Francis y Kheldar: sobre “mandamientos”

Simplemente

Simplemente (Photo credit: geezaweezer)

Para entender el contexto de este artículo, hay que remitirse a un artículo del blog de Francis donde expone un rescate de “mandamientos del seducir” que al parecer son interesantes para algunas personas; o que deberían tener en consideración, según alude.

El caso es que mi compañero Francis… Bueno, digamos que sacó a colación unos puntos muy peligrosos, y que yo llegué a comentar punto por punto… Produciendo un debate un poco curioso, que últimamente me han señalado que fue de lo más constructivo.

Al final del texto dejaré un enlace al artículo de Francis, para quien quiera leerlo. Sigue leyendo

Te sobra todo… Hasta tú.

Estás sufriendo una saturación tal que me pregunto cómo es que no estás ya gilipollas sin remedio. Tal vez lo estás y todavía no me he dado cuenta. Tal vez todavía tengas remedio. Tal vez no estás tan saturado y eres gilipollas desde la fábrica. Tal vez no estás gilipollas y sí saturado… Tal vez nada de lo anterior.

A quién le importa. Parece que ni siquiera a ti.

Estás sufriendo una discapacidad, de esas que no se ven pero se sienten por dentro. O tal vez tu discapacidad llegue a tal grado de no poder sentir ni eso. Te falta sentimiento, esa es tu discapacidad. En alguna etapa de tu vida cambiaste el sentir por el pensar en tu sentimiento y tu sensación, y dejaste de hacerlo. A duras penas sí eres capaz.

No lo echas de menos porque “ya no te duele”.

Estás sufriendo por una lucha entre tu interior y todo lo que tiene para que le des al mundo, y tu exterior intento por introducir cambios en todas las facetas. Cambios impuestos a partes de tu persona que no conoces como deberías ni comprendes, ni mucho menos aceptas… Pero que te han dicho que te sobran.

Esto parece una historia de esas con mal final.

Sigue leyendo

Filosofía LVEF: Conseguir sin Perseguir

Si bien esta idea tenía como argumento original el de ser una de las Armas Secretas que tengo puestas a vuestra disposición… Creo que mejor empezar una nueva serie (y ya veremos si termina necesitando una categoría propia).

Todo comienza con una duda que no dejáis de repetirme, so cansinos. Sí, rompiendo mi tónica de seriedad habitual, os diré que sois peor que un dolor de huevos con este tema.

El planteamiento más reciente de la consabida duda, sintetizado de los mensajes de un compañero que dejo en el anonimato a no ser que él diga otra cosa:

Dices que para tener chicas no hay que hacer nada; ¿entonces cómo conoces chicas? O bueno, más concreta la pregunta: ¿cómo haces para que tal o cual chica sepa de tu existencia si no te acercas a hablarle?

Conscientes como sois del tipo de persona que yo soy, que no os extrañe mi respuesta inicial a esta pregunta. Fue más o menos lo que sigue:

Digamos que soy una persona lo bastante notable como para que se sepa de mí sin que yo tenga que hacer ningún esfuerzo por darme a conocer. Me basta con interactuar con la gente como hacemos A DIARIO y no me preocupo de nada porque a quien le interesa seguir en contacto se preocupa de ello.

Haciendo un par de incisos, lo que ahí cuento es lo que llevo diciendo ni se sabe el tiempo: que relacionarse es una de las tendencias naturales del ser humano. Entonces, no se precisa de ningún esfuerzo especial para darse a conocer.

Y otra cosa que dejo ahí entre velos, es que particularmente prefiero ser una persona digna de ser conocida por los demás antes que preocuparme por intentar conocer o darme a conocer por el resto (de manera totalmente esforzada).

¿Qué quiero decir con esto? Pasa y te cuento.

Desde la base, estos aspectos son: Entorno, Conducta, Capacidad, Valores y Creencias, Identidad y Espiritualidad. Te dejo esta imagen para que puedas ver en ella todos los niveles sobre los que deberías incidir para ganar el autoconocimiento y la autoaceptación que te permitan practicar la autoafirmación o expresión de tu esencia personal. Lo que viene más abajo son procederes sencillos para guiarte e inspirarte en dicha labor.

Sigue leyendo

Sobre la efectividad y no efectividad

Tanto se ha dicho sobre el tema que yo personalmente he estado a puntito de callarme, pero resulta que como no se ha dicho nada que termine de gustarme… Hablaré.

Hay quien tiene la curiosa costumbre de considerar efectivo el hacer ciertas cosas para tratar de influir en la vida y obtener de ella los resultados que deseas. El por qué digo que es una curiosa costumbre, está claro… Luchar contra la aleatoriedad y el caos.

La más rabiosa de las expresiones de rebeldía del ser humano. Una rabia que se redirige, como era de esperar, hacia el propio sostenedor de la misma… Privándose así de la llamada efectividad, nada más y nada menos que en su búsqueda de la misma.

Lo has visto, no hay nada, de lo que tanto odi...
(Photo credit: Wikipedia) Sigue leyendo

Histoire de ma vie – De las relaciones con el mundo de la seducción y el desarrollo personal

Hoy me dispongo a transmitiros una dosis de mis propios recuerdos y experiencias.

Quiero sembrar en vosotros varias semillas de conocimiento.

Merecéis saber, que desde hace mucho tiempo… Hay personas desinformando, perjudicando y generando dependencias a otros que buscan cambiar sus vidas.

Pero, ¿por qué acuden estas personas a gente así? ¿No se dan cuenta de que son contraproducentes para ellos/as? ¿Les da igual? Tal vez se den cuenta de ello después de haber conocido a la persona detrás de la fachada, por el trato recibido… ¿Verdad?

Bueno, espero que estas líneas respondan muchas de esas preguntas, si no todas.

Si me vuelco un poco más en este texto… Tal vez te fecunde a distancia.

O salte de la pantalla para morderte un ojo… O donde caiga.

Mientras escribo estas palabras, en mi mente resuena el eco de miles de conversaciones a lo largo de los últimos años… Miles de conversaciones que tienen que ver con un mismo tema. Personas que, si bien no enteramente infelices, desoladas o perjudicadas (aunque algunas sí que haya), sienten que algo falta y algo sobra en sus vidas.

Personas que si bien pueden tener (o tenían en el momento) una vida rica y dichosa en ciertos aspectos, para ciertos otros llegaron a sentir como si la vida que estuvieran llevando fuese para otra persona. Personas que no se sienten plenamente realizadas en algún aspecto… La mayor parte de esas personas no tenían idea alguna de qué hacer, de qué decir, y por encima de todo eso, sus relaciones con el sexo opuesto estaban definidas a través de sus propias inseguridades, complejos y temores.

Mi camino destilando el elixir de mi propia esencia.

Mi camino destilando el elixir de mi propia esencia… Disfruta del relato.

Sigue leyendo