Principios básicos (Introducción)

Me apetece estrenar una nueva categoría para este blog… Con una base cultural actual. Muchas personas conocen la película Hitch: especialista en ligues. A veces, me pregunto si una buena parte de esas personas y yo, hemos visto la misma película… Os digo por qué.

En esa película se nos presenta a Alex Hitchens, también aludido como “Hitch”; un dating coach que se caracteriza por no anunciarse abiertamente (sino por un estricto boca-a-boca de sus clientes)… Y por negarse a trabajar con gente que no aprecie realmente a las mujeres.

En el transcurso de la película, él hace el sorprendente descubrimiento de que con sus consejos él no hace realmente nada más allá de motivar que crean en sí mismos y en sus posibilidades; mientras que Hitch es capaz de dar el empujón de confianza para ir tras lo que quieren (potenciando las cualidades personales que ellos poseen y ayudándoles a limar asperezas), la mayoría de sus clientes (sobre todo Albert) realmente tuvieron éxito sólo por atreverse a ser ellos mismos. ¿Quién ha visto eso, aparte de mí?

El motivo de que yo quiera exponer mis Principios Básicos, es porque de un tiempo a esta parte, bastantes personas me han comentado que soy lo más parecido a “un Hitch de la vida real”… Una persona que impulsa a tomar el dominio y la conciencia de uno mismo.

Habiendo dicho esto, paso a comentar el por qué de la importancia de disponer de unos principios básicos. Sencillamente, porque hay que comenzar desde algún punto. Y, a diferencia de otras personas que no cabe mencionar, prefiero ofrecer lo bueno desde el comienzo en vez de malograr personas para luego “aportarles cosas” que podrían ser beneficiosas.

Un buen comienzo suele conducir a mejores continuaciones

Por esto mismo es por lo que considero importante que se tengan unos principios de base, a los que poder recurrir y sencillos de recordar… Pero que no resulten dogmáticos.

Los principios que yo propongo tienen más que ver con la autonomía personal, respecto al pensamiento y el aprendizaje. Así, cada uno se hace responsable de sí mismo y de su propia mejora… En tanto que por mi parte propongo una manera que la experiencia (mía propia, y de muchos antes que yo; así como de muchos que siguieron mi consejo) demuestra como real, eficaz, beneficiosa y estable. Por supuesto, en mi propuesta se incluye un trasfondo que apoya y sustenta lo que propongo, de manera vivencial. Es decir…

Lo que se propone a continuación, puedes comprobarlo directamente por tu cuenta, sin necesidad de muchas indicaciones por mi parte. Es posible que incluso intercambiemos opiniones y puntos de vista, pero realmente no va a ser necesario que yo mismo saque las conclusiones por nadie… Sino que más bien, contrastaremos las de ambas partes y llegaremos a conclusiones comunes.

Estos son los principios básicos que contemplo:

  1. Se trata de uno mismo, no de los demás.
  2. Nada que digas o hagas sirve, si no es honesto y auténtico.
  3. Lo que cuenta no es empezar, sino continuar y perseverar llegando a perdurar.
  4. En este asunto participan emociones y razón indistintamente.
  5. Inspirar algo a los demás implica simpatizar, es decir, “sentir junto a ellos”. Por ello, implica sentir para hacer sentir. No se consigue nada yendo de androide.
  6. No esperes que algo así te funcione sin implicaciones por tu parte, especialmente si no implicas tus emociones. La gente no te va a dar las cosas hechas.
  7. Abrirse al resto y “hacerse vulnerable” es preciso para la reciprocidad.
  8. El secreto es vivir cada día como si fuera el primero y el último. Y con las relaciones en concreto, vivirlas como si fueran a acabar en cualquier momento y acabasen de comenzar.
  9. Es importante poseer una suerte de guía moral, un código ético y una actitud beneficiosa para todos.
  10. Si tienes que mostrar algo al mundo (especialmente sobre ti mismo), la mejor forma es mediante honestidad y responsabilidad.

Y por todo lo dicho, en los próximos días trabajaré en artículos que desarrollen estos principios básicos y los expongan. Pero, voy a intentar exponerlos con ayuda de todos… Así que, agradecería que todo el que lo desee me aporte su granito de experiencia.

Preferiblemente, en el Foro LVEF puesto que se dispone de mayores libertades a la hora de exponer y presentar un escrito que en los comentarios del blog.

Una vez dije que todos juntos creamos experiencia y conocimiento en la forma de una mente que nos une y nos aparta del resto, que se nutre de nosotros y al mismo tiempo nos nutre.

Una mente que al mismo tiempo es una suma de las partes, y una conciencia aparte que se une al grupo. A este concepto se lo conoce como mastermind.

Y este blog se ha caracterizado siempre por ser una aplicación del mastermind en su esencia misma. Todos los escritos provienen de mi experiencia personal contrastada con experiencias ajenas.

Por eso lo considero tan especial. Y agradezco todo aquello que ayude a que siga siéndolo, o llegue a ser todavía mejor.

Continuamos en la primera parte.


Si quieres mantenerte al tanto de mis avances, haz click en “Me Gusta” en la página de Facebook (tienes un acceso rápido en el lado derecho del blog). Así podrás:

  • Recibir actualizaciones sobre el libro, mi blog y otros contenidos.
  • Participar en concursos y otros eventos que organice.
  • Compartir tus intereses y crear relaciones con gente afín.

Para aumentar la calidad de tu Experiencia LVEF, puedes también:

  • Leer las entradas del blog para conocer y practicar la Alquimia Interior.
  • Invitar a tus amigos a esta plataforma para acompañarte en tu transformación.
  • Participar con tu opinión y sugerencias. Respóndenos: ¿Cómo podemos ayudarte mejor?
  • Suscribirte al blog para recibir en tu bandeja un aviso con cada nueva publicación, y un PDF de regalo. Puedes hacerlo desde la parte superior del blog, en el lado derecho.
  • Contactar a través del Social Media. ¡Queremos saber sobre ti!

Por favor, si te ha gustado esta entrada, considera:

  • Puntuarla – Para que pueda conocer cuánto te ha gustado.
  • Comentarla – Para que con tu opinión sigamos creando inteligencia colectiva.
  • Compartirla – Para que otras personas puedan beneficiarse y disfrutarla.
  • Recomendarnos – Para seguir creciendo y avanzando junto a ti y los tuyos.

Muchísimas gracias por tu atención, compañía y colaboración.

Un abrazo, y vuelve cuando quieras.

Kheldar

4 comentarios en “Principios básicos (Introducción)

  1. Genial Sergio!! Me encanta la idea y aún más el desarrollo. Sigue así!!! Un abrazo!!

  2. Esa película -de hecho, como dato curioso, mi mejor amigo le decimos “Hitch”, ya que él tiene un tremendo éxito con las chicas, a parte de su increíble parecido con Smith- me dejó con la interrogante de por qué no seguimos nuestro propio yo. Eso contrasta con el cliente que le pide consejo sobre cómo acostarse, simplemente, con una conocida suya. A Hitchens le desagradó tremendamente la idea, pero sin embargo, el tipo logra salirse con la suya. Además, la película esconde algo y confunde a los pocos preparados: vemos como el coach se liga a Eva Méndez tirándole, según los “gurús”, “negas, etapas de falcar y cómo amolda los IDIs de ella a su beneficio”… Sea como fuere, él solo expresó quien es; pero cuando nos cuenta de cómo era en el colegio, supuestamente era él mismo, y para su sorpresa la chica a la que se ligó, le dio un fuerte bazucazo. Eso le motivo a cambiar y mejorar, porque como dice el Capitán Obvio: “Si en algo fallas, es porque algo estás haciendo mal“.

    Considerada como “de culto” para la susodicha industria, también muestra el lado genuino de la seducción. Aunque requiere de un profundo análisis para llegar a su esencia, lo que acabas de plantear en el artículo basta para darse cuenta de ello. Y es suficiente con que hallas dado esas pautas… y que bueno que admitas el no-dogmatismo, porque hay puntos por los que naturalmente me gustaría mejorar y explicar para y por mí mismo.

¡Comentar es sexy! No temas compartir tu punto de vista; nos encantará leerte. =)