Han sido demasiadas las veces que me lo han preguntado como para seguir sin darle respuesta… Y la verdad es que me gusta mucho el valor simbólico detrás de la expresión que escogí para denominar toda la iniciativa de esta casa.

¿De qué valor simbólico me hablas?

Responder a esta pregunta es sencillo: inspirándome en algo que dije en Facebook

Saber que el enfoque de esta casa es aceptación, armonía, autoestima, confianza, felicidad, fluidez y honestidad como actitudes de referencia y fundamento. Saber que las herramientas y recursos aportados por todos los integrantes y facilitadores (incluyéndome) funcionan a través de ti y no te exigen ser otro para triunfar. Tener la posibilidad de ver la diferencia desde el primer paso… Y lo más importante para mí.

Que todo eso quede plasmado en el nombre, con dos sencillas palabras.

Ese es el valor simbólico.

La_Metacognici_n2Y el valor tangible, para quien le interese conocerlo, nace de nuestra acción y nuestra estructura.

Nos basamos en desarrollar el poder de sanar la propia vida y esencia a través del recurso más elemental: la metacognición (lo que sabes acerca de ti [email protected], de cómo piensas, de cómo experimentas y aprendes, de lo que te limita o te impulsa… y tu propia intención).

Al ser más funcional en el manejo de esta capacidad, es como se logran los grandes cambios: conoces tus limitaciones y tus ventajas, tus puntos fuertes y flacos; y si eres un poquito avispado…

Aprovechas esa información para fortalecerte.

Orientas mejor tu desarrollo personal y ganas en autonomía.

El mayor beneficio de la Alquimia Interior es…

El ser capaz de funcionar de manera autónoma y gestionar el aprendizaje y el crecimiento. Para quien no lo sepa, es uno de los objetivos clave de todo programa educativo (ya sea formal, no formal o informal)… Pero es algo que se trabaja poco.

Y ahora una pregunta abierta: ¿de dónde o cómo ganamos la autonomía?

Daré una respuesta probablemente muy discutible, así que si deseas dar tu opinión te invito a hacerlo en los comentarios. Esta autonomía, bajo mis propios criterios…

Aparece como fruto de aumentar la conciencia de uno mismo y profundizar en la aceptación y expresión de nuestro mundo interior. Haciendo eso, despertamos una fuerza latente y casi mágica: la autopoiesis.

pero in fiore

(Photo credit: wallace39 ” mud and glory “)

Este palabro tan rimbombante designa la capacidad para recrearnos y mantenernos a nosotros mismos, como sistema autorregulado -i.e. Identidad, Actitud, Fluidez…- y como ser funcional de manera social e individual -i.e. Atracción, Comunicación, Sexualidad…- de manera consistente.

Es decir, que se trata de la capacidad de organizar y gestionar adecuadamente todo aquello que experimentamos y podemos transformar en conocimiento, de manera que podamos crearnos y sostenernos a nosotros mismos; y volver a recrearnos en caso necesario (desechando o añadiendo aspectos y funciones a la medida de las necesidades específicas del momento). ¿Te gusta mi definición?

Y más importante aún… ¿Le ves sentido?

Nosotros lo hacemos desde una postura epistemológica, ya que buscamos el punto de encuentro entre la verdad factual (o científica) y la verdad individual (la creencia personal), porque es en ese punto armónico en que ambas se entrelazan donde se halla el verdadero conocimiento. A través de ello, extraemos las pocas premisas en las que fundamentamos las actitudes que establecemos como base.

Pero no a todo el mundo le gusta reflexionar tanto…

¿Y qué quieres que te diga? A mí siempre me han dicho que quien quiere peces se tiene que mojar el culo… Lo de ir a la pescadería se inventó mucho tiempo después, y para esto de ser mejor persona no sirve que otro se moje el culo por ti.

Si quieres tener tu despensa interior llena, habrás de hacer tanto como puedas por ti mismo, así como también podrás aceptar lo que otros hagan por ayudarte a ello. Pero -y mira que odio ser agorero- si tú no haces nada, eso que hagan los demás cae en saco roto.

lÉste es un camino que debe recorrerlo uno mismo…

¡Pero eso NO significa que tengamos que hacerlo a solas!

De hecho, es por eso -porque podemos COMPARTIRLO- que siempre me he enfocado más en la vertiente social de lo que hago: crear grupos y plataformas de interacción.

Ya que sociedad e individuo forman un sistema interdependiente, y que éste se influencia y transforma a sí mismo (ya sea a través del cambio de cada una de las partes por su cuenta o de manera global por las estructuras de ambas y las acciones que por ello emprendemos)… Nosotros aprovechamos esa fuerza, en vez de ir en su contra.

Fluimos con la corriente, y nos dejamos impulsar por ella…

Para llegar a donde nosotros queremos estar.

Entonces… ¿A dónde os ha llevado a vosotros?

¡A todas partes, mi alma!

Algunos tienen pareja desde hace tiempo, otros han encontrado trabajo (ya sea en su país o en el extranjero), todos hemos visto mejorar nuestro equilibrio emocional y psicológico… Porque es lo que tiene el buen rollito, cuando es incondicional.

Disfrutas de la vida tal como viene, y puedes hacer más cosas con ella que si te pasas el tiempo enfadándote por las cosas que no te salen como quieres o con lo que no puedes cambiar… sonrisa2Y las oportunidades, que como ya se sabe llueven solitas, te empapan.

Porque no llevas el paraguas de la mala leche para impedirte recibirlas.

Y si me permites la osadía… Te invitaría a probarlo.

Es más, te desafío a que lo pruebes… A que me contactes, me cuentes alguna situación que quieras gestionar para que mejore o cambie y le demos una vuelta juntos.

Sin compromiso alguno, por supuestísimo.

  • ¿Qué ganas tú? Que se resuelva algo que te importa.
  • ¿Qué gano yo? Que conozcas el potencial de esto, y si quieres, te involucres.

Como ves, las cartas están sobre la mesa. No me guardo ninguna bajo la manga, porque  tengo confianza en que esta partida la ganamos todos los que estamos jugando.

¿Repartes la próxima mano? 😉


Si quieres mantenerte al tanto de mis avances, haz click en “Me Gusta” en la página de Facebook (tienes un acceso rápido en el lado derecho del blog). Así podrás:

  • Recibir actualizaciones sobre mis libros, mi blog y otros contenidos.
  • Participar en concursos y otros eventos que organice.
  • Compartir tus intereses y crear relaciones con gente afín.

Para aumentar la calidad de tu Experiencia LVEF, puedes también:

  • Leer las entradas del blog para conocer y practicar la Alquimia Interior.
  • Invitar a tus amigos a esta plataforma para acompañarte en tu transformación.
  • Participar con tu opinión y sugerencias. ¿Cómo podemos ayudarte mejor?
  • Suscribirte al blog para recibir en tu bandeja un aviso con cada nueva publicación, y un PDF de regalo. Puedes hacerlo desde la esquina superior derecha del blog.
  • Contactar a través del Social Media. ¡Queremos saber sobre ti!

Por favor, si te ha gustado esta entrada, considera:

  • Puntuarla – Para que pueda conocer cuánto te ha gustado.
  • Comentarla – Para que con tu opinión sigamos creando inteligencia colectiva.
  • Compartirla – Para que otras personas puedan beneficiarse y disfrutarla.
  • Recomendarnos – Para seguir creciendo y avanzando junto a ti y los tuyos.

Muchísimas gracias por tu atención, compañía y colaboración.

Un abrazo, y vuelve cuando quieras.

Kheldar

2 comentarios en “¿Por qué “Alquimia Interior”?

  1. Sergio, quiero exponerte una duda que tengo en mi mente. Lo hago por aquí ya que no puedo hacerlo vía twitter, ya que no eres seguidor mío ¿Me podrías decir, u orientar, acerca de qué técnica de meditación sigues? La duda me ha venido a la mente desde que empecé a investigar por mi cuenta acerca de este tema y lo único que he comprobado es que hay sectas e intereses económicos detrás de muchas “supuestas” técnicas. Sin embargo, sí probé algunos ejercicios de control de la respiración y contrasté que eran eficaces para relajarse. Espero tu respuesta.

    Recibe un cordial saludo,

    Eduardo Pozo

    • Saludos Eduardo, y bienvenido por esta humilde morada.

      Twitter no es un buen lugar para hablar de cuestiones que requieran cierta extensión para poder quedar lo bastante claras, así que celebro que hayas decidido contactarme por este medio. Debo decirte que en un principio me contento con la visualización creativa y con la estructura que explico en el artículo Alquimia Interna: Pensando en limones. También uso distintas imágenes; como pueden ser la llama, el túnel, la hoja que gira en la corriente… Y cuando no me basta con ello, existen los métodos autógenos y progresivos para una relajación; que consisten en tomar conciencia del propio cuerpo e ir desplazando la atención por zonas a medida que adaptas el ritmo respiratorio y te abandonas a la idea de sentirte simplemente a gusto. De momento, esto es todo lo que te puedo decir al respecto.

      En cuanto a ejercicios de respiración, tal vez te interese aprender el kokyu-ho de las artes marciales japonesas. Habiéndolo probado personalmente, lo encuentro tan útil como el pranayama del yoga. En ambos idiomas -curiosamente- estas expresiones significan algo aproximado a “ejercicios de respiración”.

      Por demás, eres gustosamente bienvenido siempre que desees acompañarnos.

¡Comentar es sexy! No temas compartir tu punto de vista; nos encantará leerte. =)