Para quienes me conocen y saben de mi como un referente de la naturalidad en la materia y un ejemplo a seguir en cuanto a ello, esta es una reflexión que obtuve el sábado por la noche leyendo en un hilo del foro Interacción Social una respuesta en la que me argumentaban a favor del uso de ciertos términos. Os pondré en antecedentes.

"Hay un juicio en mis pantalones y has sido convocada"

Esto no es más que mi apuesta por la claridad

A mi nunca me han gustado los términos, los esquemas y el material enlatado de la seducción estudiada. Es lo que peor veo, junto al tema de los reportes.

Hoy, me propongo contaros a todos por qué esto es así. No es un simple capricho ni desprecio por ideas ajenas.

Ambas cuestiones son increíblemente imprecisas

Demasiados términos mal enfocados, mal explicados o incorrectamente usados dan lugar a grandes malentendidos. Muchos de ellos están abiertos a lo subjetivo, y muchos otros a lo utópico o a lo suspicaz. Otros cuantos están ideados para ser una forma de designar a una clase de persona que en nada se diferencia de otra.  Pero quieren dar la sensación de que sí. Y con esto me refiero a los chorracrónimos tipo PUA, AVEN, MDLS y similares para unos y los tipo AFC, FRUSCO, TTF para otros.

¿Que para qué designar así las situaciones, los hechos y las personas?

Por tratar de abarcar lo inabarcable, para resumir.

En especial, en cuanto a las personas, para diferenciarlas entre sí; cuando la única diferencia sustancial es que hay dos tipos de personas en esto.

Tienes a los que hacen y los que no hacen por mejorar en sus relaciones sociales, en su ámbito emocional y su mundo interior, y crecer como personas.

Dentro de los que hacen tienes a los que prueban, curiosean, siguen su instinto; y descubren caminos para hacer las cosas a su manera y alineadas con su esencia. También entran dentro de los que hacen aquellos que logran un éxito de manera natural, y los que intentan cosas aunque les salgan mal.

Y dentro de los que no hacen, están simplemente los que no hacen nada por mejorar como personas ni por relacionarse; además de los que categorizan todo para intentar comprenderlo; y después, si acaso, actúan. Punto pelotero.

¿Para qué me sirve hablar de esto, preguntas?

No es que yo esté quisquilloso o demasiado puntilloso estos días, es simplemente que corre por ahí la creencia estúpida de que los naturales, no quieren ni saben transmitir una información que se les pide.

Pero muchos sabemos (y sí, me incluyo) que cuando decimos algo a cualquiera de los que intentan aprender; nos miran más raro incluso de lo que les miran a ellos mientras intentan (en teoría) aprender de nosotros y tomarnos como ejemplo

Porque quieren «hacer ingeniería inversa del don del natural» (o al menos eso dicen)…

Un poquito incoherente pues que, queriendo tomar ejemplo de un natural, se le contradiga siempre de la misma manera cuando quiere mostraros la naturalidad.

He hecho referencia a que yo mismo no uso términos y en el momento me dedico a fluir, a sentir, a experimentar, a dejarme llevar y a improvisar.

Fuera de esto, los términos pueden estar muy bien. PUEDEN. Pero la mayoría son inservibles, y son anatema.

Los conceptos se esfuman en cuanto tienes a una mujer (o un hombre, para las señoritas que nos acompañan) delante. De hecho, dejan de ser útiles por completo; salvo para una cosa: confundirnos y atascarnos.

Por qué no vale de nada hacer lecturas absurdas de la realidad

Lo simplificaré con una pregunta:

¿Quién no sabe de alguien que por pensar demasiado en aros y tests, en negas, en IDIs o cualquier cosa de esas; ha desperdiciado una ocasión flagrante por acabar sin saber ni su nombre?

Recuerdo claramente que hace años me partí la polla con los glosarios y con las rutinas. De hecho, me la sigo partiendo de vez en cuando.

Cualquier natural lo haría…

Y no sólo naturales, sino que casi toda la gente que ha visto libros de seducción «científica» y conoce a una persona naturalmente seductora, o que lo es… Se mea encima.

«No creo que haya nadie que necesite estas chorradas para aprender a ligar». Esa es una de las cosas que más oigo al respecto de lo que digo.

Y lo corean muy de cerca cosas como «¡Esto es una pedazo de frikada! Para tener algún rollo quizás valdrá; pero para algo serio, ya te digo que por los cojones»… Y otras en esa onda.

Para ser natural solamente tienes que seguir dos pasos

Y son 1) querer hacer las cosas bien, y 2) hacer las cosas bien. Ya está.

Es por eso que yo, aunque no puedo obligaros a nada, ni a usar los términos naturales que ya existen…

Como «seductor«: palabra que designa muy bien a «una persona acostumbrada al trato con el sexo opuesto y con habilidades sociales bien desarrolladas» desde siempre, de hecho.

U otros más correctos y adecuados al efecto de lo que se quiere contar o reflejar, como háptica, del griego hapto; que significa «relativo al tacto» para el contacto físico, por ejemplo.

¿Y todo esto para qué?

Como personalmente me gustaría transmitiros; me limito a comentar vuestro uso de las palabras para llamaros a la corrección y la claridad.

No puedo obligaros a nada, pero al menos puedo daros mi mensaje y confiar en que; si de verdad apreciáis la opinión de un natural, la tendréis en cuenta; en vez de desestimarla sin más por ir en contra de usar términos o desconfiar de los reportes.

Que esa es otra…

Un reporte de campo es una visión parcial y subjetiva de un evento dado.

Que es interpretada por otra visión subjetiva; correspondiente a la impresión de una mente ajena -y ausente de la experiencia- acerca del mismo. Eso es básicamente un reporte para mi.

Incompleto y muy carente de ciertos detalles necesarios para comprender de verdad. Aparte que puede ser totalmente falso.

Apelando a la moralidad y el espíritu de mejora de cada cual, podemos presuponer que «no se miente al reportar»…

Pero eso es todo, queridos amigos.

Solamente podemos suponer que la gente no quiere quedar bien y colgarse medallas. No hay garantías.

Aparte, todo el mundo tiende a contar la película según siente que le ha ido en ella.

Y voy a dejar ya el tema, que no me apetece discutir lo mismo en dos sitios diferentes. Si queréis naturalidad, tomadla; yo os la ofrezco libremente.

Pero al menos no me contradigáis tan categóricamente por contrariar vuestras ideas; porque eso desanima a cualquiera de charlar con vosotros. Así no me extraña que ningún natural quiera compartir sus ideas; y más aún con «estudiosos de la seducción».

En fin, reflexiones de sábado noche. El que quiera entender que entienda.

Sergio

Un anuncio para finalizar

Si BUSCAS MEJORAR COMO PERSONA O UNA PAREJA y no sabes por dónde comenzar; porque en tu día a día te encuentras con dudas acerca de las relaciones, el sexo, la vida en pareja, la comunicación con las mujeres, y en general cualquier cosa que a un tocapelotas, como tú y como yo, le pueda quitar el sueño…

En La Vida es Fluir puedes encontrar el fruto de trabajar siempre en una espiral de crecimiento muy fructífera y satisfactoria. Justo lo que tus necesidades demandan, y las mías hace tiempo. Puedes acudir a conocernos en nuestras quedadas. Y si te gusta lo que ves en nosotros…

Alégrate, porque hay algo para ti.

Ya están en marcha los Servicios de La Vida es Fluir, en las cuales encontrarás una gran ayuda y gente con tus mismas necesidades e inquietudes; de un modo perfectamente asequible, y totalmente a tu medida. Consulta y solicita información sin ningún compromiso.

Además me preocupé de elaborar mis propios libros y otros materiales… Sin venderte métodos, técnicas, esquemas y cosas raras de cojones; me he preocupado de reunir para ti las mejores herramientas y creencias, pensamientos, ideas y puntos de vista. Todo lo que necesitas para mejorar como persona en un amplio abanico de aspectos mentales, emocionales y sociales.

De forma realista, sin falsas promesas de éxito instantáneo.

Todo lo necesario para que como la gravedad… Lo único que te haga falta, sea un pequeño empujón.

Por Sergio Melich

Pedagogo por la Universidad Complutense de Madrid. Comunicador y mentor por vocación. Experto en Comunidades Virtuales. Autor de las webs La Vida es Fluir (mi blog) y Comunidad Fluyendo.

Aventurero y Heartist (una persona comprometida a vivir, crear y obrar con cabeza, corazón y conciencia). Escribo sobre el Buen Vivir: autoaprendizaje, estilo de vida, habilidades sociales, relaciones y más. Puedes contactarme por redes sociales y contarme tu caso. =)

2 respuestas a «El «san Benito» de los Naturales»

Coincido plenamente contigo. Tengo que admitir que cuando empecé en esto de la Seducción (es decir, plantarme en frente de chicas desconocidas para atraerlas) devoraba libros a diestro y siniestro. Me quedaba con cada término, y memorizaba cada rutina. Pero luego, en el «campo de batalla», me era imposible aplicarlo. Cuando llegaba el momento de iniciar la interacción, olvidaba lo aprendido, y me dejaba guiar por ella. Mi conclusión es que la mejor forma de conocer a una chica es, precisamente eso, dejarse guiar por ella. Cómo suena. ¿Quieres aprender de las mujeres?, pues haz que ellas sean tus maestras. Un saludo.

Yo abogo por esta pregunta metafórica: si quieres ser natural deberás empezar por plantar semillas en tu interior para q crezcan libremente sin contaminación externa, de nada sirve replantar árboles nada más q para adornar un paisaje. Un saludo.

¡Comentar es sexy! Deja tu aporte. =)