Categorías
Seducción y Sexualidad TransformAcción

Sexualidad Consciente: encontrar el propósito a través del sexo

A mi público habitual puede sorprenderle que retome mis escritos sobre vida sexual hablando de sexualidad consciente.

Curiosamente, fue ese tema el que me hizo crear La Vida es Fluir. Sin embargo, si les extraña será por el modo en que lo hago ahora mismo.

Siempre he sido más de ir a lo práctico y a lo concreto que de ponerme a pensar en cuestiones como el tantra, por ejemplo.

Quizás se debe a que, desde que cambié la orientación temática del blog en 2016; he tenido la oportunidad de acercarme a colectivos muy peculiares y diversos, para dialogar e intercambiar ideas. De todas partes del mundo, y de todas las condiciones humanas imaginables.

¿Te pica la curiosidad por saber a quiénes me refiero? Pues permíteme rascarte.

Se trata de personas que buscan expresar su propósito de vida en relación con la sexualidad humana. Cuestión que me encanta, por cierto.

A esta gente la puedes encontrar en círculos de lo más variopinto; y sus ideologías personales van de un extremo a otro de cada palo.

Pero, a pesar de sus posibles diferencias irreconciliables, resulta que les une un interés común: cambiar el modo en que le damos voz a nuestra sexualidad, para cambiar cómo la vivimos… Y, con suerte, mejorar el panorama para todos.

De eso es de lo que quiero hablarte hoy.

Esto de conseguir una sexualidad consciente no me suena tan descabellado…

Ya decía Michel Foucault que, si controlas la conversación en cuanto a un cierto tema; podrás controlar también la forma en que la sociedad se relaciona con el mismo.

Puso como ejemplo el control sobre el sexo que la Iglesia Católica hizo en su día. De hecho, había todo un sistema de creencias y un código de conducta para evitar el placer y la autoexploración. Por supuesto, esto no hizo sino darle más interés a lo morboso y lo prohibido.

Somos humanos, y la curiosidad es nuestro mayor instinto 😉

Sin embargo, en la vida cotidiana las expresiones de la sexualidad se veían encorsetadas dentro de lo socialmente aceptable por aquellos que compartían la fe. Y en eso no se diferencia de cualquier otro código moral, sin importar que sean religiosos o filosóficos.

En la actualidad contamos con distintas tradiciones, y todas ellas tienen su influjo sobre cómo percibimos la sexualidad y nos relacionamos con ella.

¿Jugamos a «cómo ves el sexo si…»?

Por ejemplo, si practicas cualquiera de las tres religiones mayoritarias en este momento; tendrás en mente conceptos como la castidad.

De hecho, los religiosos tienden a evitar ciertas facetas del erotismo y a limitar su relación con los placeres de la carne. Como mencionaba antes, había directrices sobre el modo de vestir, de cuidar la higiene personal, de dormir y hasta de follar; para que no excedan el límite de lo casto. En consecuencia, tienen una sexualidad consciente a su manera.

Si te adscribes a la ideología de género y a la tercera ola del feminismo…

Entonces tendrás en mente conceptos como identidad de género y expresión de género.

Con esta dialéctica, se ha logrado una sexualidad consciente en cuanto a las condiciones en que alguien quiere tomar una decisión absoluta sobre quién es y cómo se manifiesta en el mundo.

Es mi opinión que genera tantos problemas como pretende resolver…

Pero que, al mismo tiempo; nos propone retos interesantes para abordarlos desde las distintas prácticas pedagógicas, psicológicas y sociológicas.

Si te fijas únicamente en lo biológico…

En tal caso, lo que te suena más son los conceptos de orientación sexual y erotismo. Es decir, las distintas conductas sexuales en función de tus deseos naturales y de tu relación con el placer.

También puede que te suenen el genotipo y el fenotipo sexuales, o lo que es igual; tu expresión genética y su manifestación en función del ambiente, tanto física como conductual.

Por supuesto, esto tiene una curiosa consecuencia:

En este sentido, una sexualidad consciente te llega cuando puedes observar y reconocer tus tendencias y conductas sexuales y los factores que influyen en ellas.

Según a quienes preguntes, te dirán que también se incluye la capacidad para adaptar tu conducta al entorno y al momento social, cultural e histórico.

Por eso no considero que las perspectivas biológicas sobre el sexo estén reñidas con las ideológicas… Pero eso son manías mías. A veces consigo reconciliar hasta lo irreconciliable.

Y si piensas únicamente en los Derechos Humanos y en la Salud a nivel mundial…

Pues te sonarán dos características más aparte del erotismo: vinculación afectiva y reproducción.

Junto con el tema del genotipo y el fenotipo, son los cuatro sistemas que componen el gran sistema de la sexualidad humana.

Entonces, ¿qué narices es eso de la sexualidad consciente?

Pues ni más ni menos que tomar una decisión racional y voluntaria de hacer lo que quieras con tu vida sexual; siempre que no jodas a nadie con ello.

Y ese nadie te incluye a ti. Por supuesto, significa lo que implica:

Que tengas clara tu orientación sexual.

Se definen únicamente tres: heterosexual, homosexual o bisexual.

Incluso así, es posible que dentro de tu orientación tengas deseos por personas que representen las cualidades que atribuyes a tu sexo deseado. Por supuesto, en ocasiones esto trasciende la cuestión biológica y se convierte en una identitaria.

Si sientes la inclinación a cambiar de orientación a lo largo de tu vida, es completamente normal. Y si eso te confunde o te genera problemas, hay opciones para recibir ayuda sin entrar en un embudo de la muerte.

Que tengas claras tus preferencias.

Especialmente en cuanto al estilo de vida y al modelo relacional; por no plegarte a deseos ajenos que no te representan. Si eres una persona de natural monógama, puede que lo tuyo no sea entrar en una relación poliamorosa.

Sin embargo, puede que sí te represente una relación abierta si en tus acuerdos está el explorar libre y sanamente. También puede que creas que es mejor alternativa que ir cambiando de pareja cada vez que te entre la curiosidad o que quieras seguir aprendiendo. Tú me dirás, que para eso están los comentarios. 😉

Que tengas claro aquello a lo que te prestas y a lo que no.

Hay prácticas socioafectivas y sexuales que no son para todo el mundo.

Algunas veces, lo sabes cuando lo pruebas. Otras te basta con saber sobre el tema para tener la seguridad de que no te interesa, y más bien te repele.

No hay nada de malo por no querer tener sexo anal o por no probar el BDSM; por decir algo.

Porque, por supuesto, todo lo que vivas ayuda a conformar tu sexualidad

Por eso mismo, algunas cosas están mejor como fantasías y otras pueden ayudarte a vivir mejor.

Con lo cual, habrá cosas que quieras experimentar para darte la mejor vida posible a todos los niveles. Aunque, por supuesto, no tiene por qué ser 100% en carne propia.

Existen la pornografía y el material erótico; y también los círculos, escuelas y asociaciones para la divulgación cultural de opciones para tu sexualidad.

Con ese mismo afán, te quiero presentar una iniciativa a la que me invitaron

Se trata del Primer Congreso Online de Sexualidad Consciente en Español.

El enlace anterior te enviará a la página del Congreso como referido mío.

Puedes disfrutar de las charlas de 30 expertos en sexualidad consciente, relaciones y temáticas asociadas del 5 al 11 de marzo.

Si lo deseas, también puedes comprar un acceso vitalicio. Así tendrás las charlas disponibles en audio y vídeo, para llevarlas donde quieras y consultarlas cuando quieras.

Primer Congreso de Sexualidad Consciente en español
Los 30 expertos del Primer Congreso de Sexualidad Consciente en español, juntos en una imagen.

 

¿Qué temas se tocarán en el Primer Congreso de Sexualidad Consciente?

¡Te agradezco la pregunta! Y te voy a contestar con ayuda de un vídeo.

En la página principal que te dejé enlazada tienes listados los temas de las charlas y la agenda del Congreso; pero me parecía frío e impersonal mandarte allí a secas.

Le paso la palabra a Diana y Francisco:

 


¡Hasta aquí llegamos hoy hablando sobre sexualidad consciente!

Me apetece mucho tirarte de la lengua para conocer tus impresiones sobre la sexualidad actual.

Si lo deseas, comparte tus perspectivas sobre el séxodo, y las consecuencias de la influencia ideológica en la sexualidad.

Si lo prefieres, también podemos hablar sobre el factor cultural. En ese sentido, me interesa especialmente la variabilidad de la presencia y el uso del sexo en la expresión pública.

Por poner un ejemplo… Algo que me choca mucho si viajas a la India, por decirte un sitio notable por este contraste; es que al volver te das cuenta de que en casa nos lo venden todo con sexo.

Y hasta aquí puedo contarte…

Te espero en los comentarios, y nos leemos en la próxima entrada.

Por Sergio Melich

Pedagogo por la Universidad Complutense de Madrid. Comunicador y mentor por vocación. Experto en Comunidades Virtuales. Autor de las webs La Vida es Fluir (mi blog) y Comunidad Fluyendo.

Aventurero y Heartist (una persona comprometida a vivir, crear y obrar con cabeza, corazón y conciencia). Escribo sobre el Buen Vivir: autoaprendizaje, estilo de vida, habilidades sociales, relaciones y más. Apoya mis proyectos: https://www.patreon.com/lavidaesfluir

19 respuestas a «Sexualidad Consciente: encontrar el propósito a través del sexo»

La verdad es que todos deberíamos vivir una vida y una sexualidad más consciente asi seguro que seriamos más felices y tendríamos más conciencia de nuestros actos aunque cada vez se habla con menos tabus del tema todavía nos falta mucho por avanzar, Esta bien se que realicen este tipo de congresos aunque sea de forma online para poder estar al dia y poder debatir con otros participantes del tema y poder poner puntos en común y algún que otro punto en contra, también tengo que decir que nunca podría tener una relación poliamorosa por mi forma de ser de pensar y de vivir aunque respeto al que la tenga, entre gustos colores,la felicidad nunca se sabe donde va a estar

Ciertamente, Divina, podría ayudarnos mucho a todos. Aunque el deber para algunos quizás sea simplificarlo todo al máximo, porque no puedan aguantar según qué cosas. Uno nunca sabe. 🙂

No te preocupes si no te sientes capaz de participar en una relación poliamorosa. El modelo de relación que tengas al final da igual, porque lo que cuentan son los acuerdos de la misma.

Como mínimo, sin importar cómo sea tu relación en cuanto a monogamia o poligamia ni tu orientación sexual; habría que ponerle énfasis a estar más abiertos a hablar las cosas, preguntar lo que nos causa curiosidad o malestar, y compartir más a menudo y sin tanto reparo nuestros deseos y fantasías.

A partir de ahí considero que ya cada uno puede hacer un buen camino a su manera. ¿Tú qué crees?

Un abrazo y bienvenida siempre que gustes.

Buenas tardes Sergio, la verdad creo que me perdí entre tanto contenido, pero en cuanto llegue a casa lo leeré mas detenidamente, por cierto estos tipos de temas acerca de la sexualidad son poco abordados o por lo menos es lo que pienso, puedo destacar que me parece bien cuando mencionas que lo que hagamos no deba afectar a otros saludos

Claro, la idea es más bien esa: no perjudicar a nadie ni salir perjudicado uno mismo. Como se solía decir antes, «si haces algo, que no se note».

La mayoría de los temas que abordo en mi blog o de los que se abordan en el Congreso que menciono tienen mucha gente detrás, así que no es que se los aborde poco. Es más bien que no están bajo los focos de la escena más pública si no es en forma de personajes estereotipados y usados como alivio cómico y fuente de chistes fáciles dentro de las obras de ficción.

¿Te suena cómo pintan a la mayoría de los tántricos en las pelis americanas o en el Grand Theft Auto 5? Pues algo así sería.

Un abrazo y bienvenida siempre que gustes.

PD. Si te surgen más comentarios en lecturas posteriores, no te cortes en seguir la conversación.

Hola. Me ha gustado mucho leer tu post porque es un tema del que no se suele hablar y siempre va bien encontrar este tipo de información. Me parece bien la sexualidad consciente, creo que es la mejor manera de disfrutar de ello sin dañar ni ser dañados. Saludos.

Sí María, es una gran manera de no acabar jodidos ni jodiendo innecesariamente. 🙂

Y lo mejor de todo es que no importa si estás en pareja o soltera para disfrutar de esta información. Siempre puedes usarla en tu propósito de llevar una mejor vida sexual y sentimental, porque al fin y al cabo redunda sobre ti.

Un abrazo y bienvenida siempre que gustes.

Es lamentable que hoy en día las personas aún se cohiban con relación al descubrimiento de la sexualidad, ojalá eso pueda cambiar pronto, de está forma al vivir una sexualidad consciente viviremos más y más felices, mejorando también así nuestras relaciones interpersonales

Sí que lo es, sí… Por mi parte te animo a dar un paso adelante y empezar por compartir aquí, si te apetece y si te atreves, en qué crees que te podría beneficiar a ti personalmente.

Por ejemplo, podrías responder a estas preguntas: ¿qué tabúes tienes todavía y cuáles has vencido? ¿Qué tal andan tus relaciones interpersonales? ¿Cuál fue el mayor obstáculo que has superado hasta la fecha? ¿Y tu mayor aporte al cambio de circunstancias?

Un abrazo y vuelve siempre que gustes. 🙂

Hola, he leído un par de veces tu post, porque me cuesta entender ciertos conceptos, se nota que sabes mucho del tema, yo nada. En primer lugar me declaro monógama, y heterosexual, sin duda, aunque en la sociedad actual veo cada vez más bisexuales, y homosexuales, cada uno, como dices, es libre de tener las relaciones o practicas afectivas que quieran. Me gusta cuando dices que :algunas cosas están mejor como fantasías y otras pueden ayudarte a vivir mejor». Muy cierto, las fantasías son importantes en nuestra vida sexual, sin duda. Por ultimo, el congreso de sexualidad consciente es una buena opción para saber más, y sobre todo, si se pueden comprar las charlas en audio o vídeo. Gracias por la información. Un saludo.

¡Hola Charo!

Solamente sé un poquito más que algunos y otro tanto menos que otros. Para estas cosas, como para todo, la curiosidad y el ponerle interés hacen mucho. Yo, por mi parte, me dedico a hacer lo que ves: difundir un mensaje de claridad y autenticidad.

Te animo a inscribirte en el Congreso y aprovechar para aprender más sobre el tema. Nunca es tarde para ampliar conceptos.

Bienvenida siempre que gustes. 🙂

Hola, la verdad que me parece informativo, porque es un tema de la sexualidad es poco tratado incluso mal mirando, cuando hablas o por intentar hablar algún contenido como estos, me ha gustado mucho con la naturalidad que has tratado todos los temas, y creo que post como estos deberíamos encontrar en la red sin sacarlos de contexto y sin desviarlo a un plan morboso, me gustado mucho gracias por compartirlo

Me quedo con la frase de…. hacer lo que quieras en tu vida sexual siempre que no jodas a nadie. Me parece un resumen perfecto para la vida en general. Si todos lo pusiéramos en práctica, mejor nos iría a todos. Un gran artículo de un tema que no es nada fácil tratar en un blog. Felicidades.

¿La Castidad? Creo que muchos de los males que ha sufrido el mundo vienen por la idea de la castidad de determinadas congregaciones religiosas, que en lugar de tener una relación sexual sana han derivado en abusos hacia los mas débiles que estaban a su cargo y no se podían defender…
Buff no quiero ni hablar de este tema que me enervo.

Creo que la conciencia deberíamos traerla a todas las áreas de nuestra vida y realmente conocernos a nosotros mismos para hacer elecciones acertadas de lo que verdaderamente deseamos. En la sexualidad, como en todo, considero que también se siguen modas, por ejemplo en Hollywood, de repente veo que cada vez mas celebridades se declaran bisexuales. Eso me hace preguntarme, si pesa mas la biología o la cultura en nuestras inclinaciones. Y como tu dices, está bien experimentar siempre y cuando no jodas a nadie y también respetar las elecciones de los demás. Me gustó que mencionaste de que en nuestra sociedad todo nos lo venden con sexo ya que es otro tema que da para mucho. Como siempre tus publicaciones invitan a la reflexión 🙂 un abrazo!

Lo cierto es que debería ser siempre así, en todos los aspectos de nuestra vida, disfrutar sin hacer daño a nadie, aunque por desgracia la gente cada vez es más egoísta y mira menos por los demás. Un artículo muy interesante sobre un tema, que a día de hoy, según en qué grupos, sigue siendo tabú.

Hola Sergio, gracias por explicar tan bien este concepto y al respecto he de decir que tengo muy claras la mayoría de las cosas en lo que a mi sexualidad se refiere: qué y quién me gusta, qué prefiero, qué aceptaría y a qué me prestaría. No quita que un día pueda querer experimentar pero tendría que tener antes 5 años de vacaciones en una isla desierta para preocuparme por eso, ahora mismo no es el caso jajajaja, muaksss

Joder Vanesa, si necesitas cinco años de vacaciones en una isla desierta para darte permiso de seguir tus instintos y apetitos, alabo tu paciencia y tu dominio pasional jajajaja

Está genial que tengas tanta claridad, por supuesto. Es muy complicado de lograr y más hoy en día. Si tienes ganas de experimentar me avisas, y te cuento unos cuantos truquillos para hacerlo sin exponerte a demasiados riesgos. Además, yo que tú aprovechaba para echarle mano al Congreso y repasar cositas que ya conoces, ampliar hacia otras que no y jugar con tu comprensión de la sexualidad humana.

Un abrazo y bienvenida siempre que gustes. 🙂

Hola, chico polémico

En estas materias, querido Sergio, siempre hay mucho por conocer y otro tanto por aprender. No importa en lo absoluto la edad que tengas, ni que camines por las tardes de tu vida, siempre hay algo, ese qué sé yo que uno no conoce. Sin embargo, creo que cada persona es un mundo, tenga o no tenga una sexualidad consciente, cada uno aplica lo que sabe a su manera. De lo que comentas, tengo muy claras mis opciones, lo que me gusta, lo que no me gusta, lo que quiero y lo que permito y te aseguro que no tiene nada que ver ni con religión, ni con ser hetero, simplemente, es que te dejen ser y dejar ser, a eso se resume. No obstante, no descarto en lo absoluto, que más temprano que tarde, me inscriba en alguno de estos congresos.

¡Hoal de nuevo, Loreto!

Esa es la parte divertida que tienen este tipo de eventos… Que te invitan a cuestionarte incluso a ti mismo. Supongo que ahí es donde está la polémica esta vez. 😛

Como bien señala mi amiga Ana Bizarro, un congreso sirve para que todos los implicados aprendamos cosas nuevas y refresquemos lo que ya sabemos. Incluso sobre nosotros mismos, en este caso. Por eso, aunque tengas todo bien claro, estoy seguro de que descubrirías cosas que no te imaginabas hasta el momento.

De hecho, ella se lo quiere regalar a sus hijos y a personas mayores de 50 años… Por algo será.

Si decides comenzar por inscribirte a este, nos cuentas tus impresiones. Queremos hacerlo cada vez mejor y saber hasta dónde logramos ayudar e ilusionar de nuevo a la gente.

Un abrazo y bienvenida siempre que gustes. 🙂

¡Comentar es sexy! Deja tu aporte. =)