El Séxodo es la palabra con la que Milo Yiannopoulos describe un fenómeno social actual. Puede que ya hayas oído hablar de los hombres hervíboros; de los men going their own way (hombres que van a lo suyo); y de otros grupos de escogen apartarse voluntariamente de las mujeres.

Y en ocasiones, hasta de la vida social.

En este texto, Milo explora las causas y los efectos. Puede ser doloroso para muchos en función de las lecturas de la realidad que tengan por costumbre hacer.

A mí me parece particularmente interesante. Necesario para sacar mierdecilla que tenemos metida en la brecha entre los sexos, incluso.

Lee aquí la Parte 2 del Séxodo.
Lee aquí ‘La Identidad Perdida del Hombre’.

“Mi generación de chicos está jodida,” dice Rupert, un joven alemán entusiasta de los videojuegos que conocí hace unos meses.

El matrimonio está muerto. Divorciarse significa que estás jodido de por vida. Las mujeres han pasado de la monogamia, lo que las hace menos interesantes a nuestros ojos para cualquier relación seria o para formar una familia.”

Y esto es lo que hay. Incluso si nos arriesgamos, lo más probable es que los niños no sean nuestros. En Francia, incluso tenemos que pagar por los niños que las esposas tienen a través de relaciones adúlteras. 

(Descubre hoy mismo el secreto a voces que te librará de la mayoría de estas situaciones: Todo, Menos Marear. El cuarto libro de La Vida es Fluir. Soluciones a partir de la comprensión y de la magia de ser uno mismo. Haz click aquí para conocerlo.)

“En la escuela, los chicos son puteados casi constantemente. Las escuelas están montadas para mujeres. En los Estados Unidos, fuerzan a los chicos a tomar Ritalin como si fueran Lacasitos, para que se callen. Y mientras que se favorece que las chicas cumplan sus cuotas, los chicos bajan a un distante segundo plano.”

“Nadie en mi generación cree que vaya a conseguir una jubilación cuantiosa. Tenemos un tercio o un cuarto de la riqueza que tenían las generaciones previas, y todo el mundo acude a la educación superior para mantener a raya el desempleo y la pobreza, porque no hay empleo.”

“Todo esto no sería tan malo si al menos pudiésemos mitigar el dolor relacionándonos con mujeres. Pero se nos trata como pedófilos y violadores en potencia solamente por mostrar interés. Mi generación son los bonitos,” suspira, refiriéndose a un experimento con ratones de 1960 que supuestamente predijo un futuro poco halagador para la raza humana.

Cuando la sobrepoblación se salió de control, los ratones hembra en el “universo ratón” experimental de John Calhoun dejaron de procrear. Por su parte, los ratones macho abandonaron la compañía del resto por completo.

Seguían comiendo, durmiendo, alimentándose y aseándose a sí mismos; pero hacían poco más que eso. Tenían un exterior resplandeciente, pero también vidas vacías.

“Los paralelismos son asombrosos,” dice Rupert.

*

Nunca antes en la historia han estado las relaciones entre ambos sexos tan cargadas de ansiedad, animosidad e incomprensión. Para feministas radicales, que han sido la fuerza impulsora tras multiples cambios en la tectónica de la sociedad en décadas recientes, esto es una señal de éxito. Quieren derribar las instituciones y estructuras de poder que sostienen la sociedad, sin importar los daños colaterales. La destrucción nihilista es parte de su hoja de ruta.

Pero, para el resto de nosotros, la visión de una sociedad en declive, y de hombres y mujeres corrientes siendo conducidos a una miseria dividida pero igual, gracias a un grupo altamente organizado de agitadores, es preocupante. Particularmente dado que, como un número cada vez mayor de observadores sociales están reseñando, una generación entera de jóvenes—en su mayoría hombres—están siendo abandonados en las ruinas de este proyecto de ingeniería social.

Comentaristas sociales, periodistas, académicos, científicos y hombres jóvenes en sí mismos han remarcado todos la pauta.

Entre los hombres de entre 15 y 30 años de edad, un número cada vez más creciente abandona la sociedad. Pierden la fe en las mujeres, el sexo y las relaciones; y se entregan a la pornografía, los fetiches sexuales, las adicciones químicas, los videojuegos y, en algunos casos, un crudo machismo; todo lo cual los aleja de un entorno social hostil y debilitador creado, según algunos, por el movimiento feminista moderno.

A duras penas se los puede culpar. Cruelmente ridiculizados como inmaduros y lloricas por objetar ante condiciones absurdamente injustas en la universidad, los bares, clubs y más allá de todo esto; los hombres están condenados igualmente tanto por acción como por omisión.

Se los ridiculiza como parásitos cuando evitan a mujeres agresivas y exigentes con expectativas irreales; o se los tacha de violadores y misóginos únicamente por expresar interés sexual.

Jack Rivlin es el editor jefe del tabloide start-up para estudiantes The Tab, un éxito desbocado cuyo titular actual reza: “Dejaremos de escribirlo cuando dejes de leerlo.” Como la mente tras cerca de 30 periódicos estudiantiles, Rivlin es tal vez la persona mejor situada en el país para observar esta tendencia en acción. Y él está de acuerdo en que la generación actual de hombres jóvenes tiene particulares dificultades para relacionarse con las mujeres.

“Los chicos adolescentes siempre han sido inútiles con las chicas, pero está claro que hay un miedo a que ahora no baste con ser bienintencionado; y al hecho de que puedes meterte en problemas solamente por ser torpe,” declara. “Por ejemplo, acercarse a besarla puede terminar contigo catalogado como un asqueroso, en vez de simplemente inepto.”

Las nuevas reglas que se espera que los hombres acaten nunca son claramente explicadas, dice Rivlin; lo que los deja despistados y neuróticos al respecto de interactuar con mujeres.

“Podría sonar como algo positivo, porque empuja a los hombres a emprender el poco romántico pero práctico enfoque de preguntar a las mujeres cómo comportarse. Pero hace que muchos de ellos se limiten a abandonar el juego y entrar en el santuario de sus grupos de machos; donde ser rudo hacia las mujeres te brinda aprobación. Y puedes evitar prácticamente por completo socializar de uno a uno con el sexo opuesto.”

“También hay un montón de tíos que ignoran a las mujeres y no saben cómo actuar. Eso por no decir que los chicos que nunca pasan tiempo a solas con chicas no son muy buenos en cuanto a relaciones.”

Rivlin ha observado una dependencia incrementada de sustancias, normalmente del alcohol; que los chicos usan para calmar sus nervios. “He escuchado a muchos chicos de instituto presumir de que nunca han tenido sexo estando sobrios”, dice. “Es obvio que están asustados, lo que es natural; pero estarían menos asustados y serían menos disfuncionales si comprendiesen las reglas.

¿El resultado? “Un montón de hombres jóvenes buenos pero incómodos optan por no acercarse a mujeres porque no tienen la ocasión de equivocarse sin sufrir peor vergüenza que nunca.”

Más problemáticamente, este efecto es más agudo entre comunidades con menores niveles de riqueza y educación, donde el paquete de recursos de apoyo para hombres jóvenes es escaso. En mi alma mater, la Universidad de Cambridge, el fenómeno apenas se registra en el radar, de acuerdo con el presidente de la Union Society, Tim Squirrell.

“No creo haber notado un cambio recientemente,” afirma. “Este año se han introducido talleres obligatorios de consentimiento para los recién llegados, lo que creo que puede ser bueno, y está habiendo un gran esfuerzo por parte de Women’s Campaign en particular para tratar de combatir el machismo en el campus.

La atmósfera aquí es la misma que el año pasado: chicos raritos en su mayoría, que tienen miedo de acercarse a cualquiera en primer lugar, y por otro lado un porcentaje menor que tienen confianza suficiente para ponerse en marcha. Obviamente las mujeres también tienen su papel, y se acercan a los hombres en prácticamente la misma proporción que lo hacen en cualquier otro sitio. Ciertamente no han habido historias en The Tab [el periódico del campus] sobre una sequía sexual en el campus.”

“Creo que la gente está teniendo probablemente tanto sexo como de costumbre,” añade. En Cambridge, por supuesto, esto podría no significar mucho, y por una variedad de razones socioeconómicas y de clase las tribus en Oxford y Cambrigde están en cierta manera aisladas del efecto de desertismo masculino.

Pero incluso en una universidad tan prestigiosa, con una vasta prevalencia de población de las clases medias y altas; esas condescendientes clases obligatorias de “consentimiento” están siendo también implementadas. Squirrell, quien se afirma como un feminista con políticas de centro-izquierda, piensa que son buena idea. Pero académicos como Camille Paglia llevan advirtiendo desde hace años que hablar de violaciones en el campus pone a las mujeres en mayor peligro, si acaso.

Las mujeres de hoy son educadas en el victimismo, adiestradas para ser agresivamente vulnerables y convencidas de que la más mínima infracción, acercamiento o patoso malentendido representa un “asalto”, “abuso” o “acoso”. Eso puede que sirva en los seguros confines del campus, donde los hombres pueden ver sus carreras académicas destruídas por una simple palabra de una estudiante femenina.

Pero, de acuerdo con Paglia, cuando esa mujer sale al mundo real sin la red de seguridad de los comités universitarios contra la violación, carece totalmente de preparación para la a veces violenta realidad de la sexualidad masculina. Y los pánicos y sembrar el terror le hacen peor favor todavía a los hombres. A fin de cuentas, la educación está pasando a ser una experiencia miserable para los chicos.

*

En escuelas de hoy por toda Inglaterra y América, los chicos se ven implacablemente patologizados, como los académicos vienen avisando ya desde 2001. Las bravatas e infantilismos han pasado a ser considerados “problemáticos”; con la conducta femenina pasando a ser el estándar dorado con el cual se compara a estos chicos defectuosos. Cuando se les nota deseosos, la solución suele ser medicarlos.

Uno de cada siete chicos americanos será diagnosticado con Trastorno por Déficit de Atención e Hiperactividad (TDAH) en algún momento de su carrera académica. Millones recibirán la prescripción de algún potente tranquilizante, como el Ritalin; por el crimen de haber nacido hombres. Los efectos secundarios de estas drogas pueden ser horribles, e incluyen la muerte súbita.

Entre tanto, los chicos se quedan atrás académicamente comparados con las chicas. Tal vez porque un incesante y bien provisto foco se ha situado en los logros de las mujeres en las últimas décadas; y poco o nada en los hombres que ahora están sacando peores notas, obtienen menos distinciones y alcanzan menos conocimientos para entrar en el mercado laboral.

La alfabetización masculina, en particular, está en crisis por todo el oeste. Nos hemos obsesionado tanto con las chicas, que no nos hemos fijado en que los chicos se han metido en un barrizal académico bastante serio.

Entonces, ¿qué ha ocurrido con esos chicos que, en 2001, estaban quedando por detrás de las chicas en la escuela, tenían menos probabilidades de ir a la universidad, eran medicados sin necesidad y cuyos problemas de autoestima y confianza fueron simplemente ignorados; pero han sido activamente ridiculizados por el Establishment feminista que tiene tanto dominio en las instituciones educativas y los partidos políticos de izquierdas?

Abreviando: crecieron disfuncionales, desprovistos por la sociedad, sintiéndose profundamente miserables y, en muchos casos, enteramente incapaces de congeniar con el sexo opuesto. Son los hombres que fueron traicionados por el sistema educativo y la cultura en general de forma tan abundante entre 1990 y 2010 quienes representan la primera generación de lo que llamo el Séxodo, una salida a gran escala de la sociedad mainstream protagonizada por hombres que decidido que no pueden afrontar, o molestarse con, formar relaciones y participar plenamente en sus comunidades locales, democracias nacionales y otras estructuras sociales del mundo real.

Una segunda generación del Séxodo se está gestando hoy, obsequiados con un daño potencialmente mayor hacia ellos por la instauración de leyes absurdas, inviables, mojigatas y rotundamente misandristas como la legislación “Yes Means Yes” de California—y por la tercera ola del feminismo, que controla periódicos como el Guardian y compañías de nuevos medios como Vox y Gawker, pero que disfruta de un histérico grito final antes de que las propias mujeres lo rechacen por un margen incluso superior al actual, en que 4 de cada 5 mujeres afirman que no quieren tener nada que ver con la temida palabra con F.

*

El Séxodo no vino de la nada, y las mismas presiones que han forzado la salida de muchos contemporáneos de la sociedad ejercen presión en la generación de sus padres, también.

Un investigador profesional en el final de su treintena, con quien he estado conversando acerca de este tema durante meses; lo dice con muy buen tino:

“Durante los últimos, al menos, 25 años; se me ha dicho que haga más y más de esto y aquello para conservar a una mujer. Pero nadie me ha dicho lo que ellas hacen para conservarme a mí.”

“Te puedo decir como hombre casado y heterosexual en funciones, que no ha abandonado la sociedad; que el mensaje de las tías es: No sólo es preferible que te vayas al carajo, sino imperativo. Debes pagar por todo y hacer que todo funcione; pero tú mismo y tus preferencias podéis iros a la mierda y morir.”

Las mujeres han estado mandando a los hombres señales mezcladas durante las últimas décadas; dejándolos completamente confundidos al respecto de lo que deberían representar para las mujeres. Lo cual tal vez explica el lenguaje soez que algunos usan al describir su situación.

Dado que el rol de proveedor les ha sido arrebatado por mujeres que ganan más y funcionan mejor en la escuela; los hombres quedan en posición de intuir lo que hacer. Quedan tratando de encontrar un término medio entre lo que las mujeres dicen querer y lo que ciertamente buscan; lo cual pueden ser cosas muy diferentes.

Los hombres afirman que la brecha entre lo que las mujeres dicen y lo que hacen jamás ha sido mayor. Se les dice constantemente que deben ser compañeros de viaje sensibles y delicados en el camino feminista. Pero las mismas mujeres que dicen querer a un hombre bueno y poco amenazador se van a casa y se extasian viendo cachas de mente simple, pecho enorme y saturados de testosterona en Game of Thrones.

Los hombres son conscientes de esto y, para algunos; esa inconsistencia gigante hace que todo el juego les parezca más bien una dificultad innecesaria. ¿Para qué molestarse tratando de averiguar lo que una mujer desea; cuando puedes hacer deporte, masturbarte o jugar a videojuegos desde la comodidad de tu dormitorio?

Jack Donovan, un escritor residente en Portland que ha escrito varios libros sobre hombres y masculinidad, cada uno de los cuales se ha convertido en un éxito de culto, afirma que el fenómeno ya es endémico entre la población adulta. “Veo un montón de hombres jóvenes que en otras circunstancias estarían teniendo citas y casándose rendirse con las mujeres,” explica; “o pasando de la idea de tener esposa y familia. Esto incluye tanto a la clase de hombre que normalmente sería un poco torpe con las mujeres, como a la clase de hombre que no es torpe con ellas en absoluto.”

“Han hecho un análisis de costes y beneficios y descubierto que es un mal negocio. Saben que hoy, si invierten en un matrimonio y en tener hijos; una mujer puede quitarles todo ello en un suspiro por capricho. Así que recurren a servicios como Tinder y OK Cupid para encontrar mujeres con quienes tener sexo seguro; y se resignan a ser ligones. O bien, cuando se cansan de ese papel, novios.'”

Y añade: “Casi todos los hombres jóvenes han asistido a seminarios obligatorios sobre acoso sexual, violencia de género y prevención de violación. Ya saben que podrían ser despedidos, expulsados o arrestados en base, más o menos, a la palabra de cualquier mujer. Saben que son básicamente culpables hasta que se demuestre su inocencia, en la mayoría de las situaciones.”

Donovan achaca gran parte de la culpa de cómo se sienten ahora los hombres al movimiento feminista moderno. Y en concreto, a lo que ve como su falta de sinceridad.

“Los hombres jóvenes que peor lo pasan están en conflicto con su lectura de la realidad. Operan bajo la idea de que las feministas discuten de buena ley”, afirma. “Cuando, de hecho, están inmersas en una lucha, a expensas del resto. Una lucha en cuanto a estatus sexual, social, político y económico. Y están ganando”.

“Los medios permiten ahora que las feministas radicales conduzcan todos los debates. Lo hacen, en parte, porque el sensacionalismo atrae más la atención que cualquier clase de discurso equilibrado. Las mujeres pueden básicamente decir cualquier cosa sobre los hombres. Y no importa lo denigrantes que sean, vendrán coreadas por aplausos y mofas.”

Esa ha sido de hecho la experiencia de varias coaliciones libres de hombres en los medios recienemente, ya sean científicos indignados por las denuncias feministas al Dr Matt Taylor, o video gamers en campaña bajo la bandera de éticas de prensa que vieron su movimiento difamado como un grupo misógino de odio por feministas mendaces y beligerantes y autodenominadas “guerreras por la justicia social”.

Donovan tiene su perspectiva sobre los motivos por los que las feministas tienen sencillo triunfar en las batallas mediáticas.

“Porque los hombres quieren proteger a las mujeres por instinto y ser héroes. Si un hombre escribe siquiera una tentativa de crítica sobre mujeres o feminismo, es denunciado por hombres y mujeres indistintamente y tildado de patán extremista. La mayoría de los libros y blogs acerca de “estudios masculinos” y “derechos masculinos” que no son explícitamente pro-feministas están plagados de disculpas hacia las mujeres.”

“Libros como The Myth of Male Power y sitios como A Voice for Men son los hombres del saco favoritos de los colectivos feministas; pero sólo porque desafían la hipocresía parcial de los mismos en su búsqueda de la ‘igualdad’.”

Al contrario de las feministas modernas, que están poniendo cuñas entre los sexos; los activistas de Men’s Rights “parecen realmente buscar la igualdad sexual,” dice. Pero los autores de tales estudios y los académicos masculinos viven moviéndose de puntillas, tratando de no parecer demasiado radicales.

Sus contrapartes femeninas no tienen esa clase de contención, por supuesto. Algunas son lo que él llama feministas hipsters, como por ejemplo Jessica Valenti del Guardian, que se pasea con camisetas con dichos como “ME BAÑO EN LÁGRIMAS DE HOMBRE.”

“Soy un crítico del feminismo,” dice Donovan. “Pero nunca me verás desfilar por ahí llevando una camiseta que diga ‘HAGO LLORAR A LAS MUJERES’. Tan sólo parecería un imbécil y un abusón.”

Es la opinión de académicos, sociólogos y escritores como Jack Donovan que una atmósfera de burlona e incesante hostilidad contra los hombres por parte de figuras reconocidas de la clase media, sumada a unos cuantos y confusos colaboradores masculinos en el proyecto feminista, han sido al menos parcialmente responsables de una generación de hombres que simplemente pasan del tema.

En la Parte 2 del Séxodo conoceremos a algunos de los hombres que “han salido”. Han abandonado el sexo y las relaciones; y se han sumergido en una búsqueda solitaria o en una cultura machista regada por el alcohol. Y descubriremos que las auténticas víctimas del feminismo moderno son, en efecto, las propias mujeres; que están sintiéndose cada vez más solas y menos satisfechas que nunca.

Algunos nombres han sido cambiados.

Lee aquí la Parte 2 del Séxodo.


Notas de la traducción:

El artículo original ha sido publicado en BreitBart.com bajo la autoría de Milo Yiannopoulos, columnista y Editor Asociado de BreitBart London.

Es uno de los más conocidos comentaristas en materia de tecnología y medios de comunicación. Escribe una columna semanal para el Business Insider tocando los temas de tecnología, medios y política. Sus textos han aparecido en el Telegraph, Wall Street Journal, Times, WIRED, The Observer, The Spectator y muchos otros sitios. Aparece regularmente en televisión y en radio hablando sobre sociedad, política, medios y tecnología.

En 2011 fundó el tabloide digital The Kernel, que habla de cultura pop y de internet. Lo vendió a Daily Dot Media en enero de 2014.

Es un conferenciante regular en el circuito tecnológico; y ha sido dos veces nombrado como una de las 100 personas más influyentes en la economía digital británica por WIRED.

Milo ha sido llamado “el pitbull de los medios tecnológicos” en un perfil del Observer; “el Ciudadano Kane de los medios digitales” en la revista Forbes y “un capullo cínico e ignorante” por Stephen Fry.

### Disclaimers varios

La traducción de “Séxodo, parte 1” es de autoría propia. He intentado respetar en lo posible la estructura y gramática general del texto. Se han adaptado algunos signos de puntuación y expresiones, para facilitar la lectura y la comprensión de las ideas. De cualquier forma, es posible que algunos párrafos no queden lo bastante claros. Si detectas alguno durante tu lectura, por favor, informa de ello y lo corregiré a la mayor brevedad posible.

Las ideas vertidas a lo largo de este texto no necesariamente coinciden con las mías propias.

Sin embargo, bastantes las comparto en gran medida, porque estoy de acuerdo en cuanto a la situación que presentan.

Deseo continuar con la Conversación anti-Guerra de los Sexos que hemos iniciado en meses anteriores. Eso es lo que me anima a traducir y presentar este texto en mi blog.

También es culpa de mi deseo de cerrar brechas y dejar de señalar culpables o chivos expiatorios; de ahí este disclaimer parcial. Porque no deberíamos conducir la sociedad a un Séxodo, ni mucho menos a un Sexilio.

Si deseas ofrecer tu opinión de manera constructiva y responsable, estaremos encantados de leerte.

Lee aquí la Parte 2 del Séxodo.
Lee aquí ‘La Identidad Perdida del Hombre’.

48 comentarios en “El Séxodo, Parte 1: Hombres pasando de las Mujeres y abandonando la Sociedad

  1. Pues si, así es y no solo esa generación está jodida, esa al menos es recuperable, la inmediatamente anterior no está jodida, está pulverizada. Al menos en mi entorno.

    Excelente artículo, genial comme d’habitude.

    • A juzgar por la cantidad de divorcios, de parejas rotas, de personas dolidas y de personas viviendo la vida golfa (fenómeno single, fenómeno swinger)… Diría que sí. Al menos los dos últimos casos intentan liberarse o curarse acudiendo al calor de pecho ajeno.

  2. Creo que hay otro artículo -realmente ya me cansé de leerlos, y prefiero apostar a aventurarme por mí mismo- sobre este asunto de la confusión sexual y de intereses. Es muy simplista y se resume en un “joder, sí!” o en en un “mierda, no!”. La industria liguera se basa en la obvia e irreverente lluvia de señales “incoherentes” que las mujeres les lanzan a los hombres -vaya, incluso ellas mismas no se han puesto a analizar de por qué lo hacen-.

    Creo que el único camino que queda es simplemente vivir la vida a la antigua. Y eso, por muy anti-postmoderno que suene, por algo funciona. Hacer lo que se te hinchen las pelotas, y afrontar las consecuencias irremediables. Sólo así, podemos revertir este llamado “séxodo”.

  3. Yo diría que más que séxodo habría que llamarlo Sexilio. Porque vamos de tener sexo a pasar por completo. Del exilio se va y se puede volver. Del éxodo se va a otro lugar y ya no hay interés por el lugar anterior para nunca jamás.

  4. ¡Heteropatriarca! ¡Machirulo! ¡Falocráta!

    Ahora en serio, muy buen artículo, ya empezaba a creer que era el único y estaba loco.

  5. Desgraciadamente las mujeres de hoy día te hacen sentir inútiles y me refiero al sentido de “no útil” es decir, que no te necesitan y sientes que no pintas nada. Por eso al no saber tu lugar con respecto a ella y de acabar siempre con el corazón roto, decides no complicarte la vida y ser más práctico. Gran artículo!!

  6. Un poco exagerado todo esto no?? xD no quiero decir que no se den casos de este tipo pero si no estuviese en la sociedad y leyese este artículo me echaría las manos a la cabeza. De hecho el tema que trato en mi blog (compartido con mi prima) es el feminismo. Y ahí tratamos de explicar qué es y qué no es. Que se incluya la palabra feminismo dentro del colectivo de mujeres que quieren ponerse por encima del hombre me parece totalmente erróneo. Desde luego requiere de otra palabra y no esa. Siempre hablamos de las consecuencias negativas del machismo para ambos sexos, pero desgraciadamente dando una vuelta por los barrios españoles (por poner un lugar d eejemplo) descubrirás que la gran mayoría de mujeres que han tenido parejas sentimentales han sufrido algún tipo de maltrato, lo cual es patético que a estas alturas siga así. Sería muy triste la realidad que expones en la traducción del artículo, pero la realidad actual es incluso mucho más triste que esto. Me suena a aquel típico argumento de “hay muchas mujeres que interponen denuncias falsas” y una vez se analizó se vio que no era cierto, y que de las que se ponían falsas, un porcentaje muy pequeño llegaban al tribunal.

    • En un trabajo que hice el año pasado tuve ocasión de contemplar unos estudios bastante majos, en los que se daba una conclusión: actualmente hay dos intenciones o políticas en el feminismo, la mala y la buena. La que jode y la que tiene interés por ayudar. La que sirve, por decirlo así, es la que defiende la igualdad. De hecho, la llaman “feminismo de igualdad”. La que hace tanto daño es la que llaman “feminismo de género”. La que no tiene reparos en falsear datos, en buscar chivos expiatorios y crear ponzoña para legitimar su existencia y su ataque contra toda la cultura existente hasta hoy.

      En este sentido, el autor del texto habla (según mi opinión) de las consecuencias de los actos derivados del feminismo de género, que podríamos más bien llamar hembrismo. Algunos lo llaman feminazismo, aunque no sé yo si esa palabra sería apropiada.

      Sobre los ejemplos que das… Decirte que también hay hombres maltratados por su mujer, y que también en parejas homosexuales la mujer maltrata a otra mujer. El maltrato no está en el sexo, sino en la actitud de la persona. Una persona educada en el control, la posesividad y cosas así, es más proclive a intentar imponerse mediante violencia, sea lo que sea lo que tiene entre las piernas. Otra cosa: las denuncias se demuestran falsas en dos casos, 1) cuando las retiran antes de llegar a juicio y 2) durante o tras el propio juicio. Te lo digo porque se ha dado el caso de que por un altercado con mi propia hermana (cuestiones familiares que no vienen al caso), los dos acabamos bajo custodia y a juicio la mañana siguiente. A ella le imputaban violencia doméstica hacia mis padres y hacia mí. A mí, violencia de género además de violencia doméstica. Al final se retiraron los cargos por ambas partes, y el juicio salió con causa sobreseída. El que podría tener una mancha en el historial para toda la vida era yo. Y como ves, llegamos a juicio antes de 24 horas. No es el único caso que conozco, que conste. Ya sólo porque una mujer te ha ido a denunciar, aunque sea en falso, pasas la noche en el calabozo. Y te lo digo de experiencias en persona y de experiencias de gente cercana a mí, no del primo de un amigo de mi vecino del quinto.

      Por favor, Irene… Me encanta hablar contigo y lo sabes. Así que incido: por favor, no dejes de ver ciertas cosas que se dan por estar atendiendo a otras. Lo que dices tiene bastante razón, pero no es el espectro completo de la realidad actual. Este escrito es un reflejo de una cara de la realidad que muchos no conocen o no quieren conocer, pero para otros, es el pan de cada día.

    • “…pero desgraciadamente dando una vuelta por los barrios españoles (por poner un lugar d eejemplo) descubrirás que la gran mayoría de mujeres que han tenido parejas sentimentales han sufrido algún tipo de maltrato,… ”

      Disculpa, tengo una curiosidad por un par de detalles así a ojo. El tema es muy extenso y yo soy muy ignorante. No me vanaglorio, sólo soy consciente de mis propias limitaciones. Veamos: ¿A qué llamas maltrato? ¿A qué tipo de maltrato te refieres? Supongo que aceptas tipos y grados de éste pero, ¿al psicológico? ¿Al físico? Maltrato con resolución judicial o de oídas.

      Entre esta chica que comenta más abajo (SLAYERNINA) y tu sabiduría tipo “no aporto ningún dato constatable; ninguna fuente de información, nada; pero… Se me antoja que después de pasearme por los barrios de España…” (???). Con el debido respeto, tela marinera. Difícil tomaros en serio pero ni por un instante.

      Otra curiosidad y termino. De qué fuente, de qué estudio, de qué análisis sacas eso de que “”hay muchas mujeres que interponen denuncias falsas” y una vez se analizó se vio que no era cierto, y que de las que se ponían falsas, un porcentaje muy pequeño llegaban al tribunal”. ¿ Lo sacas de la Memoria de la Fiscalía del año 2014 presentada hace nada por el Fiscal General de Estado? Échale un vistazo al enlace que te pongo y si consigues entender a la parte perjudicada habrás recorrido la mitad del camino para liberarte de tus propios prejuicios sobre el tema:

      · http://www.projusticia.es/notas%20de%20prensa/notas%20de%20prensa/las-denuncias-falsas-de-violencia-sobre-la-mujer-son-un-0005-segun-el-fiscal-general-del-estado.html

      Hablando en general… Lamento el pensamiento crítico y la capacidad de análisis, aunque sea superficial por falta de tiempo, de la que orgullosamente solemos hacer gala. Tela.

      Un saludo.

    • Sobre las denuncias falsas ¿cómo que “una vez se analizó se vio que no era cierto””? ¿Perdona?? LAs falsas denuncias son, hoy por hoy, el negocio más criminal y repugnante que existe en España, fomentadas y financiadas por el poder político. Ese mismo poder político que, según tú, “analizó y vio que no era cierto”. Eso es como si le preguntan al cartel de Medellín que si el tráfico de drogas genera violencia. Pues el cartel de Medellín lo analizará y verá que “no es cierto”, ajajajaja
      ¡Por Dios!! ¡Cuanta hipocresía! Las falsas denuncias que llegan a ser denunciadas como tales son una ínfima cantidad del total gigantesco de falsas denuncias que se producen al año en España. Por supuesto, el poder político, las negará sistemáticamente llegando incluso al ridículo extremo de ocultar parte de las poquísimas falsas denuncias que se llegan a probar como falsas en los propios tribunales. La Fiscalía General del Estado ha MENTIDO en su informe MENFIS de los últimos años sistemáticamente, utilizando trucos de lo más burdos para no contabilizar en su informe numerosos casos demostrados de falsa denuncia. Pero eso es solo la minúscula punta del iceberg de las falsas denuncias. A falta de datos oficiales ofrecidos por el poder político (ese mismo que oculta descaradamente las muertes masculinas por violencia de género), los propios jueces de los juzgados de violencia de género (en especial, las juezas) ofrecen su propia estimación: en torno al 90% del total de denuncias son FALSAS. Los miembros del Cuerpo Nacional de Policia que atienden esas denuncias, rebajan la estimación, según ellos el 80% del total de denuncias son FALSAS.

      Considerar que es erroneo denominar “feminismo” al linchamiento y ataque sistemático contra el hombre por parte de todo el aparato del régimen feminista actual (Estado, partidos políticos, sindicatos, grandes medios de comunicación, etc) es tan hipócrita como considerar que es erroneo denominar “nazismo” al genocidio de millones de personas en Europa durante los años 30 y 40.
      Por supuesto que todas las políticas criminales contra el hombre que vivimos hoy en día son FEMINISMO. De hecho, esas políticas de apalstamiento social del hombre son el verdadero feminismo.Lo peor que se le puede hacer a los hombres hoy en día en los países occidentales es negar que ese es el verdadero rostro del feminismo, para así encubrir los crímenes del feminismo, continuar fomentándolo y continuar practicando todas las políticas de aplastamiento social contra los hombres.

    • Creo que la exageración se ha convertido en el pan de cada día, en estos días encontrar un equilibrio en la idiosincracia es extremadamente difícil, en mi circulo de amistades el 80% son mujeres y las veo casi a diario, en mi familia nuclear somos 5 hombres y 2 mujeres, como puedes ver el equilibrio es relativo para mi. Ahora pensarás que estos son datos inútiles para ti pero no es así, mis hermanos y mi padre al igual que yo se relacionan con más mujeres que hombres, caso contrario de mi hermana o mi madre, podrías asumir inmediatamente que somos una familia machista y patriarcal, yo soy de México y al menos aquí nuestro sistema es machista matriarcal, al hombre se le mira como el que no debe demostrar debilidad (por muy erróneo que sea dicho concepto) el que no muestra dolor, y mucho menos pide apoyo debe salir adelante por su cuenta y nunca quejarse de nada.
      Mencionas que en tu blog (que me daré tiempo de leer) intentan aclarar lo que es y no es el feminismo, dicho así es como si yo pudiera explicarte el “masculinismo” concepto que en realidad no he escuchado, pero la conducta enferma, psicótica y hostil que mencionas si tiene nombre y es el “hembrismo” lo que sucede es que existe una brecha demasiado corta entre hembrismo y feminismo y esta cada día es más estrecha. De ninguna manera creo que esto sea exagerado, creo que el hombre también tiene muchisimas desventajas respecto a la mujer, ocasionadas por el mismo machismo, y creo que el feminismo va a resultar igual para las mujeres, buscando igualdad terminará en un circulo vicioso, pero algo que han hecho muchas “feministas” es buscar la igualdad en lo que les conviene, hablando de economía, preferencias de asientos y hasta en actividades físicas, no son realmente justas. Mi hermana me contaba lo difícil que fue para ella darse cuenta del juego que muchas de sus amigas jugaban, ella había estado rodeada de hombres toda su vida y no nos miraba como el “equipo contrario” incluso mencionaba que se aterraba al saber que sus hermanos se enfrentaban a ese tipo de mujeres, manipuladoras y con doble moral, obviamente para ella también fue difícil saber que no todos los hombres la tratarían como sus hermanos.
      Para finalizar quiero aclarar que no intento decir que soy un hombre ejemplar, sin embargo me gustaría que pudieras darte cuenta que no es exagerado lo que lees, está sucediendo y lo peor es que se está volviendo costumbre, quizás no lo podías haber notado, pero el feminismo y el machismo son hasta cierto punto inevitables, pero el hembrismo y ser radicales es extremadamente peligroso y autodestructivo.

    • si que esta pasando en la relacion mujer hacia el hombre,el hombre ya se ha convertido en un florero de la mujer y lo trata como a una mierda y ya se han invertido los papeles ya quien trabaja es la mujer y ya el hombre no encuentra trabajo de nada y solo la mujer y por lo tanto el hombre ya no les sirve para nada,y hasta para el sexo el hombre ya es inutil y ya no le interesa a la mujer absolutamente para nada

  7. Pues es una alegría compartir este punto de vista. Desde chico he creído que tenía que vacilar a las chicas en el instituto, llamar su atención etc, tonteríass, yo quería conocerlas pero creía que así es como se hacía Luego pasé a escuchar cosas como los hombres no valéis para nada y chorradas así aplaudidas por el resto de féminas, puede que yo no valga para nada pero por qué queda tan bien decir ¨los hombres¨? pues una tontería como un castillo señoría pero lo que me fastidia es por ejemplo ver un vídeo de una mujer abofeteando literalmente a un hombre y que no quede ni de lejos tan mal como si fuera al contrario, queda incluso bien.
    Un familiar mío maltrata a su marido, se casaron porque ella se quedó embarazada y así fueron las cosas en los pueblos para muchos. Actualmente él trabaja, da todo el dinero, y e shumillado e insultado en su propia casa constantemente pero allí nadie piensa que eso sea violento ni malo simplemente él es flojo.

    • Como reza el dicho: ni calvo ni tres pelucas… La única forma correcta de conocer a una mujer es la que te sienta bien y te representa, sin ofender a la otra persona a lo bestia. Hay personas “sutiles”, que por la más mínima de las atenciones se consideran acosadas. Hay personas que desean y te exigen caña. Eso no se puede predecir.

      Sí, es triste que si un hombre abofetea a una mujer hasta le quieran pegar… Yl que si una mujer abofetea a un hombre, automáticamente se piense “algo habrá hecho”. No, joder. La violencia es violencia, punto. Y no importa de quién venga, ni depende de lo que cuelgue o no entre las piernas del agresor.

      Lo lamento por tu familiar político. Ayudarle a salir de ahí es una opción… Y decisión vuestra.

      Un abrazo y bienvenido cuando gustes.

  8. Aclaremos algo, que parece que no entra nunca en la cabeza:

    HEMBRISMO=FEMINAZISMO=MUJER SUPERIOR AL HOMBRE
    FEMINISMO=IGUALDAD

    Si feminismo significa “perder privilegios”, sí, os jodéis. Tenéis un montón de privilegios de los que no sois conscientes. Si hacéis una gilipollez, no vamos a quedarnos calladas, os vamos a decir que la estáis haciendo. Si no queréis hijos, no pasa nada, si no los queremos nosotras, no somos unas “egoístas que amenazan la continuación de la raza humana” (WTF?). Para vosotros igualdad es la custodia compartida (algo razonable y lógico, salvo que os hayáis estado tocando los cojones a cuatro manos), para nosotras es que no nos llamen putas si vamos con una minifalda por la calle.

    Sobre el texto… Resumiendo: “hombres lloriqueando porque no saben hacer nada”

    Aquí explicaciones bastante claritas sobre qué queremos y qué no, tanto que os quejáis de las indicaciones incomprensibles que damos…

    Ninguna mujer quiere atarse a un inútil. Coño, si es que es normal… No somos ni vuestras madres ni vuestras criadas. Si se educa un género completo creyendo que su valía y su masculinidad consiste en dominar al otro, en cuanto el otro se convierte en fuerte, deja de ser útil. No os quejéis por las normas que otros hombres os han impuesto. Ahora que el heteropatriarcado se ha vuelto contra vosotros, o lo cambiáis u os jodéis.

    Por lo visto, existe el mito de que a las chicas no las friendzonean ni las rechazan. Ya. A nosotras nos rechazan con un “quita, bicho”, no con un “no, gracias, no estoy interesado”. Porque somos chicas. Por cierto, miradlo desde el otro punto de vista: “el que yo creía que era mi amigo resulta que sólo era bueno y amable conmigo para bajarme las bragas”. Luego se preguntan por qué se pierde la confianza.

    Sabemos follarnos solitas, así que u os convertís en unos dioses en la cama o complementáis esa carencia con otros dones. Pero no, venís a lloriquear a Internet y a quejaros de lo frías, incomprensibles y zorras que somos. Sí.

    Otro punto: preocupaos de satisfacer a vuestra pareja. Si lo vuestro es un mete-saca estándar y ya está, no sé por qué os extraña que os sustituyamos por un consolador. Tampoco vale meterla en caliente. Realmente no hacen falta velitas ni esas moñadas, pero sí dedicarle un ratito a preparar los preliminares: no nos encendemos como un semáforo en hora punta y tardamos más rato en llegar al orgasmo. Las buenas noticias para vosotros: no se trata de tener un gran pollón, si no de saber moverlo. De hecho, casi mejor no tener gran pollón, eso duele.

    Os quejáis de que vamos a por los ciclados del gimnasio, pero de vosotros “es esperable” que os vayáis detrás de la supermodelo. Anda y que os den.

    Sobre Juego de Tronos, has cogido la peor serie posible, macho. Eso es un catálogo de tetas y violaciones. Para eso ya tengo la vida real, gracias. No hay ni una sola película, serie, cómic o videojuego que no salga una tía con un par de flotadores en el sujetador. Y bueno, directamente si tienes más de 40 años y no eres la “madre/abuela/arpía empresaria”, desapareces de los medios. No sé, Indiana Jones estaba jubilado en la última y ahí lo tenéis, salvando el mundo. ¿Dónde has visto a una tía hacer eso? Por no mencionar las películas románticas: la actriz tiene 5, 10, 15 o 20 años menos que su pareja sentimental.

    Para anunciar un puto reloj, ponen una tía en bikini. Si me conecto a un juego online y averiguan que soy tía, es un “¿estás buena? Mándame fotos por el chat” y si les doy una paliza, es un “vete a fregar”. Si entro en territorio de machos (un gimnasio, un taller, una tienda de electricidad, una de videojuegos o una convención de manga en la que no vaya de negro o de cosplay, por ejemplo), la pregunta es “¿vienes acompañando a tu novio/amigo?”.

    Y en mi circulito de mujeres (bastante reducido, por cierto), ya conozco una víctima de malos tratos, un cadáver de estadística de telediario, una víctima de abuso y todas han recibido piropos y manoseos por la calle. Ahí lo dejo.

    “Depílate el matojo”. Los mando a la mierda. Cuando dicen “es por higiene” les pregunto por qué no se depilan ellos el suyo, al fin y al cabo, sois más peludos y vuestros pelos son más recios y largos. No me apetece que mi sagrado chochete se arriesgue a infecciones, cortes y pelos enquistados con pus sólo porque a un puñado de pervertidos quiera ver chochos de peli porno o chochos de niña de 8 años.

    En este mundo lo que cuenta es el talento, no el género, es algo obvio. Si no tienes ni la ESO, no te cogen para trabajar en un puesto de responsabilidad. Así que menos tonterías y a estudiar, que en mi facu hay sólo 5 tíos (2 Erasmus) en clases de 100 alumnos. No sé por qué os extraña que haya mujeres en puestos importantes mientras los hombres se quedan recogiendo patatas.

    Por no mencionar el sexismo de “ésa tiene mejores tetas, contrátala”. He conocido casos así, en los que un tío y una tía tenían las mismas habilidades y titulaciones, y la escogían a ella porque alegraba la vista. Luego, 5, 10 o 15 años después, la moza en cuestión es la jefa de departamento (por antigüedad y experiencia) y se dedica a escoger a la gente por su valía (o a escoger tías, más que nada porque está harta de baboseos e insinuaciones del tipo “estás ahí porque te follas al jefe”).

    Y ya que hablamos de trabajo… Tener hijos es la muerte laboral y con ello, bastante personal. La 1º pregunta a día de hoy en cualquier entrevista (bravo, siglo XXI) es “¿tienes hijos o planeas tenerlos?”. Si te quedas preñada, te pueden echar o dejar caer sutilmente que “siempre puedes abortar”. Es totalmente ilegal, pero lo hacen.

    Una vez que los tienes, reincorporarse al mercado laboral es casi imposible. Mi madre era secretaria, después de tenerme pasó a ser auxiliar administrativo a media jornada, cobrando mucho menos y con horario “más flexible”. Y con contratos temporales, antes era fija. Ya ni eso, lleva en paro 5 años. Esta, y no otra, es la razón por la que la custodia y la pensión se va al que tiene menos (normalmente, la mujer). Si tantas ganas tenéis de no pagar pensión en caso de divorcio, luchad más por vuestros permisos de paternidad y ayudad a vuestras esposas a regresar al mercado laboral en igualdad de condiciones. O quedaos vosotros en casa, directamente. Diez años fregando platos y cambiando pañales acaban con cualquiera.

    Increíble, pero a pesar de todas las legislaciones que hay, seguimos cobrando menos. O cobramos igual pero somos nosotras las que hacemos las horas extras no renumeradas o las que tienen los contrato basura.

    Nos han enseñado a escoger al macho más valioso, del mismo modo que vosotros cazáis a la tía más buena. Ya no nos quedamos esperando en nuestra torre a que pase el príncipe. Si no os entra ninguna, es que no sois príncipes. Mejoraos un poquito a vosotros mismos y caeremos rendidas a vuestros pies, no es tan difícil. Pero no creáis que unos músculos o una tarjeta de crédito va a cambiar vuestra mierda de carácter, que muchos caen en ese error. El puticlub queda al fondo a la esquina, gracias.

    Dejad de creeros las historias de Penny y Leonard, o del nerd que se tira a la animadora. Una princesa se va con un príncipe, un orco se va con un trol. No habrá jamás compasión mientras el sistema siga siendo “no importa cómo seas, sigue intentándolo, seguro que al final triunfas y te tiras a Scarlett Johanson” mientras a nosotras nos digan “tienes que ser Scarlett Johanson”. Vamos, las historias de chavales feos y sin gracia que iban detrás de las tías buenas del instituto mientras mandaban a la friendzone a la gorda con acné que iba detrás de ellos las hay a patadas.

    Sobre los abusos de pareja: no haber elegido una zorra. Así de claro. Lo siento, pero cuando nosotras nos vamos con cabrones y nos pegan, lo primero que nos dicen es “no haberte ido con un cabrón”. Igualdad ante todo.

    “Féminas agresivas”…¿Desde cuándo es agresivo “un no, gracias” o un “no estoy interesada”? ¿Sois tan alucinantes que sólo con acercaros a alguien ya tiene que ser vuestra? ¿Tan alta opinión tenéis de vosotros mismos? Y lo mejor es cuando piden justificación: “¿por qué no?”.
    A) Tengo pareja y soy fiel
    B) Soy lesbiana (con el consabido “eso te lo resuelvo yo con un buen pollazo”)
    C) Tengo sida/ladillas/gonorrea (aunque no sea verdad, es el arma más infalible para quitarse imbéciles de encima).
    D) Porque no me apetece.
    Y la que tendría que ser obligatoria y muchos se merecen, pero nunca se hace por cortesía: E) Eres un puto baboso fracasado y no te tocaría con un palo.
    No entiendo por qué tienes que justificarte. Nadie os ha pedido que le entréis, nadie os ha pedido que liguéis con ella, nadie os ha pedido que la invitéis a copas. Otros tíos os han dicho que lo hagáis.

    Y un apunte: igual ligaríais más si no fuerais borrachos/fumados/colgados cuando entráis. Así, como dato. Quien se inventó que el alcohol daba valor, jodió el sexo casual. A las chicas las pone cachondas, a los chicos los hace

    Pregunta existencial: ¿en qué planeta creéis que es bonito un piropo por la calle? No sé, voy andando, tengo cosas importantes que hacer, ¿a santo de qué tiene que venirme un gilipollas que no conozco de nada a darme una opinión sobre mi cuerpo que ya me conozco? Y los de “te voy a follar hasta partirte el ojal” o “te voy a comer la regla a cucharadas”, ¿de verdad creéis que tenéis una oportunidad? Porque si lo creéis, significa que sois idiotas. Y si lo hacéis por molestar, meter miedo, insultar o hacer daño, entonces sois malas personas. Si encima lo hacéis en un callejón oscuro y solitario, que no os extrañe que no liguéis.

    La mejor es lo de “no te acuestes con todos, respétate a ti misma”. Traducción “te tiras a todos menos a mí, quiero que te respetes acostándote conmigo”. O la versión “me gustan las vírgenes/las que no van de flor en flor/las que no se masturban”. Seguro que es el sueño de cualquier chica acostarse con el que se ha follado hasta el agua de los floreros. No pidáis cosas que vosotros no estéis dispuestos a dar.

    Si tenéis tantas ganas de volver a tiempos antiguos, hacedlo. Quedaos en casa cuidando de los críos, ya veréis que divertido y satisfactorio es ser dependiente y un criado. Pero eso sí, más vale que la mesa esté puesta cuando llegue a casa, o habrá bronca. No me parto el lomo trabajando para luego ser yo la que tenga que poner la lavadora.

    Malditos niñatos victimistas… Yo mataría por ser la cazadora en vez de la presa, aunque sólo fuera para no tener que mandar wassap por la noche diciendo “he llegado bien” o que dejen de manosearme por la calle…

    • Hola, Slayernina Fansub. Buena serie, por cierto.

      Supongo, por tu mensaje y por el tono empleado, que eres una mujer. Está genial que te animes a dejar constancia de tu opinión. He decidido publicar tu comentario aunque pedí que se alejasen del discurso de odio, de la tendencia a señalar culpables y chivos expiatorios, y de crear brecha o mantenerla abierta. En esta casa buscamos otro tipo de relación entre todos, indistintamente de nuestro sexo. He decidido publicarlo porque sirve de ejemplo de alguien que está tan comprensiblemente hasta las narices como podemos estarlo nosotros, los hombres.

      No voy a quitarte razón en lo que la llevas, pero sí te voy a remarcar una cosa: cuando conocemos a alguien que se sale de lo típico y nos invita a crear un espacio distinto y un tipo de relación diferente… Tal vez sea buena idea aprovecharlo, en vez de verter despojos y desprecios. Reitero, tu opinión es justa, válida y como ves no la estoy censurando. El artículo de Milo puede que sea una niñatada o un lloriqueo, pero eso ya es entrar a juzgarlo y a despiezarlo… Solamente porque no queda bonito, a ojos de quien sea, que alguien que no es mujer se queje.

      Si de verdad predicas la igualdad, ten en cuenta que estamos jodidos por igual. No importa lo que nos cuelga o no nos cuelga entre las piernas; la vida está jodida para todos porque así le interesa al poder. Divide y vencerás, ¿te suena de algo? Mientras nos estamos partiendo los cuernos por sacar adelante nuestras vidas y de paso partiendo la crisma de otros intentando que no nos la partan a nosotros, no tenemos opción a impedir que “los de arriba” hagan lo que le salga de los cojones. A protestar sí. A que nos hagan algo de caso también. Pero para de contar.

      En mi preferencia personal están los (y las) auténticos: personas abiertas, honestas y dispuestas a aceptarse incondicionalmente (a ellos mismos y al resto). A conectar entre sí, no a perpetuar el odio y el miedo (ya casi más bien fobia). A expresarse y buscar lo mejor para todos, en vez de únicamente el beneficio egoísta. Por eso dejo tu comentario puesto y también dejo uno mío dándote gracias por tu franqueza, dándote mi opinión y animándote a sanarte a ti misma (igual que hago yo mismo, e igual que invito a hacer a todo el mundo desde este blog). Ese gesto es algo personal que le entregamos al mundo, y sanándonos a nosotros primero, podemos arreglar estas diferencias y daños… Y liberarnos de ello.

      Las sociedades se amoldan a sus habitantes… Piensa en ello.

      Y por supuesto, bienvenida siempre que gustes.

      PD: Aunque las cosas cambien, sigue mandando ese mensaje de “he llegado bien” a las personas que se preocupen por ti. Hay accidentes de muchas clases, y un asalto callejero no es el único peligro.

    • Amiga… parece que no te has enterado bien del artículo, y por supuesto no sabes nada del autor de este blog si hablas de ese modo. Te invito a que leas más entradas de él y entiendas de qué se está hablando aquí. Tiene gracia el modo en el que te expresas, pero deberías (mi consejo) de hablar con menos odio. Si quieres cambiar algo en esta sociedad no lo vas a hacer siendo agresiva y destacando aquello que se hace mal.. así solo estás descargando la rabia producto de tus experiencias.

    • Te resalto solo unos puntos.

      “Ahora que el heteropatriarcado se ha vuelto contra vosotros” Osea que para ti, cuando las actitudes “heteropatriarcales” son hechas por una mujer, están bien (claro, como no!)

      “el que yo creía que era mi amigo resulta que sólo era bueno y amable conmigo para bajarme las bragas” no estoy de acuerdo en eso de hacerse el amigo de una mujer para tratar de follar, pero si tu friendzoneas a alguien, pero que tu friendzonees a alguien quiere decir que ese alguien tiene que quedarse en esa situación indiscutidamente?. No amiga, no es así.

      “Y bueno, directamente si tienes más de 40 años y no eres la “madre/abuela/arpía empresaria”, desapareces de los medios. No sé, Indiana Jones estaba jubilado en la última y ahí lo tenéis, salvando el mundo. ¿Dónde has visto a una tía hacer eso?” Donde se ha visto en el mundo real mujeres pateando culos de hombres simultáneamente? y sin embargo es algo que en muchísimas películas sucede.

      “Si entro en territorio de machos (un gimnasio, un taller, una tienda de electricidad, una de videojuegos o una convención de manga en la que no vaya de negro o de cosplay, por ejemplo), la pregunta es “¿vienes acompañando a tu novio/amigo?”. La realidad, es que entras por attention whore y tu lo sabes. Con esto de las modas de Internet, lo siento, no hay fe que valga, así que si vas a esos lugares, simplemente aguántate los comentarios. Tienes idea del gamergate y lo injusto que es para los gamers que gente como tu se meta en su ambiente?.

      “Increíble, pero a pesar de todas las legislaciones que hay, seguimos cobrando menos. O cobramos igual pero somos nosotras las que hacemos las horas extras no renumeradas o las que tienen los contrato basura.” Hay un premio de 4000 euros, que lleva varios años aun vigente, para el que demuestre que haya alguna empresa donde paguen menos a una mujer y que sea por el hecho de serlo, en iguales condiciones y horas laborales. Recalco, aun sigue vigente.

      “Seguro que es el sueño de cualquier chica acostarse con el que se ha follado hasta el agua de los floreros. No pidáis cosas que vosotros no estéis dispuestos a dar.” Eso es lo que ustedes eligen, y esta perfecto. Nosotros elegimos otra cosa y si no te gusta, aguántate como hacemos hombres. Quien eres tu para imponer las reglas de juego?. Bastante cómodo de tu parte siendo ademas el sujeto pasivo del cortejo (piensa bien esto antes de quejarte de los piropos (los cuales aun así desapruebo), ya que si tu padre no hubiera tomado la iniciativa, tu ni siquiera existirías, y el mundo se acabaría). Saludos

    • Básicamente podría resumirse tu respuesta en una defensa a ultranza de la posición de la mujer, y que todos los problemas mencionados en este blog, son culpa totalmente de los hombres, pues en tu respuesta no he visto ni un solo ejemplo en el que asumáis vuestra parte de culpa. Y es que ademas, escribes con un odio y una toxicidad que me asusta.

      “Sobre el texto… Resumiendo: “hombres lloriqueando porque no saben hacer nada””
      Con este comentario te descalificas tu sola, el desprecio y ninguneo que muestras te desacredita para tener en cuenta tu opinión.

      “Ninguna mujer quiere atarse a un inútil. Coño, si es que es normal…”
      Claro, si es que las mujeres son todas perfectas y la inutilidad es una cualidad exclusivamente masculina, no hay hombres con mujeres inútiles claro claro…Anda que que estas luciendo maja.

      “No hay ni una sola película, serie, cómic o videojuego que no salga una tía con un par de flotadores en el sujetador. ”
      Bienvenida al mundo real. Todo el sector de comics y videojuegos esta orientado desde SIEMPRE al cliente que es, a ver si lo adivinas…HOMBRES, si, los hombres son los que siempre han sido consumidores de esto por aplastante mayoría, como pretendes que lo hagan dirigido a mujeres, si así no venden? Por dios…

      “Y un apunte: igual ligaríais más si no fuerais borrachos/fumados/colgados cuando entráis.”
      Y otra generalización tóxica mas…O sea que os hombres somos todos unos borrachos violadores drogados y acabados que sólo queremos revetaros el chocho y dejaros tiradas en la calle claro que si!…Madura un poco anda.

      En fin, no comento mas porque es tarde y esto es casi perder el tiempo. Total al final es lo de siempre, el hombre es el bárbaro egoísta que solo quiere follar y acaba haciendo daño a su pareja incomprendida e indefensa blablabla..

    • haa estoy de acuerdo con tu comentario.. de la A a la Z. Yo no soy ni norteamericana ni española, soy Argentina pero me pasa todo lo que vos decis… ahí ves que aun q seamos de diferentes culturas los problemas de las mujeres son los mismos. La verdad que este articulo me pareció “un lloriqueo resentido” y nada mas, y creo q el principal error es creer q por ser mujer somos extraterrestres de otra galaxia y no es así, pensamos y sentimos “casi” igual que un hombres. Por ejemplo, se enojan cuando una no les acepta un “piropo-guarrada”, pero yo no salgo a la calle para q me alaben o me digan lo linda q es mi parte trasera, y más si a la siguiente cuadra ya hay otro tipo listo para decirme lo linda q es mi parte delantera… salgo por q tengo que ir a algún lugar y nada más

      • Mai, antes que nada, bienvenida a este espacio.

        Te digo lo mismo que a la persona a quien respondes: hay muchas otras páginas y lugares donde puedes, si es lo que deseas, continuar con el odio, los chivos expiatorios, los hombres de paja y lo de señalar culpables. Si deseas participar te pido lo mismo que a cualquiera que lo haga… Es decir, que dejemos eso fuera de la conversación porque no soluciona nada.

        He mandado a la papelera muchos comentarios que sí que mostraban odio y resentimiento contra las mujeres. Este texto es mucho más que lo que te ha parecido a simple vista, y estoy seguro de que si miras más allá de tus propios problemas (que no desmerezco en absoluto, y lamento si en verdad te sientes acosada) verás que los demás también tienen sus propios problemas. Por ejemplo, hay mujeres que si no reciben las atenciones que a ti te molestan, se sienten terriblemente y empiezan a dudar de sí mismas, de su atractivo y de su interés. Hay de todo… Y el caso que muestra Milo no es menos problemático porque a ti te hagan comentarios destinados intentando piropearte y te ofendas.

        Una solución constructiva sería que inviertas un poco de tu tiempo en simpatizar con la gente que te aborda de esa manera que te incomoda, y des ejemplo de buena fe al mostrarles maneras más agradables de dirigirse a las personas que desean o que les resultan atractivas. En esta casa predicamos que sanándonos a nosotros mismos es como podemos acabar con esos enfrentamientos entre los sexos. A mi no me ofende si otra persona me demuestra admiración de algún tipo, especialmente si lo hace lo mejor que sabe. Por supuesto, no todos los que lo hacen son inocentes y bien intencionados, así que ahí ya tengo que jugar con más astucia. Si lo deseo y me lo permiten, intento ayudar a dar con mejores modos de obrar.

        Dicho esto te invito a seguir participando y a revisar entradas de mi propia cosecha, pues estas son una traducción y exponen algo en lo que creo: para poder cambiar la situación hay que conocerla lo mejor posible y aceptarla como es. A partir de ahí se puede hacer algo que realmente ayude. Por eso, decidí exponer el lado de la guerra de sexos que no aparece en los medios. Sin especular por qué no aparece, al menos por mi parte. Si comprendemos mejor lo que nos estamos haciendo los unos a los otros, estaremos en mejores términos para resolver todo. Y si le ponemos por delante el hecho de que nos deseamos y nos amamos, al menos en principio y suponiendo bastante al respecto, pues mejor todavía. Así no nos metemos en ese ciclo tan destructivo del “te odio pero no puedo vivir sin ti”.

        Un abrazo.

  9. Lamento que haya parecido un discurso de odio, no era mi intención, pero es que has sido capaz de resumir toda la “cultura de la violación” y un “me porto bien-me merezco tías” en un solo artículo.

    De verdad, no odio a los hombres, es que estoy cansada de victimistas y tocacoños… Parece que algunos son incapaces de ponerse en la piel de la otra persona.

    Por cierto, acaba de volver de la calle y un tío se me ha acercado y me ha ordenado que “sonría que pareces una rancia amargada”, le he dicho que me dejara tranquila y que no estaba ahí para que mi cara le gustara y me ha llamado “puta borde de mierda, seguro que tienes la regla, encima que te hago un favor”.
    Sería interesante que analizaras alguna vez el concepto del “caballero de brillante armadura” o el del “tío majo”.

    • Por decirte algo, querida (permíteme el formalismo de cercanía, no tiene ninguna connotación aparte de esa)…

      Yo no he englobado todo eso aquí. El autor original, sí. Un autor que para colmo es gay. Y en realidad, hay bastante que se queda fuera de aquí pero que puedes ver en la segunda parte, que ya está traducida y publicada. Te recomiendo leer todo atentamente… En especial, las notas de la traducción. Y que de nuevo vuelves a dejar caer malas experiencias que sufres para ratificarte. En serio, ya tenemos claro que hay personas asquerosas (y remarco lo de personas, porque no hay distinción de sexo en esto); pero una manzana podrida no representa a todo el cesto.

      Por otro lado, estoy seguro de que eres una mujer encantadora, por mucho que ese tipo no supiera inspirarte para mostrar lo mejor de ti y se dirigiese a ti, al parecer, con odio. A esa clase de personas se las desarma con amor, aunque parezca absurdo. No tienes por qué darle lo que pide de ti, pero tampoco tienes por qué responder en absoluto como se espera (ni sonriendo ni dándole la satisfacción de verte borde). Un simple “gracias por tu valentía, pero mi sonrisa es un poco caprichosa y no se deja ver sin buen motivo” sobra para descolocarlo. El tono en que lo digas, incluso, puede ser tan ambiguo como para que se note un rechazo con salero y una invitación a currarse más las cosas en el futuro… Aunque con otra. 😛

      En cuanto a los conceptos que señalas… En mi opinión son iguales que el del macho alfa: sinsentidos debidos en parte al folclore popular, en parte a modas de la industria de autoayuda que se filtran a la cultura del día a día. Otras personas llamarían al caballero “protector” y al tío majo “proveedor”… Porque así de raras son las cosas.

    • Yo no se como dices esas cosas de los hombres slayerina , pienso que se te debería de caer la cara de vergüenza por hablar así. ¿Que pasa? ¿Que no has tenido un padre que se ha sacrificado para sacarte a ti y a tu madre adelante?, ¿o es que te crees que el dinero que ha costado pagarte a ti toda la comida, ropa, educación, diversiones y clases de filosofía feminista a crecido de los arboles?. Claro que a lo mejor eres miembro de la realeza, si es asi cuando vengas a España saluda al rey Felipe VI de mi parte.
      Creo que eres francamente egocéntrica, ademas hablas desde el prejuicio. No puedes hablar asi de todos los hombres por que no los conoces a todos, estoy seguro que a al gran mayoría de los hombres que han pasado por tu vida les has dado igual, una minoría que han tratado contigo te habrán hecho cosas que te han gustado y solamente unos pocos te han hecho cosas malas. Algunos hombres te han insultado. Vamos pobrecita, ni que estuvieras en la guerra de Vietnan, no se puede sufrir tanto.

  10. SlayerNina Fansub (@slayernina)
    Como te han dicho .. mucho odio en tus comentarios .. mucho “feminazismo” aprendido
    Nosotros tampoco queremos una “inutil” de pareja.. amiga mia ….
    No voy a entrar a discutir todo tu texto.. solo te digo que leas a @Criminologa-Existencial es mujer, es moderada en sus alegaciones y por supuesto tiene razón …
    Un saludo de un hombre liberado … solitario … pero a la vez realizado

  11. Aquellos que dicen FEMINISMO = IGUALDAD están completamente equivocados. Meteos en la cabeza que cuando se habla de feminazismo significa feminismo.

    ¿Por qué ha permitido el supuesto feminismo “bueno” que el feminismo de género (feminazismo) usurpe su denominación? sencillo porque son cómplices lo que les convierte en lo mismo.

    NO veo feministas “buenas” en los congresos feminazis afearles ciertas cosas… no, eso no se ve ni en la Academia ni en la calle así que el feminismo es connivente y colaborador necesario del feminazismo, ergo son lo mismo.

  12. Antes de nada quiero darte las gracias por traducir este articulo, cuando lo leí me dieron ganas de traducirlo yo y en parte lo he hecho. También es muy de agradecer que el autor lo haya escrito porque expresa cosas que vivimos muchos hombres continuamente. Me siento muy afortunado de poder conocer estas cosas mientras la mayoría de las personas de mi grupo de edad anda en cosas tales como el fútbol o los cotilleos.
    Hemos llegado a una situación tal que a veces pienso que hablar es inútil, cualquier intento de entendimiento va a ser boicoteado de tal forma que es muy difícil que se llegue a algún entendimiento. No obstante a lo mejor me paso de pesimista. Yo creo que para tratar de cambiar algo lo primero es tener consciencia de lo que está pasando

  13. Para mi el mayor problema es que toda la retorica del feminismo se basa en una concepcion totalmente egoista. Solo ven una cara de la moneda y colocan a toda la sociedad y al hombre en su conjunto como culpables de su dolor y frustración. Como no encajan en la sociedad, deciden atacarla en su conjunto. Como no son capaces de sanar su dolor y hacerse cargo de el, acusan a toda la sociedad y alos hombres en concreto. Hablan de empoderamiento y de respeto, pero empoderarse es hacerse cargo cada uno de su vida y de sus frustraciones.

    Lo que más me dueles es que han llegado a tal nivel de cerrazon que además de no tomar en consideración nuestras opinones como hombres, han perdido toda consideración por lo que sentimos. Nos han anulado y humillado. No somos ya dignos de la verdad ni de expresar lo que sentimos. Nos han deshumanizado. Y todo con el beneplácito del poder y los medios de comunicación.

    • Sí… Y por suerte, todavía quedan (quedamos) quienes creen en un posible reencuentro y reconciliación. Nos puede tocar un papel en cierta medida ingrato, y atraeremos atenciones no muy agradables… Pero es eso o ver que el mundo se vaya a la mierda.

      Y yo no estoy muy dispuesto a dejar que se malogre tanto…

      Un abrazo y bienvenido cuando gustes.

  14. Toda la razón del mundo en una entrada. Tolerancia cero con las feminazis. Ah, y eso del feminismo “bueno” no existe, de otra forma, como dijeron mas arriba, tratarían de censurar a las incorrectas (a las que llaman “minoría” pero que casualmente son las que mas resaltan), y jamas lo hacen ni harán, porque en el fondo sienten que sus acciones son correctas, pero ellas no quieren quedar precisamente como “feminazis”. Saludos

  15. Sabes que pasa el feminismo lucha porque el genero femenino sea mas que el masculino.
    Si miras bien siempre que se habla de feminismo se habla de temas donde una mujer fue violentada (la mayoría de las feministas lo usan de justificación), no se mira el porque fue violentada, las mujeres como personas también hacen daño a los hombres y la mayoría de las veces nos quedamos callados porque a la mayoría de nosotros se nos educo y se nos inculco una regla simple “no debes lastimar a una mujer”.
    Ahora si un hombre que ignora esta simple regla y toma represalias contra la agresión de la mujer no solo va a ser castigado por la justicia sino que sus iguales los van a tildar de golpeador y maricón. (y a ella de victima)
    Cuando el salga a la calle lo va a estar esperando una turba enardecida compuesta de hombres y mujeres listos para castigar al “maricón”.
    A donde quiero llegar es a lo siguiente, las feministas no buscan igualdad porque si alguien busca ser tratado con igualdad ante sus pares lo primero que tiene que hacer es que las reglas sean iguales para todas las partes y las feministas solo buscan lo que les conviene a ellas solas.

    • no se a q te refieres exactamente cuando decís que “no se mira el porque fue violentada, las mujeres como personas también hacen daño a los hombres”… pero algo q esta claro es q esa es la escusa de todos los psicópatas golpeadores, “que se lo merecía” “q ella se lo buscó”….Imaginate si yo tuviera q golpear a cada hombre q me fue infiel, me mintió, me rechazó o lastimó mis sentimientos, en este momento estaría cumpliendo condena por homicidio, lesiones, agresión, violación, etc etc… a menos q sea en defensa propia, NUNCA, PERO NUNCA HAY JUSTIFICANTE PARA LA VIOLENCIA

      • si una mujer te “lastima como persona” decile que es una persona de mier** y mandala al carajo. La dejas por mucho q te duela y a otra cosa mariposa, que es la solución que la mayoría de hombres y mujeres tomamos.
        Si sos un enfermo psicopata machista, desfigurale la cara y luego decile q ella se lo buscó

      • ahi esta otro error si un psicopata cago a palos a una mujer no lo hizo por machista lo hizo porque esta enfermo.
        Si una psicopata caga a palos a un hombre no es feminista es psicopata esta enferma pero el echo de que la victima sea del sexo opuesto no la hace feminista ni al hombre lo hace machista.

      • Te estan cerrando el culo de todas las formas posibles. Para que sigues? Si una mujer se atreve a golpearme en la cara, tendrá que esperar una respuesta de mi parte y lo mas seguro es que la noquee. Seria muy sexista de mi parte dejársela pasar solo porque es mujer. No querían igualdad a caso?

  16. Hola. ¿Cómo están todos? Espero que bien. Yo soy Alan, soy de la Argentina, vivo en Buenos Aires y me interesan mucho estos temas. Tengo un blog y trato un poco sobre esta temática además de escribir cuentos, ensayos y artículos varios. Sin más preámbulos, quería decir que me preocupa el avance desmesurado de la “Ideología de género”. Es un negocio multimillonario en el que participan medios de comunicación, universidades, psicólogas, psiquiatras, asistentes sociales, comunicadoras, abogadas, jueces, legisladores, políticos, empresarios, activistas, ong, grupos de presión y toda una constelación de individuos y grupos que lucran con fenómenos inflados como la “violencia de género” en base a falsas denuncias y estadísticas distorsionadas.

    Yo estudio en la Facultad de Filosofía y Letras de la Universidad de Buenos Aires y observo con terror el avance de los grupos extremistas, las hembristas: tipas abortistas y drogadictas que quieren lo peor para mi país. Con estas ideologías nefastas vamos al invierno demográfico como en Europa. Algún día Sudamérica puede caer en los vicios del Viejo Continente. Estos sucesos se vuelven muy peligrosos y ni siquiera la presencia de un Papa argentino es suficiente para aplacar a estas bestias rojas. En la Argentina pasa lo mismo que en España: las feministas lo controlan casi todo. De ahí la cantidad de padres arruinados que vagan por los desiertos de cemento que son las grandes ciudades.

    En lo personal, observo lo difícil que se ha vuelto ligar con chicas de clase media y media alta en Buenos Aires y alrededores. Es sencillo acceder a mujercitas “barriobajeras” como dicen ustedes pero no son de mi tipo. Las chicas bien son difícil y está presente siempre la histeria, las dificultades, el miedo a las denuncias por acoso y toda una cultura de la represión sexual. Tengo 25, soy soltero y sin hijos y creo que voy a pasar por esta vida en total soledad y esa idea me angustia. Estoy cansado de que todos se rían de mí y me traten mal cuando expreso estos pensamientos. No sé. Espero Dios mediante que esta moda del Feminismo de la tercera ola pase rápido y los pueblos de Occidente vuelvan a cánones más o menos normales, nada de extravagancias. Esto que estamos viviendo no es bueno ni siquiera para la élite. Vamos a un mundo de existencias fragmentadas, totalmente aisladas y segregadas. ¿Quiénes ganan? Solamente las locas que promueven esta hecatombe sin precedentes. Nunca en la historia mundial una ideología tuvo tanto pesa como esta de las feminazis. ¿Quién les hace frente a estas matonas? Los liberales se pelearon con los marxistas y los fascistas se enfrentaron con ambos; los musulmanes batallaron durante siglos con los cristianos y estos últimos derrotaron a los paganos en la Antigüedad. Ahora, ¿qué grupo o ismo le planta bandera a las degeneradas de “género”? Poseen una hegemonía que ningún poder ha detentado hasta nuestros días. Ni la Iglesia Católica puede hacer algo al respecto. Es muy grave.

    Bueno, los saludos a todos con mucho respeto y saludo también al autor del blog, cuyo trabajo estimo como excelente y lo aliento a él a que continúe con su noble tarea en pos de difundir un punto de vista alternativo, totalmente prohibido en nuestros días. Además dejo abajo un enlace a mi página que habla sobre una falsa denuncia y un tipo que perdió todo menos el apoyo de sus hijos. Es una historia real. Un abrazo a toda la gente linda de España y de Hispanoamérica. Feliz año nuevo. Alan.

    http://surferpunks.blogspot.com.ar/2013/10/la-nueva-polemica.html

  17. Hola, primera vez que comento aquí, el post original ya me ha llamado suficientemente la atención, y los comentarios posteriores también por una sencilla razón, los hombres, más educadamente o menos, y más abiertamente o por el contrario más soterradamente, dependiendo de la cultura y labia del orador han defendido al género propio, así como las mujeres han obrado de igual manera.

    He aquí mi opinión al artículo original, pura demoagogia, y datos y citas que no se si serán ciertos, pues me suenan un tanto sospechosos, para defender un machismo oculto. Eso sí, con educación, estadística y talante, muy políticamente correcto, pero machismo.

    De ahí la respuesta de Slayernina, totalmente desacertada por su extremismo. Pequeña nota que a pesar de que trato de hablar de manera totalmente objetiva, tengo que hacer. Slayernina… De ningún modo feminismo es sinónimo de igualdad, así como machismo tampoco, son dos conceptos opuestos en cuyo hemiciclo se haya la igualdad, y como toda otra igualdad en cualquier ámbito del mundo es imposible de alcanzar.

    Queridos/as todos/as lectores/as, no existe una manera correcta, o normalizable de emparejar a las personas como si fueran productos (precio, calidad, marca)=(altura, complexión, belleza) pues sobre gustos no hay nada escrito ni nadie que pueda juzgar cuan bellos somos.

    Tampoco podemos afirmar que la culpa de algo la tengan las mujeres, ni los hombres, pues al ser distinto de forma general actuamos distintamente, pero somos mas de 7.000 millones de personas en el mundo, cada una distinta, por lo cual, prácticamente toda generalización nos llevará a error.

    Os voy a contar (MI VERDAD) que no ha de ser la vuestra, pero para mi si lo es, y es que el mundo, el sistema, o llamadlo “X”, está diseñado a escala natural y a escala humana, es decir, desde la naturaleza que ya era así antes del ser humano, hasta el “human being” o comportamiento natural y genético del ser humano, (humanidad), es así, de hecho facto, somos competitivos, a todos los niveles, consciente e inconscientemente. Por lo tanto un tema tan tocado en este post, como el “ligar”, no es otra cosa que una pura competición entre hombres para conseguir la mujer/hombre que desean y entre mujeres para conseguir el hombre/mujer que desean. Cada uno tiene sus gustos, aspiraciones y exigencias, las cuales puestas en una balanza junto a los cánones sociales, estipulan una probabilidad de encontrar a una persona afín a nuestras exigencias, probabilidad que se ve alterada por las circustancias geográficas, sociales, económicas e históricas que nos vienen dadas.

    ¿Que quiere decir todo este palabrerío que acabo de soltar? Pues que existen circustancias históricas porque el canon de belleza varía con el tiempo, (en la edad media gustaba la gente de complexión ancha, pues se suponía que comía bien, tenia sustento, de piel blanca y manos suaves, pues se suponía que no trabajaba en el campo y era de buena cuna). Existen condiciones económicas porque le guste a los más soñadores o no, el dinero tanto a hombres como a mujeres afecta a la hora de decidir, en mayor o menor grado, pero SIEMPRE afecta. Y así podría seguir con cada una de las condiciones circustanciales, pero no quiero entreteneros más de lo necesario.

    Dado este pequeño resumen, pues necesitaría horas para puntualizar cada uno de los temas de este interesante post, voy a lanzar un consejo que sirve para ambos géneros y también para extrapolar fuera de este debate:

    Vivid, tened claros vuestros deseos, sed claros y objetivos con vosotros mismos, acoplaros a vuestra propia realidad y a vuestras posibilidades, y nunca desearéis más de lo que podéis conseguir, nunca os menospreciareis más de lo que debéis, como tampoco os sobreestimaréis por encima de lo que sois, estaréis cada día más seguros/as de vosotros mismos, y os dirigiréis por el mejor camino que podáis alcanzar, porque lo tendréis claro, tendréis claro quienes sois, como sois y a que aspiráis, ni más ni menos.

    Saludos

  18. Soy un hombre productivo, tengo un trabajo decente como profesor en una universidad, estoy preparándome para empezar mi maestría, tengo varios diplomados, una carrera técnica, una licenciatura y aunque de pena aceptarlo, creo que soy adicto a los videojuegos.
    Hace 3 años que no tengo relación con una mujer, me he decepcionado tanto con la manera como actúan muchas de ellas, que en verdad me da miedo ya hasta acercarme a ellas; a mis alumnos y alumnas ni siquiera los saludo de mano, en el transporte público siempre existe el riesgo de que una mujer grite que la manoseaste para sacarte plata, que yo preferiría fingir ser gay con tal de no terminar en prisión por algo así.
    La imagen que me vendieron de las mujeres en la escuela católica para hombres donde estudié es algo completamente alejado de la realidad.
    De hecho, me sorprende a mi mismo que realmente ya no estoy interesado en buscar una relación hasta que tenga la solvencia económica suficiente como para no ser denominado un “inútil”.
    Soy hombre, nací en 1992 y no creí que estuviera en un problema tan grande hasta que leí esto.

    • Pues tendrás que dejar de mirar la parte católica para empezar a experimentar en la realidad, eso no signifique que dejes lo católico, esa es tu decisión pero no le des la razón absulota nunca a nada, ni biblia, ni nada de eso.
      Si experimentar no te ayuda y tienes ese rencor o miedo al amor… Mira en Internet artículos que puedan ayudarte, y la superación es una forma de hacerlo, la superación costa de esfuerzo, tiempo y sacrificio para dedicarte a ella, sólo tienes que querer y hechar para adelante.

      Saludos,

  19. Ni biblia, ni a nada, ni a lo científico incluso eh, siempre hay que saber mirar las cosas o en todo lo posible.

  20. Perdon pero lo que dice aqui es tambien victimismo o no lo ven, ya que subliminalmente estan echandonos la culpa a nosotras las mujeres de todas las desgracias del mundo, que a causa de que hemos exigido nuestros derechos y que fueron negados a nosotras estamos oprimiendo a los hombres, a tal punto de decir que todas somos iguales, yo no soy asi, ni la mayoria de mujeres que conozco son asi como estan describiendo en este articulo, si bien es cierto que muchos hombres estan experimentando algunos cambios en sus vidas, eso por la igualdad de genero que de a pocos se esta dando, el problema es del sistema y del orden del viejo mundo,el mismo sistema desigualitario que reino en epocas pasadas no los deja tener otro tipo de masculinidad, menos toxica y mas humana, donde ya no se le piense que es una maquina sexual, porque no lo es y los digo ya que tengo maravillosos amigos varones igualitarios; a diferencia de lo que dicen los masculinistas misoginos como Roosh V, que incluso se burlo de las victimas de la matanza de Santa Barbara por Elliot Rodger al tratar de vender sus “consejos de ligar”, cosas tan estupidas como de proponer las despenalizacion de la violacion en ambientes privados; cosa antijuridica; el problema de los hombres es complejo pero si no se avanza en darles nuevas masculinidades y que incluyan a todos lso hombres sin distincion de raza ni orientacion sexual, cosa que en este ultimo fallan los masculinistas y se burlan incluso con comentarios homofobicos, despues para que digan que somos nosotras las que mas nos burlamos de ellos, cuando muchas de las muertes de hombres son provocadas por otros hombres, osea que ganan ellos en echarnos la culpa a nosotras cuando sus problemas son mas complejos y distintos; no solo se ganan este tipo de resentimiento machista: , osea con esas genralizaciones del masculinismo misogino y neomachismo no van a llegar a nada, los comentarios obvio son misoginos asi de simple y bueno es asi como la mayoria de masculinistas piensan diferente que lso varones igualitarios, muchos de ellos burlados por estos como “manginas”, mis amigos varones dicen que el masculinismo no los representa y suele se un revanchismo y odio a las mujeres solo porque no les hicieron caso y como dice una chica en un comentario anterior, porque estos tipos no se fijan en las que los consideran feas y gordas? , no es acaso que ellos mismo terminan siendo mas endorgamicos como nos insultan y generalizan a nosotras? Estoy muy segura que ellas estarian dispuestas a hacerles felices aun en contra que pierdan incluso se rebajen; si los hombres dejaran de juzgar a nosotras por nuestro fisico y edad, otra seria la historia, y ellos mismos se verian beneficiados en nuevos tipos de relaciones mas saludables, no tendrian que preocuparse por “entendernos”, si se desligaran de su determinismo bilogico y entendieran que no somos ni actuaremos como lo hacen los animales ni en base a como actuan en sus relaciones que son por instinto, entonces no habria problemas como esto, pero bueno es mas facil echarle la culpa de todas las desgracias a nosotras que ver el verdadero problema, no soy misandrica ni asi mi padre haya sido el primer hombre que me haya traicionado y a mi madre soltera, no tengo porque decir que todos son iguales, aun creo en los hombres si, por favor seria bueno que leyera esto : http://www.estudiosmasculinidades.buap.mx/num6/masculinistas.html

    • Saludos, amable desconocida. A todo tu mensaje quisiera hacerle unas puntualizaciones:

      1) Estar en contra del feminismo tóxico no es estar en contra de la mujer. Eso es salirse de contexto y generalizar de una forma todavía más bestia que Milo Yiannopoulos cuando dice, literalmente, “el feminismo me hizo ser gay porque prefiero que me follen el culo a soportar a las mujeres de hoy, APRENDED DE MI DOLOR”, en Twitter.

      2. En todos lados se cuecen habas. Y hay los mismos casos de personas agresivas y rabiosas en cualquier sector o tribu de la sociedad, porque es inherente a la condición humana. Igual que en muchos casos donde alguien no concuerda con el discurso feminista sale perjudicado (Cristina Pedroche y cualquier mujer que se viste como le da la gana, Richard Dawkins y cualquier persona que se muestra crítica y escéptica con el feminismo actual, entre otras formas de disentir). Y hay curiosamente la misma conclusión para llamar a un alguien “mangina” y a otra alguien “esclava del patriarcado”: que se ha vendido a “los otros”, como si la humanidad tuviera que estar enfrentada por esto.

      3. Al parecer, el feminismo tóxico y radical no tiene sentido del humor ni otros sentidos finos. Ya has esclarecido que ni todas las mujeres ni todas las personas feministas son iguales en esto… Y me parece correcto. Ahora bien, me citas a gente como RooshV, que son gente que siempre ha sido polémica y se intenta hacer famosa con textos satíricos donde juegan al ojo por ojo. Por cada gilipollez que digan ellos, puedes encontrar algo homólogo en el feminismo radical. No parecen capaces de ejercer la autocrítica, ya que no se puede pedir el cese de la violencia de formas violentas y supremacistas cuando se dice buscar unidad e igualdad (“machete al machote”, “varón, pardillo, tu boca en el bordillo”, y afirmaciones tales como las de esta imagen: Precursoras del feminismo radical), porque es INCONGRUENTE. Saca tus propias conclusiones.

      4. Es demasiado habitual que los círculos feministas se sientan “oprimidos” por cualquier cosa. Y estos días pasa más cuantos más intentos hacen los grupos de personas que quieren ser independientes del feminismo y abordar los intereses y los problemas del hombre sin su influencia, para muchas mujeres y hombres considerada más perjudicial que beneficiosa. Estos días han echado abajo la creación de un grupo de discusión sobre asuntos del hombre porque, según se alegaba en la nota de rechazo, “podía hacer que las mujeres del campus se sintieran oprimidas”. Siendo que ellas tienen su propio espacio de representación y admiten a quien quieren ahí, oprimen a los y las estudiantes que proponen un grupo orientado a los hombres y se lo niegan… Irónico.

      5. Si piensas que los hombres no afrontan prejuicios y estereotipos, y que no somos objetificados, vas a meter la pata pero bien. A vosotras se os objetifica por el aspecto y el sexo como acto. A nosotros, además de eso, por el dinero que ganamos, el éxito y fortuna que adquirimos, nuestra capacidad para trabajar y producir, nuestras habilidades, nuestro aguante, nuestro valor e inteligencia, entre otras causas… Como por ejemplo, esperar que nos sacrifiquemos a ciegas por nuestro país, por nuestras mujeres y por nuestra familia, más o menos en ese orden. Todavía se considera que el hombre tiene valor como hombre según lo útil que pueda ser a la sociedad, cosa que la mujer no escucha, porque a ella vienen diciéndole siempre que ya es valiosa solamente por haber nacido mujer (me remito al punto 3 para recordarte las carencias de sentidos finos, y en este caso es ceguera a los privilegios).

      6. Gran parte de tu mensaje es un discurso de queja, de echar balones fuera, de “y tú más”, y de “yo no soy esto o aquello porque blablablá”. Si de verdad crees en los hombres, sería bueno que te alejes de un movimiento que busca emascularnos bajo ataques de falsa bandera, y obligarnos a ser expresiones neutras de identidad tanto personal como sexual, planos en emociones y absolutamente incapaces de manifestarlas (como ya sucede en parte por eso de que el hombre tiene que ser fuerte y no puede mostrar las emociones, o te arriesgas a todo tipo de agresiones hasta por tus padres), y carentes de dignidad y respeto por haber nacido hombres. Si quieres abrir los ojos, busca a Lauren Southern o bien a Sara Fernanda Giromin (alias Sara Winter, ex cabecilla de Femen en Brasil). Te lo facilitaré un poco: https://www.lifesitenews.com/news/ultra-feminist-founder-of-femen-brazil-declares-herself-pro-life-apologizes

      Dicho todo esto, te diré que eres bienvenida a debatir abiertamente siempre y cuando te bajes del discurso y la doctrina. En esta casa buscamos dos cosas: Amor y Autenticidad. Asumir una narrativa que tiene sus raíces firmemente asentadas en la disgregación y en la lucha de clases, únicamente consigue separarnos y enfrentarnos más todavía. Echar balones fuera y decir que son otros los desubicados no quita la venda de nuestros propios ojos.

    • como siempre TODO al final debe girar en torno a ustedes y todo debe favorecerles, cuando ustedes se quejan de nuestros supuestos privilegios y esa mierda eso no es victimismo, pero como nosotros estamos empezando a abrir foros con nuestras desavenencias, nos hacemos las victimas, lagrimas de machirulos etc…

¡Comentar es sexy! No temas compartir tu punto de vista; nos encantará leerte. =)