      Sobre el otro tema te diré que aunque ya no me importa en lo absoluto y por tanto le prodigo la mayor de las indiferencias, en aproximadamente un año y medio de trato común y diferentes charlas se ha podido observar la tendencia a este hecho. Quizás sí es cierto que me haya podido predisponer en su contra o no, quién sabe… Pero como mencionaba varios escritos antes, me gusta mirarlo todo desde una perspectiva global, neutra, centrada, sin polarizar… Es decir, por absoluto objetiva.

      Varios son los sucesos que me llevan a pensar que en sí, fueron ellos quienes me englobaron dentro de algo, y siempre me cortaban por el mismo patrón.

      La diferencia de edad, en este caso… Para lo único que debió servir es para darles en los morros. A la vista queda por qué pienso esto.

      Por mi parte, te invito a preguntarme cada vez que pienses que puedes meter la pata con algo, aunque para tí sean “errores de novato” o algo demasiado obvio. En tanto que seguramente estas personas no perdieran su “valioso tiempo” en responderte a eso porque “se supone que deberías saberlo”… Yo prefiero asegurarme de que no la vas a liar y vas a acabar jodido y equivocado, y no sepas qué fue lo que ha ocurrido o lo que pudo fallar.

      Espero saber de ti más a menudo

  7. Bueno la edad precisamente ahora que lo pienso puede que haya sido irrelevante en relación con lo demás… También he visto en mi opinión errores en ellos como la advertencia que dices que te pusieron y sus reacciones algunas veces al mostrar tu desacuerdo (no veo la razón de esa advertencia, supongo que se sentiría ofendido por algo, pero vamos… no veo el por qué), a lo que me refería más bien es que no veía mala intención, a pesar de algunos errores… Pero bueno es verdad que tienes una perspectiva de todo lo ocurrido y puedes valorarlo todo en su conjunto.

    Gracias por el ofrecimiento, es probable que te haga alguna consulta porque sobretodo en la práctica estoy un poco verde…

  8. Sabemos que en la vida estamos en el ciclo vital ,donde experimentamos cambios en nuestro diario vivir extraemos nos retroalimentamos expulsamos un cumulo de criterios conocimientos,razonamientos ,planteamientos,hipotesis sobre el mundo de la seduccion que para muchos ha sido un ´paradigma de aceptar,pero debemos de accionar ,con mmadurez ,humildad,y con uun espiritu critico,saludable,respetando yhacerse respetar nuestras posiciones.

  9. Hols Keldhar, cuando haces críticas de este modo, tienes que estar dispuesto a recibir criticas y tú parece que te gusta criticar y juzgar, pero no que te juzguen.

    Cuando critican tu crítica, saltas y vas contra el lector, no me parece una actitud nada correcta, para aprender a a hacer buenas críticas Kheldar tendrás que aprender a dejar los ataques personales y ser mucho más objetivo.

    No me parece lógica tu respuesta de: “es normal que en mi blog sea subjetivo porque es mi blog personal”. Subjetivo significa que es tu visión del mundo pero pasada por tu filtro, objetivo significa que es tu visión pero vista de la forma más neutral y justa posible. Con tu afirmación das a entender que no eres justo ni te interesa, solo quieres llevar la razón.

    Hasta en tu vida más íntima y personal tienes que mirar de ser todo lo objetivo posible que puedas. Tampoco caigas en la trampa que te lanzan algunos y comiences a darte de ostias con los lectores, que son los que te dan visitas hombre.

    Si no quieres polémica Kheldar (que por como te picas parece que no la quieres) no escribas de forma tan agresiva, escribe de forma más natural y relaxada y verás como no te atacan tanto.

    • Gracias por la opinión y el comentario, Carlos.

      Como cuentan que dijo Jesucristo: “el que esté libre de pecado que tire la primera piedra”. Tengo bien claro las razones por las que a mí se me podría criticar, y también cuando una persona confunde lo que me dice con un juicio parcial, subjetivo y condicionado (como es el caso de decir que estoy obsesionado con la seducción, un perogrullo como una casa dado que lo que ellos entienden por seducción yo lo entiendo como pantomima y conducta disociativa). Sumemos más.

      En sí, no es que tenga mucho problema con el tema de las críticas (y te señalaría que no todo el mundo sabe dar buenas críticas), pero la parte que desconoces de la historia entre este hombre y yo, se remonta a más de año y medio de desplantes por su parte. Comprenderás, tan bien como yo, que la paciencia y las buenas maneras tienen su límite y más aún sobre personas que no saben ni quieren apreciar el gesto. Las buenas críticas no se pueden hacer si la otra persona no tolera críticas de ninguna clase, sean buenas, malas o neutras.

      Las formas objetivas -tanto como las críticas constructivas (estando éstas excelentemente fundamentadas y referenciadas)-, se las habré expuesto tantas veces como veces hemos hablado, dentro y fuera del que es SU foro y donde no quiere que NADIE le lleve la contraria. A mi, la polémica me da lo mismo, no es algo que me altere o me emocione. Prefiero evitar los malos entendidos que perjudican al mundo, aunque tenga que ser polémico. Y lo fui tan sólo por darle un bofetón de realidad al chico.

      El hecho de ser justo redundaría en sí, en el hecho de que no fuerzo a nadie a aceptar mi punto de vista. Es mío, no espero que lo comprendan y/o lo acepten. Pero si alguien lo hace, será porque lo encuentra justo, razonable, honesto, claro, directo y certero… O simplemente porque piensa igual, pero yo le pongo voz a lo que piensa.

      No me ha costado nada señalarlo, nunca: es mi punto de vista y lo ha sido durante más de seis años. Y lo que yo hice durante estos seis años, pronto siete, fue experimentar la vida por mi cuenta, conocer lo que he querido y/o me ha hecho falta conocer, y sacar mis propias conclusiones de todo lo que llega a mi vida y alcanzo a conocer (dejándome aleccionar por las personas cuando verdaderamente saben de lo que hablan). Siempre he tenido la humildad para aceptar cuando desconozco algo y dejar que me enseñen.

      Por otro lado… En ningún momento -y corrígeme si me equivoco- he pedido que nadie acepte mi visión. Más bien, les he alentado a buscar la suya propia y a darse sus propias motivaciones así como formarse sus propias opiniones. Es bien diferente de lo que planteas al decir ciertas cosas en tu post.

      Para finalizar, te diré que la agresividad de los escritos relativos a este tema, surge del hecho de ver a gente cuyas vidas se arruinan por culpa de esto. Por convertir a bellísimas personas en sociópatas y desequilibrados, en desubicados e inadaptados. Nunca me he visto atacado, salvo por personas de este tipo…

      Afortunadamente, la menor parte de las ocasiones. Sólamente, este señor y otro más.

      Esto no viene a significar nada cuando el tema ya está perfectamente zanjado para mi, pero la idea que te llevas del escrito está condicionada por el aspecto que presenta esta historia. No necesito señalarte que aún dentro de mi subjetividad soy capaz de ser objetivo. ¿Cómo se logra eso? Aceptando que éstas son mis ideas y los demás tienen las suyas, y yo no tengo que educar a nadie, bastante tengo conmigo mismo. Pero eso, no me priva de poder exponer mis ideas tal cual las pienso y las siento.

      Los demás, que reaccionen como quieran ante ellas… Cada cual reflejará lo que lleva dentro de si al hacerlo.

      Un saludo, y gracias por tu visita.

      PD: te invito a que visites el resto de los más de 250 artículos que ya componen este blog, y puedas formarte una opinión más completa. No te lo desmiento, todos los que veas en la categoría Escritos Cabrones tienen el mismo tono que éste y la primera pastilla roja, o quizás más light… Pero no por ello son menos directos al afirmar una verdad.

      ¿Verdad de quién, verdad para quién? Que el tiempo sea el que diga eso.

  10. Holas Kheldar

    Mira, llevo viendo algunos comentarios tuyos en varios blogs y foros y parece que te gusta pelearte, como si de ese modo creyeses que eres más listo e intelectual con los demás.

    No veo más que en tus palabras un afán de notoriedad, de querer gritar al mundo: “Todos están equivocados, pero yo, llevo siempre la razón”.

    No me parece nada humilde tu actitud y mucho menos cuando abiertamente vas diciendo que Jabba no se deja aconsejar y que si censura en su blog. Hay mucha diferencia entre censurar y no permitir que te insulten y lo que he visto que sueles hacer tú es mostrar excesiva prepotencia en todos y cada uno de tus comentarios.

    No sabes debatir inteligentemente ni hacer uso de la diplomacia. Poner 4 términos que buscas en el diccionario no significa que seas una persona culta, y mucho menos si esos 4 términos los usas para hacer quedar mal a otro.

    He leído algún otro artículo tuyo pero tu forma prepotente de ver el mundo no me gusta nada, juzgas de un modo completamente subjetivo, te dejas llevar de sobremanera por tu ego y emociones.

    Espero no ofenderte, aunque, por mucho que digas que no te ofendes tus respuestas quilométricas dictaminan que si lo haces y mucho. Odias quedar por debajo de los demás y siempre te quieres hacer notar en absolutamente todo llegando a ser incluso obsesivo.

    ¿Sabes lo que te ocurre Kheldar? ¿Sabes la triste realidad? Tras observar tu comportamiento (me gusta asegurarme antes de juzgar) en foros y blogs puedo decir tajantemente que solo tienes una forma de actuar.

    En cuanto alguien destaca más que tú y tú consideras que no es tu agrado le atacas una y otra vez. Y pasas de un lado al otro, del lado oscuro, al lazo azul oscuro y luego del azul oscuro o al amarillo según en que estado de ánimo te encuentras o estas.

    Y este blog y tus reflexiones son el espejo del macabro plan de tu ego que solo quiere sentirse inferior. Hay 2 tipos de blogs personales, el blog personal y el blog de tu ego y tú, querido amigo, tienes un blog dónde solo juzgas y cuestionas, ese no es el problema, el problema está en tu continua prepotencia que refleja algo mucho más profundo de tu psicología.

    Vamos, que alguien sano y con una vida rica no hace esas cosas. alguien con trabajo, pareja, con una vida feliz y estable te aseguro que no se pasea por blogs a criticar a los demás ni dedica el 99% de sus posts a parecer superior juzgando temas banales, tontos y superficiales.

    Me da la sensación de que te sientes frustrado o bien porque no terminaste tu carrera universitaria o bien porque no encuentras trabajo, ni relacionado con lo tuyo ni trabajo a secas.

    Te diré algo Khedlar: Nosotros no tenemos la culpa.

    P.D: Soy psicólogo experto en trastornos depresivos y me encantó analizar tu caso. No te lo tomes como algo personal, pero creo que te hace falta espabilar.

    • Qué atrevida la ignorancia, y qué sencillo decir algo cobijado por las faldas de internet… Con eso te lo digo todo. 😉

      PD: Cuando intentes argumentar contra una persona, intenta no contradecirte a tí mismo o equivocarte de palabras… Te desmontas tú solo.

    • Hola!

      Carlos, desde mi punto de vista, para poder juzgar primero deberías de conocer la situación, y por muchos foros, blogs, etc… que te hayas leído; lo llevas claro si piensas que tienes más de una décima parte de la información que necesitarías para poder hacerlo. No sé siquiera como te puedes dar el lujo de opinar en temas como el de Jabba (por poner un ejemplo), ya que ni siquiera yo -que he estado presente en algunas conversaciones privadas entre ellos dos- me atrevo a pronunciarme por falta de información (y te aseguro que tengo más de la que puedas tener tú).

      En el tema de no saber hacer uso de la diplomacia, totalmente de acuerdo. Es más, es algo que le digo constantemente, pero eso no quita que tenga o no razón en lo que dice. Simplemente en ocasiones pierde las formas, cosa que por otro lado es normal ya que se trata de una habilidad que se adquiere con el tiempo y la experiencia.

      Con respecto a lo de ofenderse, quedar por debajo, no aceptar críticas… Si le das razones coherentes y veraces del por qué crees que está equivocado, si es así lo admitirá, y esto te lo digo desde mi experiencia personal.

      Y por último, por no alargarme demasiado… Yo no soy psicóloga experta en trastornos depresivos, pero por los conocimientos de psicología que tengo por mi profesión (que algunos son), te puedo decir que el comportamiento de Kheldar es de lo más normal, teniendo en cuenta que estás hablando de un chaval de 18 años, cosa que creo que deberías haber leído en este mismo blog antes de intentar psicoanalizar su caso. (¿No es uno de los primeros pasos a seguir antes de analizar a nadie? Conocer su edad, su situación, sus experiencias pasadas…)

      Un Saludo.

      P.D.: No es nada personal, y espero sinceramente que no te lo tomes como tal, pero no me hace ninguna gracia que se juzgue tan a la ligera a una persona cuando ni siquiera se conoce, independientemente de que en este caso se trate de Kheldar.

  11. Hola a todos.

    No he escrito nunca por aquí, solo quiero salir en defensa de mi amigo Kheldar.
    Respecto a lo que dice Carlos, puede que no conozca mucho a Kheldar pero por lo que le conozco no es una persona que se crea ni más lista ni más intelectual que los demás, yo creo que se cree lo que es, una persona que no se conforma con poca cosa.
    Tampoco creo que le deberíamos considerar una persona egocéntrica, ya que cuando le he pedido ayuda o consejo me lo ha dado sin ningún problema, pareciéndome de todo menos eso.
    Kheldar y yo vivimos en la misma ciudad y por lo que sé es un chico pacífico, que no importa lo que digan de él, que siempre se lo toma con una amplia sonrisa, y estoy segura que piensa las criticas que le hacen, pero como todos sabéis hay mucha gente que critica sin conocer y intentando hacer daño por una fama.
    Bueno, aquí cada unos es libre para su opinión y yo solo quería reflejar la mía, por Internet es mucho mas difícil reflejar el tono, o la forma en la que se dicen las cosas.
    Un saludo a todos y otro aparte para ti Kheldar.

  12. Holas Kiara

    Gracias por defender a Khedlar.

    “, puede que no conozca mucho a Kheldar “

    Por no conocerle mucho en todo tu texto le defiendes muy bien un par de veces…

    “no es una persona que se crea ni más lista ni más intelectual que los demás, yo creo que se cree lo que es, una persona que no se conforma con poca cosa.”

    Confundes conceptos. Un tenista que no se conforma con poca cosa es Rafael Nadal. alguien que se autosupera y mejora constantemente lo cual le ha valido llegar a ser el número 1. Mario Luna no se conforma con poca cosa, pues sigue avanzando. Arcangel no se conforma con poca cosa, pues sigue avanzando y a lo suyo. ¿Sabes que tienen en común estas personas?

    AVANZAN, no critican y juzgan a los demás, eso es no conformarse con poca cosa. Insultar e ir de superior es ser simplemente prepotente y buscar que digan que eres inteligente solo porque sabes hacer un par de críticas. No confundas autosuperación con amargura porque no tienen nada que ver.

    Tampoco creo que le deberíamos considerar una persona egocéntrica, ya que cuando le he pedido ayuda o consejo me lo ha dado sin ningún problema, pareciéndome de todo menos eso.

    Disculpa que te lo diga, y no te lo toes a mal. Pero como uses ese tipo de fórmula matemática en tu vida, te irá francamente mal. Es decir, según tu fantástica teoría cualquier persona que nos ayude en algo significa que no es egoísta ni prepotente. ¿Pero que relación tiene que alguien te responda un mail con que no es egoísta? Es absurdo.

    Si Kheldar te contesta tus mails lo hace porque, es su forma de decir: “¿Ves? yo te respondo porque no busco el dinero en la seducción, busco ayudar realmente”. Qué yo lo traduciría en: “Este es el verdadero motivo de mis críticas, soy un emprendedor incapaz, no paso más allá de escribir y mi fórmula es critizar y juzgar”.

    Vamos, que un prestigioso médico y abogado no es, ni mucho menos. Mantiene una actitud cínica y amarga cara los demás y no de una persona que se autosupera y lleva una vida rica. Si yo le mando un mail a Kheldar y me lo responde no significa que sea buena persona, significa que me responderá por estar concorde a su ego, que tiene poco tiempo, que apenas recibe mails u otras muchas hipótesis antes de:

    “Que alguien me conteste un mail significa que es un trozo de pan”. Eso no tiene ninguna lógica. Es más, si recibiera 10 mails diarios dudo mucho que te respondiera. Pero no le escribe nadie, tiene todo el tiempo del mundo por responderte.

    Kheldar y yo vivimos en la misma ciudad y por lo que sé es un chico pacífico, que no importa lo que digan de él, que siempre se lo toma con una amplia sonrisa, y estoy segura que piensa las criticas que le hacen,

    Vaya vaya… Por empezar tu texto con “no le conozco” es de tu misma ciudad, sabes que es pacífico, que no le importa lo que digan de él y que se toma las cosas con una sonrisa, das a entender que le conoces de primera mano con lo cual:

    a) Eres un amigo suyo

    b) El mismo Kheldar defendiéndose y que como puse en mi texto que hace respuestas quilométricas porque le afectan las críticas, no puede defenderse con su nombre y usa su alter ego. Eso corroboraría la teoría del grande ego Kheldar porque es incapaz de dejar un último comentario en su contra. Cosa que confirma su egocentrismo desproporcionado y prepotencia, eso hace que, no me haya equivocado en su persona que demuestra con cada una de tus palabras contradictorias

    (No conozco a Kheldar pero se hasta que talla de pantalones usa)

    • Hombre, me ha salido un fan de lo más… Peculiar!

      Me halaga que me “conozcas” tan bien, compañero… No sabes cuánto. Me pregunto de dónde le robas el tiempo a tu plenamente sana vida, para seguir mis textos, mis escritos, seguirme en foros y blogs, buscarme por la net… No debería extrañarme que seas tan sólo un pobre iluso de tantos que se han sentido atacados en lo más hondo cuando han visto que aquello a lo que entregan la “confianza de su salvación” no es sino un sacacuartos sin sentido ni utilidad alguna.

      Para empezar a darte algo de coba, pero no más de la necesaria, te diré que para tener casi 19 años -cosa que deberías saber muy bien, si de verdad me siguieras-, estoy más que genial en mi psicología y en mi conducta. Cosa que muchos de la que ostenta gente como, por seguir tu ejemplo mismo, Mario Luna… No puede disfrutar.

      Por otro lado, no he sentido la necesidad de “defenderme”, porque hay una realidad en el dicho de que ofende el que puede, y no el que quiere… Como todos tus comentarios pretenden demostrar. Si te duele haber tirado el dinero y te sientes estafado, o te duele estar sometido a la NECESIDAD de demandar material a la Industria de la Seducción, no lo pagues conmigo… Que no es culpa mía, como me comentabas antes. Y ya que estoy, voy a intentar sacarte de algunos de tus errores.

      Primer error, sobre Kiara y su relación conmigo: Comencemos por el hecho de decir que es una chica, que es amiga mia y que por algún tiempo hasta hemos mantenido relaciones. Y que nos conocemos desde que tengo 12 años, lo cual es mucho más de lo que tú podrías decir (porque me conoces desde que me dio por comentar en el blog de Arcángel en la reseña sobre Apocalipsex, un libro que en mi opinión lo único destacable que tiene es que hable del Kaizen, aunque como de costumbre, pervirtiendo la esencia de lo que toca). Entonces, comprenderás que siendo esto así, considere que me conoce mejor ella que un espontáneo que quiere hacerse el macho alfa en un blog de internet. Sí que debo fastidiarte en los ojos si intentas opacarme con tantas ganas, amigo.

      Pero deberías dejar de hacerlo… Tus esfuerzos, sólo me dan más fuerzas para seguir adelante.

      Segundo error, sobre lo que yo hago con mi tiempo: Para lo bien que dices conocerme… No tienes idea de lo que hago, dónde, con quién, en qué circunstancias, momentos del día, ni nada que se le asemeje. No tienes idea de cómo es la gente que me conoce y me rodea, ni de como soy yo mismo… Ni la tendrás nunca, tampoco. No tienes idea tampoco de la gente que me intenta contactar o me manda correos, me llama por teléfono, me contacta por msn o incluso queda conmigo en persona. Y al contrario de tus queridos “gurús y maestros”, no me verás cobrarte cita previa. Pero te sientes más feliz si te cobran 90 euros por una cita de media hora, así que tampoco de esta forma vas a lograr conocerme… Qué curioso me resulta que afirmes tan tajantemente lo que soy, y lo que hago. Querido, eres un IGNORANTE. Este sitio no es sobre seducción, sino sobre Habilidades Sociales y Desarrollo del Ser. Está en un nivel diferente, abarca mucho más de lo que jamás verás abarcar a tus puas y avens.

      Tal vez no te guste, pero fuiste tú quien escogió los grilletes que te has puesto.

      Tercer error, sobre las personas que consideras que no se conforman con poco: Debo decirte que Arcángel me cae bien e incluso hemos colaborado alguna vez el uno con el otro, con escritos en los blogs. Arcángel me hizo llegar alguno que otro para esta casa, de hecho… Y por lo menos se puede decir que no va comiendo y cagando la misma mierda que otros comen y cagan, y se las apaña para tener sus propias ideas. Por otro lado, decir que Mario Luna no se conforma con poco es como negar los genocidios de Hitler y Stalin. Mario Luna es un REFRITO de teorías de la seducción americanas, y no ha tenido ni los cojones ni la inteligencia para saber innovar, hacer algo desde el comienzo y desarrollar una escuela que propicie verdadero crecimiento personal y desarrollo del ser. Me da vergüenza ajena pensar que tanto subproducto ande suelto por ahí “gracias a su obra”. Pero, ahora que… Yo no me voy a quejar, porque… Cuanto menos personas sepan hacer las cosas bien, más y mejor me toca a mí.

      Y eso, también te incluye a tí, mi amigo de la “vida plena y satisfactoria”.

      Cuarto error, tu costumbre de dar las cosas por hechas y tomar lo que te da la gana y retorcerlo a tu conveniencia: Digamos que el hecho de que Kiara diga que no me conoce bien es porque, a pesar de los 6 años que hace que nos conocemos (y pronto 7), no hemos tenido tanto contacto como sería usual e incluso ha habido meses enteros que no nos hemos hablado. No nos vemos a diario, no convivimos ni salimos a menudo juntos. Eso es lo que dice con lo de no conocer. Por otro lado está el hecho de mis respuestas tan kilométricas -que por lo menos están mejor escritas y redactadas, y sobretodo mejor compuestas que las que ostentas-, son tan largas porque cuando tengo que explicar algo me gusta hacerlo bien y de una sola vez, y no malamente en diez o doce, teniendo que aclarar cuestiones y repintar la fachada en cada una.

      Puede que tal vez estés acostumbrado a las contradicciones constantes y a los errores que se intentan encubrir con series de vídeos tras el espantoso ridículo público… En tal caso, tampoco me meteré mucho contigo por este hecho.

      Quinto error, sobre las motivaciones que me mueven a hacer las cosas que hago: Si yo respondo a alguien, es porque me da la gana hacerlo. Ni más ni menos. De la misma forma que si publico un comentario en mi blog es porque me da la gana, porque cuesta cero darle a “marcar como spam” o a “papelera”. No me seas un ignorante de la vida. Si te han puesto en los morros la naturalidad y te sabe raro porque estás acostumbrado a chupársela a Mario Luna, enjuágate la boca, escupe, y prueba otro bocado. Porque desde luego, no te va a saber igual. Y mira, es cierto que no sé ser diplomático en ocasiones, pero resulta que personas de tu calaña ni lo merecen.

      Por cierto, mi querido experto en trastornos depresivos… Cuando quieras, quedamos y me enseñas una copia de tu diploma de graduación y tu número de colegiado. Me enseñas mis historias clínicas, los datos que tienes recogidos sobre mi vida y obra, sobre mi persona y mis circunstancias… Y yo, te enseño lo que soy y dejo de ser.

      Y no te preocupes, que no hace falta que desembolses la cartera, sino solamente que vengas a Guadalajara city y dés la cara. Que insisto… Por internet es muy fácil y rápido abrir la boca para llamar amargado a otro, pero cuando la cara larga que vemos en el espejo es la propia no es tan fácil salir a la calle, ¿verdad?

      Déjate de internet y sal a que te dé el puto aire… Y por dios, deja de aprender truquitos de Harry Potter y sacar conejos de la chistera, y cómete uno.

  13. Carlos.

    Me parece que eres un poco selectivo, fíjate que me has recordado a un periodista de la prensa rosa, solo leen lo que quieren leer y lo distorsionan a su manera.
    Primero deberías conocer a tu “paciente” y luego analizarle, pero parece que tu si conoces hasta su talla de pantalones.
    Yo estoy hablando de lo que me ha demostrado Kheldar a lo largo de estos años, pero no razonáis y venís buscando carnaza de la buena.
    Ahí lo dejo, si no os gusta lo que escribe no lo leáis y no vengáis de psicoanalistas lo seáis o no.

  14. Edición por Kheldar: Disfruta que éste es tu último comentario en mi blog, al menos mientras persistas en tus intenciones.

    De acuerdo, ahora escoger tus palabras y demostrar lo contradictorias que son es: “ver solo lo que quiero ver”. Tus contradicciones aumentan por momentos.

    Por cierto, hace nada he leído una crítica, muy extensa de Kheldar hacia el negocio de la seducción y ahora veo que aquí intenta colarnos su libro, jaja. Venga va, ¿Como se puede ser tan mala persona e hipocrita?

    Hace escasos minutos acabo de leer como tachaba a otro de oportunista, insultaba incluso y ponía un extenso texto de que no hay que vender la seducción y demás bla bla.. Y ahora resulta que él, a la mínima también intenta lucrarse.

    ¿Esto Kiara te parece de ser buena persona? ¿O acaso sacará ahora otro escrito para justificar él porqué el es mejor que los demás y por lo tanto si puede vender su libro y los demás no porque sino son timadores?

    Venga ya… Por favor, a ver con que excusa sale: “es para pagarme los estudios” o la excusa que más me gusta para los poco humildes: “no gano casi ni un duro con el libro”.

    Kheldar, me parece una persona deshonesta y muy mala persona. Criticando algo que a los pocos minutos él hace.

  15. El usuario Carlos se demuestra incapaz de comentar sin intenciones maliciosas, por lo tanto se le rescinde el derecho a ver publicada su opinión en este blog por su reiterada insistencia en una conducta destructiva que no conduce a ninguna parte.

    Se pide a los usuarios que hayan presenciado el incidente o lleguen al mismo que no le den ninguna importancia al asunto, porque de por sí no tiene ninguna. Con la salvedad, claro, de que alguna persona quiera darle importancia a esto. Para mí, no la tiene… Y eso que es a mi a quien trata de atacar, a pesar de que hable a otras personas.

    Mis cordiales saludos para nuestro irrespetuoso amigo, y más suerte la próxima vez. Quizás una temporada en 4chan te enseñase a trollear mejor.

  16. Perdonad por entrometerme en semejante contrariedad de opiniones.
    Carlos me parece bastante patético por tu parte; Si tu vida es demasiado aburrida, extresante, desesperada. Quizás te sientes frustrado, no losé ¿ quien sabe?

    Intenta no meterte tan profundo en sitios donde ni pinchas ni cortas, lo sé, yo se que hay personas como tú,undidas, que simplemente se liberan intentado dejar a las demas personas a la altura de ellos mismos, pero bueno.. yo espero que te tomes la vida con más calma o si no amigo mío tarde o temprano un infarto caerá.

    Amo tu blog KHELDAR (:

  17. Hola Kheldar ¿Cómo estás? Haciendo un rastreo de publicaciones habitual, me he encontrado con este hilo. Me he quedado sorprendido, porque la verdad no entiendo estas discusiones; por eso precisamente nunca quise poner un foro, ya no participo en los mismos o tengo una permisividad cero con los comentarios que se salen fuera de lo que es el contenido de los artículos, o que simplemente se salen de tono, que te aseguro que los hay, otra cosa es que no los muestre o los suprima. Te diré por qué lo hago: siempre pienso, intentando ponerme en el lugar de alguien que está buscando respuestas por primera vez, en su primera visita, y que por una razón u otra, acabe en tu blog, en el mío, en el de Mario Luna, o en el David del Bass, o en el del vecino… No creo que alguien que busca respuestas, se merece encontrar una discusion de atque y defensa por la razón que sea.

    Entiendo que cada escuela, tiene un carisma diferente y que eso en todo momento debe ser BUENO Y NO EXCLUYENTE, de forma que el cliente, lector o aficionado pueda elegir cualquiera de ellas, o bien quedarse con parte de esta, otra parte de aquella y un piquito de la de más allá. Permíteme que utilice la palabra ORIENTADOR, creo que los que nos dedicamos a esto, no deberíamos pasar de ser meros orientadores, en el sentido de ya con una parte de experiencia, el saber decirle a un cliente, lector o aficionado por dónde puede empezar, de acuerdo con lo que quiere, pero NUNCA DECIRLE CÓMO TERMINAR, ya que se supone que tiene que hacer su propio camino, y no creo que ninguna de las escuelas, por llamarlas de alguna manera, ramas o carismas, estemos ninguna en posesión de la verdad absoluta.

    Por eso mismo, y sabiendo que una cosa es el marketing por internet y otra muy diferente el contenido que realmente podemos ofertar, que no perdamos el tiempo con estas cosas… y te lo dice alguien que te aseguro al que le cuesta mucho, controlar su ego cuando “le vienen a tocar los coj…” a su casa, entendiendo casa, por web espacio o blog. Te lo aseguro ¿eh? Me cuesta horrores no entrar al trapo, me evito esa tentación teniendo tolerancia cero con ese tipo de peleas que pueden despistar a un novel, e incluso desanimarlo, si es su primera visita. Prefiero tener una página limpia en cuento peleas, por esta razón.

    He visto que tienes ya esto muy puesto en marcha y me alegro, la verdad. Solamente si me lo permites (prefiero descalzarme cuando estoy en casa ajena) te podría hacer una recomendación: si te centras sobre todo en cultivar tu propio material, en vez de dedicarle una sola linea a una batalla vas a ganar muchísimo, te lo aseguro… y ya te digo que sé de sobra que es difícil no entrar al trapo.

    Quiero que sepas que me alegra saludarte, haber entrado en tu casa… y ver que te lo estás montando bien la verdad. Un abrazo.

    • Tanto gusto saber de ti después de un año, Miguel…

      Me alegro de que quieras pasarte a dejar recomendaciones y consejos, siempre viene bien contar con la experiencia de otros. Particularmente no soy de esconder las cosas que han ocurrido, al fin y al cabo para que yo tenga bronca con algo o con alguien muy gorda tiene que haber sido la historia… Pero no debe dejar muy buen sabor de boca el ver ciertas cosas en sitios a los que se acude buscando elevar moralidades y otras partes de uno mismo.

      Para mi gusto personal, hay ciertas discusiones que si se mantienen en un tono apartado de la susceptibilidad del ego, pueden llevar a muy buenos puertos. Pero bueno, hay gente para todo y no llueve a gusto de todos… En lo que a mi respecta, prefiero como bien dices trabajar en mi propia obra, que soy yo mismo. Y en los materiales que aporto a los demás, que son una suerte de legado personal (o así los quiero ver).

      Llega un momento en que todo el mundo me pregunta dos cosas acerca de lo que tú y yo sabemos. Siempre te preguntan si “lo conoces”, y “te gusta/te parece bueno/es útil”. El artículo donde estamos comentando ahora sería un ejemplo de algo por lo que me han preguntado mucho, y la opinión que me merece. Mis razones tengo y a mis razones me debo, y tal cual asoma el “por qué” a los labios de la otra persona llega lo que cuento aquí. En persona, la historia suena casi a risa por el tono en que la cuento.

      Aquí toma mucha más crudeza, o no… Según quien lea y cómo lea.

      Me limito a dar una orientación basada en lo que he visto, he vivido y me cuentan las personas que quieren lograr. Aunque, si me paro a pensarlo, para cualquiera esto puede verse como algo muy subjetivo y como señalas, como un intento por decidir el final del camino para alguien. No obstante como ya le he dicho a más de uno… Cualquier cosa que promueva una verdadera mejora personal merece respeto y es digna de tenerse en cuenta, siempre que no joda a quien no tiene que joder.

      Para mi siempre va a ser injustificable una gran parte de ello, pero si se puede evitar eso y sacar lo bueno… Bienvenido sea lo bueno.

      Un abrazo compañero

  18. Uff!! Muchos comentarios!! Haz escrito un excelente post kheldar!! jajaja 🙂
    Realmente me ah impresionado, porque yo en sí te conocí en el foro de Interacción social, y tus comentarios eran de lo más gratificantes que había visto, ahora veo cómo captas ésto de la seducción y porqué decidiste tomar la segunda píldora.

    Yo en realidad no se que pensar, pero estoy de acuardo contigo en que hayas creado éste blog, porque como yo también deseas mejorar en todos tus ámbitos de vida.

    Mi perpectiva es que te refieres a aquellos hombres que utilizan ciertos métodos para hacer cosas de manera manipuladora, como puedo mencionar a Mario Luna, claro, pero no puedo no darle crédito, porque él me abrió paso al camino de la autosuperación.

    Pero hay también seductores que se encuetran con otra perspectiva, y eso creo que lo sabes muy bien. Tal es el caso de Alvaro Tineo, o Naxos que a mí me gusta su forma de enseñar, porque aunque se centra en la mejora personal, también hace que las cosas te sirvan para todo en la vida, porque en todo debemos de mejorar, y siempre debemos de mantener contacto con otra persona, es decir, mantener relaciones.

    Me da mucha gracias porque parece que estás enojado en el artículo, pero cuando leí uno que otro artículo comprendí que no lo estás jeje 🙂

    Bueno, comento porque quiero aportar ideas a tu blog. Muchas Gracias por la segunda pildora!!! Que me la eh tomado la midad!!

    • Saludos Freyr,

      Es cierto que hay de todo y para todos los gustos. Que los que tienen los peores métodos también tienen cosas buenas, y los que son más auténticos también se merecen a veces una patada en la boca. A fin de cuentas he caído en un pensamiento muy peculiar: deja que cada uno llegue al punto que deba en la vida (o en otras palabras; que cada cual se joda la vida como quiera). No experimentamos las cosas de la misma forma, por lo cual; lo que a gran parte de nosotros nos puede resultar una molestia, una falsedad, una cosa vacía… A otro puede parecerle gloria bendita.

      Así que, y como siempre vengo haciendo… Voy a tocar en todos los palos de la baraja, para que haya mejora personal pero se extienda a todo lo que abarca una vida bien llevada.

      Tal vez llegue a transformar el concepto del buen vivir, y rescate ciertos valores que se han perdido o cree otros nuevos que son necesarios… Tiempo al tiempo.

      En cuanto a ti, amigo… Gracias por fijarte bien en las cosas. No estoy en absoluto enfadado, pero sí me decepciona que haya personas mayores que yo (en algunos casos tan capaces como yo, y hasta puede que más) que no se den cuenta del daño que se hacen a sí mismas -y a su vida social, sexual y sentimental- con ciertos comportamientos y actitudes (por ejemplo, cuando me preguntan “qué coño les pasa a ellas” y es más bien “qué será lo que tú les haces para que se pongan así”). Gracias también por aportar ideas al blog, y por tomar la mitad de la segunda pastilla roja. 😛

      Por cierto, he retirado el enlace que iba con tu comentario porque de todas las veces que he intentado acceder, no ha funcionado ninguna. Tal vez quieras revisarlo o considerar contratar un servidor externo (en ordenadores propios, el servidor solamente se mantiene activo mientras tienes encendido el ordenador).

      Un abrazo y como siempre… Bienvenido cuando gustes.

¡Comentar es sexy! No temas compartir tu punto de vista; nos encantará leerte. =)